Autor: Diego, Enrique de. 
   AP tendrá que acelerar la estrategia de moderación y coordinación con los afines     
 
 ABC.    26/11/1985.  Página: 19. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

AP tendrá que acelerar la estrategia de moderación y coordinación con los afines

Madrid. E. de D.

Coalición Popular cerrará filas en torno a Manuel Fraga y dedicará buena parte de sus esfuerzos a

promocionar su imagen moderada, de aquí a las elecciones generales. Los resultados de Galicia permiten

-en opinión de los estrategas de Alianza Popular- observar el futuro con esperanza, pero exige que se

hagan esfuerzos mayores para una mayor apertura de la Coalición y la búsqueda de una estrategia más

amplia. Alfonso Osorio ya indicó en la noche electoral que no habría ningún proceso de discusión sobre

el liderazgo.

Probablemente se inciden, en breve, diálogos o negociaciones con los llamados grupos afines. Las

expectativas no son, ciertamente, optimistas, según indican fuentes del Grupo Popular.

Junto a la reafirmación de la necesidad de optar por una coordinación de las fuerzas del centro y la

derecha, los comicios gallegos confirman la existencia de un espacio moderado en la zona centrada, y de

la necesidad que la alternativa tiene de ganarse esa franja.

La tesis de moderar actitudes, que ya se estableció con anterioridad al debate del Estado de la Nación,

gana fuerza. La difícil búsqueda entre una crítica dura en el fondo y moderada en la forma al Gobierno, se

ha puesto ya sobre las mesas de la sede de Alianza Popular. También se impone la necesidad de una

mayor coordinación con los otros partidos de la Coalición y fomentar la captación de un número mayor

de hombres con la etiqueta de «centro». Es un esfuerzo que le corresponde, especialmente, al Partido

Demócrata Popular, de Osear Alzaga, que deberá tener una mayor participación en las futuras elecciones,

o bien andaluzas o ya andaluzas y generales, como apuntan algunos dirigentes socialistas.

El tiempo impone una aceleración de la estrategia a seguir. El primer «round» fuerte será el próximo

debate parlamentario sobre la OTAN. En ese debate, la oposición se juega tanto como el Gobierno. La

postura es clara: es una cuestión interna del PSOE y se buscará la inhibición, pero la batalla fundamental

se va a dar en la imagen que se transita y en la capacidad para dejar al Gobierno solo.

 

< Volver