Autor: H. V. L.. 
   Hay que pensar en los hijos     
 
 Pueblo.    15/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

HAY QUE PENSAR EN LOS HIJOS

Señor director:

No soy partidario del divorcio, pero tampoco estoy en contra de que se legisle una ley que lo regule, pues

comprendo que la vida en común se hace, a veces, insoportable para los cónyuges.

Pero el matrimonio es algo más que la unión carnal de dos personas de distinto sexo. Es la fragua de la

vida que forja a los hijos, con la bendición de Dios. Y ello hace que se superen disgustos y querellas, que

sean un freno en la separación de los padres.

Por eso si al divorcio cuando el matrimonio no pueda salvarse, pero si hay hijos, piensen mucho en ellos

antes de tomar una determinación extrema. Este es mi caso, por lo que mi consejo tiene un valor.

Con afecto le saluda.

H. V. L,

Zamora.

 

< Volver