Autor: García Rivas, Ana. 
   Tirar la piedra y esconder la mano     
 
 Diario 16.    14/10/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Tirar la piedra y esconder la mano

A. G. R.

El traído y llevado tema de los debates televisivos entre Felipe González y algún otro líder político va

camino de convertirse en el cuento del pastor, el lobo y las ovejas. Que si al final llega, además de

comerse Jas ovejas, van a tener que regalar los vídeos en la cola del pan para que se entere la gente.

Los periódicos dicen que Felipe se tendrá que merendar a Leopoldo ante los micrófonos de una radio

privada, porque las cámaras de televisión no están por la labor. En Televisión sólo saben que no saben

nada, porque a ellos no les han comunicado por ningún conducto que alguien quiera debatirse y ahora el

líder del PSOE le ha contado a un periódico que vale una emisora de radio, pero en un estadio, ante

20.000 personas. O sea, que aquí no se debate ni Dios.

El problema es viejo. Hace cuatro años, Felipe se pasó unas cuantas jornadas pidiendo a voz en cuello un

debate público con Suárez, cuando el futuro duque estaba en el machito de los votos, y nunca lo

consiguió. Igual estrategia emplea ahora el triunfante socialista, la conocida táctica de tirar la piedra y

esconder la mano.

 

< Volver