Elecciones 82. Mediante una sentencia contra el acuerdo de la Junta Electoral Provincial. 
 Tejero, proclamado candidato a las elecciones por la Audiencia territorial     
 
 ABC.    15/10/1982.  Página: 28. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Mediante una sentencia contra el acuerdo de la Junta Electoral Provincial

Tejero, proclamado candidato a las elecciones por la Audiencia Territorial

MADRID. El teniente coronel Tejero, uno de los principales implicados en los sucesos del 23-F,

se presentará, definitivamente, a las elecciones generales del 28 de octubre, en el primer

puesto de la candidatura al Congreso por Madrid del partido Solidaridad Española. La

Audiencia Territorial le proclamó ayer candidato mediante una sentencia, en la que se estima el

recurso contra la decisión de la Junta Electoral de Madrid que lo había excluido de las listas.

El fallo de la sentencia de la Sala Tercera de lo Contencioso-administrativo, hecho público ayer,

señala, textualmente, que «estimado el recurso contencioso-electoral interpuesto, en nombre

de Solidaridad Española, contra el acuerdo de la Junta Electoral Provincial de Madrid que

excluyó de la candidatura presentada por dicho partido al Congreso de los Diputados al

candidato número uno de la lista, don Antonio Tejero Molina, declaramos la invalidez de su

exclusión y consiguientemente proclamamos al mismo como candidato al Congreso de los

Diputados con el número uno de la lista presentada por dicho partido». En el fallo se manda

también que la sentencia sea comunicada a la Junta Electoral de Madrid para que la lista sea

rectificada.

Como se sabe, la Junta Electoral había desestimado la candidatura del teniente coronel Tejero

al considerar que continuaba siendo militar en activo (y, por tanto, sujeto a inelegibilidad), ya

que el Ministerio de Defensa ¡e había denegado su pase a la situación de retirado solicitada por

el teniente coronel. La Audiencia Territorial, por el contrario, estima, en los considerandos de la

sentencia, que el pase a la situación de retirado es una materia estrictamente reglamentada y

no existe ningún condicionante legal que impida al interesado pasar a la situación de retirado.

Se cita en la sentencia el artículo 9.4 del real decreto 706/1977, que señala que una vez

presentada la solicitud de pase a tas situaciones de retirado y situación especial se entenderá

concedido el pase a (a nueva situación al efecto de poder ejercer las actividades, cargos o

inclusión en candidaturas de carácter político o sindical sin incurrir en responsabilidad. En

resumen, la sentencia concluye que Tejero Molina pasó a la situación de retirado a petición

propia, «en la fecha en que interesó el pase a esta situación administrativa».

La sentencia no se pronunció sobre si Tejero disfruta o no de la plenitud de sus derechos polí-

ticos en su condición de condenado por el Consejo Supremo de Justicia Militar, ya que ni la

Junta Electoral ni el riscal se habían cuestionado este extremo como causa de inelegibilidad,

puesto que la sentencia recaída sobre Tejero no es firme.

Fuentes jurídicas estimaban ayer que el Gobierno no podrá recurrir contra la sentencia de la

Audiencia Territorial. Según el actual decreto-ley que rige la normativa electoral contra la

sentencia de la Sala de (o Contencioso-administrativo «no procederá recurso alguno, ordinario

ni extraordinario, salvo el de aclaración dentro del día siguiente a la notificación de la misma».

Este recurso puede ser planteado no sólo por el Gobierno, sino también por cualquiera de las

fuerzas políticas que han presentado candidaturas a las elecciones.. En cualquier caso, su

utilización sería casi puramente testimonial, ya que no puede cuestionar el contenido de la

sentencia. Su único alcance es el de solicitar explicaciones sobre determinados aspectos del

texto para su mejor comprensión y detener la ejecutoriedad de ía setencia hasta tanto no se

formulen Jas aclaraciones solicitadas.

En algunos medios se especulaba ayer con la posibilidad de que el Gobierno naga uso de este

recurso. Fuentes oficiales consultadas por este periódico ni confirmaron ni desmintieron tal

hipótesis.

 

< Volver