Autor: López- Bravo de Castro, Gregorio. 
   López Bravo: opinión sobre el divorcio     
 
 Pueblo.    19/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

LÓPEZ BRAVO: OPINIÓN SOBRE EL DIVORCIO

Don Gregorio López Bravo, recientemente aludido en un comentario aparecido en las páginas de

PUEBLO, nos envía sobre el tema del divorcio una extensa carta, que requiere tratamiento de articulo,

dada la personalidad del comunicante y la importancia del tema.

Dice asi el señor López Bravo en su texto:

Querido director:

En el diario que diriges, bajo el título «El divorcio no debe ser banderín de enganche» (PUEBLO, 14

febrero 1977), se alude a una reciente intervención mía («Estabilidad social y divorcio», «ABC», 16

enero 1977) sobre las razones de orden ético y social por las que me opongo a la solución divorcista. Sin

ánimo de molestar a ningún «experto, permíteme hacer ciertas precisiones.

En el artículo referido me muestro partidario de los «valores que, al mismo tiempo que elevan al

individuo, refuerzan la sociedad integrada, viva y pluralista que todos deseamos». Para mí, y entiendo que

para muchos españoles, el matrimonio indisoluble garantiza la estabilidad de la familia y, en

consecuencia, la estabilidad y el progreso social. No deja de causarme cierta extrañeza el hecho de que a

la expresión de unas convicciones tan profundas y claras a la vez se le haya calificado de extemporánea,

frivola y ligera. A falta de más razones, me inclino a pensar que determinados divorcistas atentan contra

el derecho básico, que por naturaleza a todos nos correspondo, de ser tratados con un mínimo respeto.

¿Quién estará dispuesto a aceptar las «profundas soluciones» de quien viola derecho tan fundamental para

la convivencia?

Podría adjuntarte una enumeración de artículos divorcistas como muestra de las innumerables veces que

unas pocas personas. —casi siempre las mismas— han aparecido en los medios de opinión pública; pero

respeto mucho tu tiempo. No obstante, esto es un índice de probabilidad para el lector: cuando encuentre

un artículo —o programa de R.TV. E.— a favor del divorcio, tiene grandes posibilidades de acertar quién

es el autor. En todos ellos se repiten los mismos seudoargumentos que se vertieron en las campañas..pro.,

divorcio en los países que ya lo han admitido en su ordenamiento jurídico. ¿Qué dicen ahora los que pro-

movieron el divorcio en esos países?

En mi anterior artículo expuse varios ejemplos de actitudes de «vuelta» a la convicción de que el

matrimonio indisoluble es fundamental para la sociedad. Recientemente, en un programa de Radio

Intercontinental de Madrid, se decía que la revista italiana «Panorama», portavoz del divorcio antes de

que lo aprobaran, se dedica ahora a publicar encuestas en las que un 71,5 por 100 de los entrevistados

señalan que la fidelidad en el matrimonio es «una cuestión indispensable» para la buena marcha de la

sociedad y de la familia. Y acababa diciendo el comentaristas «A lo mejor no vale la pena esperar a que

aprueben el divorcio para empezar a defender la fidelidad en el matrimonio. Es cuestión de vista.»

También estos «expertos» proclamaban, antes, que el matrimonio padecía una grave crisis; yo creo que no

es tan grave, aunque sea muy aguda en quienes ´quieren divorciarse.

Mi intervención en este asunto, tan legítima como la de cualquier otro ciudadano, está motivada por la

perplejidad que me produce el hecho de que, aun disponiendo la experiencia de las consecuencias

antisociales del divorcio, haya quienes propugnen esa falsa solución. Sería lamentable dar ese paso fatal y

retrógrado.

Agradeciendo de antemano la publicación de estas líneas, te envía un cordial abrazo

Gregorio LÓPEZ BRAVO

 

< Volver