Autor: López Sancho, Lorenzo (ISIDRO). 
   Zenón en España     
 
 ABC.    26/11/1985.  Página: 18. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

ZENON EN ESPAÑA

Solo para no decir que Coalición Popular ha ganado las elecciones autonómicas en Galicia, un

gran diario titula que «Fraga no consigue la mayoría absoluta» y si, más por lo bajinis, admite

luego «la victoria de Coalición Popular sin mayoría absoluta», está lejos todavía de considerar

que haya habido «un fracaso socialista» como otro punto del panorama afirmativo sostiene.

Mientras a aquel lado de la barricada informativa se dice que «decenas de miles de personas»

asistieron a la manifestación conmemorativa de Franco, al otro lado -zona templada- se explica

que desfilaron «varios centenares de miles de personas»; la Delegación del Gobierno sostiene

que los manifestantes eran cincuenta mil, y los organizadores del festejo conmemorativo

hablan del millón.

Manes de Zenón de Elea, aquel ingeniosísimo filósofo que negaba la realidad del movimiento y

nos embarulló por los siglos de los siglos al sostener que el veloz Aquiles jamás podría

alcanzar a la lenta tortuga. Si hubiera estado el domingo en Madrid hubiera disfrutado de lo

lindo comprobando como en el siglo de la informática todavía prospera lo que Stuart Mill, según

el paradójico Borges, llamaba la falacia de la confusión.

Cuando ya no nos cuentan los acontecimientos, sino que los vemos en la era de lo

audiovisual, la falacia de confusión nos impide enterarnos si ganó o no ganó Fraga, si los

gallegos le dieron un curripé a Guerra, si los manifestantes eran cuatro gatos o muchos más

que los que se levantaron en toda España un famoso 18 de julio de 1936.

No se sabe nada, querido Zenón. Aquí no es que todo sea del color del cristal; es que los

cristales o están sucios o son deformantes como los espejos curvos del Callejón del Gato en

que tanto miraba las cosas del país don Ramón del Valle-lnclán.

Todavía recuerdo aquella manifestación contra Franco, en defensa de Grimau, que vi en París

por los años sesenta. Un directivo PC del servicio de orden me informó que cuando la apretada

multitud llegaba desde la plaza de la Republique al lugar de Chateau d´Eau, donde estaba el

Comité socialista, había doscientos cincuenta mil manifestantes. Ni el cuarentañismo ni la joven

democracia han aprendido aquí a cubicar los escenarios. Ni los partidos políticos han

renunciado a barajar caprichosamente las cifras electorales.

La consecuencia es que hasta que no nos dan con el rodillo en la sesera no nos enteramos de

que creíamos que iban a ganar las derechas, pero hemos ganado tos socialistas, o hasta que

no aparece Coalición Galega no averiguamos cuantos gallegos votaban centro, cuenta

relativamente fácil de sacar si se suman a los escaños ganados por CP los ganados por el

PSOE.

En el fondo resulta que todavía penden las cosas del voto postal, ya que en Pontevedra CP

sólo perdió por 73 votos su escaño 35. Como diría Borges, «un pedacito de niebla griega» se

ha sumado a la niebla galaica que digo yo. Fernández Albor es el que tiene más diputados y

eso no hay niebla que lo tape. Recordemos que José Luis Álvarez también tenía más votos que

Tierno para la alcaldía de Madrid.

Lorenzo LÓPEZ SANCHO

 

< Volver