Para los militares debe ser el Gobierno quien coordine la protección civil  :   
 Les preocupa la transferencias a las autonomías. 
 ABC.    01/09/1983.  Página: 18. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

NACIONAL

JUEVES 1-9-83

Para los militares debe ser el Gobierno quien coordine la protección civil

Les preocupa las transferencias a las autonomías

Madrid. Efe

Un grupo de expertos civiles y militares, a instancias del Centro Superior de Estudios de la Defensa

Nacional, ha elaborado un informe en el que tras resaltar la inadecuada legislación que sobre protección

civil existe en nuestro país, reclama para la Administración del Estado la capacidad supervisora de la

normativa sobre defensa civil de modo que se evite todo posible conflicto de competencias con las

Comunidades autónomas. A este respecto, el documento resalta la necesidad de coordinación que existe

en el contexto del Estado de las autonomías de la defensa civil no militar. La Comisión de expertos

considera, asimismo, que es aconsejable adoptar un dispositivo similar al de la OTAN en materia de

defensa civil para llenar «el vacío constitucional que se detecta en España en la regulación de

emergencias y situaciones de defensa nacional». Las inundaciones del norte de España han mostrado la

excelente disposición de las instituciones del Estado, tanto centrales como autonómicas, para resolver

situaciones de emergencia, pero carecen de un soporte legal adecuado que enmarque las actuaciones.

El informe de los expertos, Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional, indica el carácter

«global» de los conflictos y catástrofes modernas y las misiones que, al igual que en la OTAN, habría que

garantizar en su caso: Continuidad del Gobierno, central y local, promulgación de la legislación para

casos de emergencia, control y protección de la economía, uso de los medios de transporte,

abastecimiento de energía, materias primas y de la producción industrial y agrícola, reparto equitativo de

alimentos y medios esenciales para la vida, disponer de mano de obra, protección de la población,

existencia de refugios antiatómicos y bacteriológicos, orden público, salud pública, servicios médicos y

hospitales y comunicaciones. El documento, elaborado por el seminario de defensa civil del Instituto de

Estudios Estratégicos, se titula «La defensa civil en España y la OTAN: cuestiones que se plantean ante el

supuesto de participación de España en la Organización del Tratado de Atlántico Norte». Con

independencia de la participación o no en la OTAN, los expertos estiman necesaria una mayor

coordinación civil-militar a nivel central y territorial, con asignación de sus misiones respectivas y cauces

de colaboración. «Especial tratamiento legislativo —dice el texto— debe tener la coordinación territorial

en el contexto del "Estado de las autonomías" en la defensa civil no militar (por ejemplo, inundaciones).

Advierte la Comisión de expertos que uno de los campos en el que se detecta mayor retraso es el de la

coordinación y movilización de recursos para la defensa: el cómo y dónde obtener energía, petróleo,

mano de obra, sanidad, alimentación, etcétera. Critican los expertos la omisión constitucional y de leyes

orgánicas del prinicipio elemental y primordial de que las FAS y el propio Estado deben "asegurar" en lo

posible la supervivencia de la nación y de sus habitantes y, luego, su independencia, soberanía, unidad e

integridad.» Recuerda la Comisión que España ha sido Siempre un país de «resistencia», lo que conlleva

una descentralización de las zonas de defensa, con diversos escalonamientos hasta el nivel comarcal.

De cara a la política interior es recomendable —dicen los expertos— la asunción de los temas de

protección civil por el Ministerio del Interior

Consejo nacional de defensa civil

Para la organización de la defensa civil aconsejan encuadrar el órgano ejecutor de la defensa civil entre

los directamente adscritos al presidente de Gobierno o integrantes del llamado «Ministerio de la

Presidencia». Para ello, proponen un consejo nacional de Defensa Civil con funciones de carácter

deliberante y decisorio en su ámbito de competencia y, en general, para asesorar y proponer medidas a los

restantes órganos responsables en la materia. El Consejo Nacional de Defensa Civil estaría subordinado

únicamente al Gobierno y a su presidente, que podría presidirlo en su caso, o en su defecto, el

vicepresidente si lo hubiera, o los ministros de Defensa o Interior, articulándose en el marco de sus

funciones los restantes Ministerios y organismos encargados de las distintas áreas de la defensa civil, y en

general, de todas las Administraciones públicas y demás organizaciones relacionadas con las materias de

su competencia.

 

< Volver