Autor: R. O.. 
   Incomprensión e inmisericordia (contra la ley del Divorcio)     
 
 Pueblo.    16/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

NCOMPRENSIQN E INMISERICORDIA (contra la ley del Divorcio)

En algunas de las cartas de los que se manifiestan en contra de la implantación del divorcio en España se

observa mucho de incomprensión y de inmisericordia.

¿Qué temen estos señores" si tan "seguros están de su matrimonio? ¿Por qué, tratan de impedir qué los

«matrimonios rotos» puedan acogerse a esta ley? ¿Creerán acaso qué van a divorciarse todos? Si todos

pensáramos así también- habríamos de vaticinar que con la ley que despenaliza el juego, dentro de poco

tiempo, todos los españoles ´nos habremos convertido en empedernidos jugadores.

Tendría que reconocerse la razón a los contrarios a la ley de Divorcio si en nuestro pais el matrimonio

civil fuese reconocido por sí solo: es decir, que éste no estuviese supeditado a la celebración del canónico.

No es asi, y mientras siga esta forma de legalizar el matrimonio, los católico-practicantes tendremos que

sentir sobre nuestras conciencias el hecho de haber «obligado» a hacer el «sacrilegio» del sacramento del

matrimonio a personas que jamás sintieron la necesidad de congraciarse con Dios.

La implantación del divorcio, en España sería una puerta abierta para que los miles de parejas que

hipócritamente y ante-la sociedad «escogieron» el sacramento del matrimonio—canónico—obligado

pudieran rectificar o, en el mejor de los casos, ratificarse.

Ya es hora de qué acabemos con las imposiciones Seamos capaces de demostrar los Católicos que nuestra

fe no se basa en su imposición, sino en todo lo que posee de atractiva y verdadera

Agradeciéndole su publicación, saludóle atentamente,

R. Ó.

D. N. L 20.S53.1S3 Madrid

 

< Volver