Elecciones 82. Según Alfonso Guerra. 
 "Los que piden un debate a Felipe sólo quieren ganar notoriedad"     
 
 ABC.    14/10/1982.  Página: 30. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

«Los que piden un debate a Felipe sólo quieren ganar notoriedad»

MADRID. «Estamos asistiendo a un verdadero carrusel de propuestas de debate. Está claro

que todos quieren enfrentarse a Felipe para ganar notoriedad a costa del que ya la tiene. No

tenemos inconveniente en aceptarlos; ahora bien, que se racionalicen las peticiones, porque si

no estaríamos en un cara a cara permanente», dijo ayer el vicesecretario general del PSOE,

Alfonso Guerra, en una reunión informativa en la que hizo un balance de la primera semana de

campaña electoral.

Guerra, más moderado que de costumbre, no desperdició, sin embargo, las ocasiones que se

le presentaron para fustigar a sus más directos competidores. Del debate Felipe

GonzálezCalyo-Sotelo dijo que debería realizarse ante las cámaras de televisión, y no en la

radio, «para que el país no se perdiera ninguno de los primeros planos que ofrece el presidente

del Gobierno».

Dijo también el vicesecretario del PSOE que conocía el contenido de los boletines hechos pú-

blicos por CEIM, la patronal madrileña, y «se alegró» de que en esta ocasión los empresarios

«no mantengan el estilo cavernícola aplicado en la campaña andaluza. No nos molestan sus

opiniones porque más que restarnos votos nos desviarán alguno».

«En la primera semana —añadió Guerra— la campaña ha sido muy positiva para el PSOE.»

Respecto a encuestas, el viernes tendrá el PSOE en la mano una que ha encargado

recientemente y que parece viene a confirmar los datos manejados en los últimos días: la

indecisión alcanza todavía a un tercio del electorado, y del resto, el 33 por 100 se muestra

favorable a votar a los socialistas.

Manuel Fraga y Santiago Carrillo también fueron blanco en esta ocasión de las críticas del líder

del PSOE. Respecto al primero, dijo que se ha convertido «en una especie de psiquiatra de los

golpistas, al intentar entenderlos», y que corre el peligro «de acabar con la misma

enfermedad». Apuntó también que si el PSOE obtuviera la mayoría suficiente para gobernar,

«la oposición debería demostrar el mismo sentido de responsabilidad que hemos tenido

nosotros.

De las ofertas de Santiago Carrillo para llegar a un «frente democrático», señaló que es «un

hombre cargado de grosería electoral, con argumentos de vía estrecha». Guerra concluyó

insistiendo en la «debilidad del Gobierno con los golpistas» y la necesidad de descubrir la

trama civil, que «es la única que financia y alienta a algunos sectores involucionistas.

 

< Volver