Elecciones gallegas. 
 Galicia, desfavorecida por la industria, centra su economía en el sector primario     
 
 ABC.    25/11/1985.  Página: 27. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

LUNES 25-11 –85

A B C / 27

Elecciones gallegas

Galicia, desfavorecida por la industria, centra su economía en el sector primario

Se intenta potenciar a las empresas conserveras

Madrid. Servicio de Documentación

Galicia, la más atlántica de las regiones españolas, tiene una economía anclada en el sector primario, al

verse desfavorecida por la industria. Sus hombres de empresa intentan potenciar el sector agroalimentario

y ven grandes posibilidades de desarrollo en la minería y de las fuentes de energía. Destaca el alza del

turismo y la industria textil, sobre todo la moda.

La Comunidad Autónoma gallega ocupa una extensión de 29.434 kilómetros cuadrados, con una zona

marítima de 1.309 kilómetros cuadrados de costa bañada por el océano Atlántico; su situación periférica y

su difícil acceso vial con el resto de España han sido una de las causas que han determinado su

aislamiento.

La economía gallega está anclada en e! sector primario, el cual está desigualmente desarrollado y al que

se dedica el 46,6 por 100 de la población, seguido del 29,1 por 100 del sector servicios, el 14,3 por 100

del sector industrial y el 6,9 por 100 dedicado a la construcción.

Desde el punto de vista de la estructura socioeconómica, el sector agrario es el más importante de la

Comunidad Autónoma. Sin embargo, la pequeña dimensión de las explotaciones y el elevado grado de

parcelación provocan que buena parte de la producción se encamine hacia el autoconsumo.

Por otro lado, y a pesar de la riqueza de tos terrenos dedicados a prados y pastizales, son escasas las

explotaciones ganaderas. Sin embargo, este sector tiene mucha importancia, y por parte de los

agricultores gallegos se dedica una especial atención a los productos de forraje. Otro de los sectores que

tradicionalmente ha tenido y tiene gran importancia es el sector lácteo; en Galicia se ha alcanzado la

cantidad de 14.743.460 hectolitros, lo que supone el 24,8 por 100 del total nacional.

Gozan también de importancia cuantitativa y económica las explotaciones de ganado bovino, porcino,

ovino, caprino y las granjas avícolas; estas últimas superan el 10 por 100 de la producción nacional.

Según el consejero de Economía y Hacienda del anterior Gobierno de la Junta de Galicia, Jaime Trebolle,

existen varios objetivos que el plan económico gallego ha detallado en su último informe.

Plan económico

Jaime Trebolle enumera dichos objetivos de la siguiente manera: «En primer lugar, es necesario una

modernización de las estructuras agrarias; en segundo lugar, hay que lograr el mercado del uso de las

tierras, para lo cual es necesaria una concentración parcelaria bajo criterios económicos; luego sería

imprescindible una ordenación y protección del medio rural. También es nuestro empeño -continúa

diciendo- fomentar las cooperativas y las asociaciones de productores, mediante la divulgación, la

formación y las ayudas financieras. En este sentido, el consejero de Agricultura Pesca y Alimentación del

anterior Gobierno de la Junta de Galicia, Fernando Garrifo Valenzuela, señala que su Departamento ha

creado 14 programas con el fin de ayudar a la agricultura y !a pesca a superar el reto de la adhesión a la

CEE; por ello y unido a lo que antes mencionaba el consejero de Economía, se ha establecido una serie de

ayudas para la mejora de las explotaciones agrario-piscícolas de Galicia, lo que supone una inversión de

4.500 millones de pesetas.

El sector pesquero es muy importante para Galicia y está en íntima relación con el número de empleos, la

industria conservera, la construcción naval y el comercio. En la Comunidad Autónoma gallega existe una

clara y distante diferenciación técnico-económica entre la pesca de altura y de bajura; mientras la primera

está dotada con barcos modernos y equipados con tecnología adecuada que le permite competir en el

mercado internacional, la pesca de bajura, de litoral y marisqueo.

• La tasa de paro es del 13,4 por 100

arrastra graves problemas de modernización y sus flotas están obsoletas.

Desde el punto de vista industrial, Galicia se ha configurado como una zona desfavorecida y sólo

marginalmente industrializada.

Según el presidente de los empresarios de Galicia, Pablo Rodríguez Mantiñán, lo que se intenta es

potenciar el sector agroalimentario (conservas vegetales, cárnicas, pescado, lácteos y vinícola). «También

-añade- existen grandes posibilidades de desarrollo de los sectores minero y energético. Así como es de

destacar el alza del turismo, el textil y, fundamentalmente, la moda.»

Aproximadamente 20,000 personas están relacionadas con este último sector. La propia Administración

autonómica apoya este sector de una forma preferente, de tal manera que 121 millones de pesetas han

sido dedicadas a la promoción de la moda por parte de la Junta.

El presidente de los empresarios de Galicia comenta que en estos momentos existen una serie de

industrias como son las dedicadas a la fruticultura y la horticultura, que están desarrollando una

producción que se sale de lo tradicionalmente cultivado en Galicia. En este sentido, se están dedicando

grandes extensiones de terreno al cultivo del «kiwi», de las setas y de la fresa, así como proliferan las

granjas de conejos, visón y zorro. También están alcanzando gran importancia los cultivos de flores,

fundamentalmente rosas, claveles y camelias. Esta última es considerada la flor gallega por excelencia y

sus plantaciones en Pontevedra gozan de un gran prestigio dentro del sector.

Desde el punto de vista del empleo, Galicia posee una población activa be 1.143.000 personas, una

población ocupada de 990.000 y un desempleo de 153.000; asimismo posee una tasa de paro del 13,4 por

100.

La Comunidad gallega es una de las regiones que menos índice de paro registra, pero la reducción de este

índice exigirá la creación de unos 45.000 nuevos empleos en el período 1986-1988. En estos momentos

los graves problemas derivados de la reconversión naval supondrán inevitablemente un incremento

considerable de la tasa de paro en Galicia.

 

< Volver