Elecciones 82.Tertulia electoral en Abc. La mayoría de los partidos reconocen un avance en la lucha contra ETA. 
 Terrorismo y golpismo, doble factor de inseguridad     
 
 ABC.    15/10/1982.  Página: 31-32. Páginas: 2. Párrafos: 15. 

Tertulia electoral

La mayoría de los partidos reconocen un avance en la lucha contra ETA

Terrorismo y golpismo, doble factor de inseguridad

La coincidencia entre los participantes de la cuarta tertulia electoral de ABC fue, con excepción de AP-

PDP, unánime: la seguridad ciudadana fia mejorado en los últimos meses, el terrorismo pierde cada día

más e/, apoyo de las distintas capas sociales y aparece un nuevo factor de inquietud que ha contribuido a

incrementar el miedo de la población: los intentos golpis-tas e involucionistas* La discrepancia aparece,

lógicamente, en los distintos métodos que los partidos políticos ofrecen para devolver a nuestras calles la

seguridad y la paz.

Tras la escueta presentación de sus programas por parte de los representantes políticos, tos fenómenos

terroristas y golpistas se llevaron la mayor parte del debate. Cuatro formaciones —UCD, PSOE, PCE y

CDS— coincidieron en destacar que la seguridad ciudadana ha mejorado ostensiblemente en los últimos

meses gracias a la labor de las Fuerzas de Seguridad del Estado y a una mayor información y claridad

sobre (os hechos de cara a la opinión pública. El ponente de ta coalición AP-PDP, José María Ruiz

Gallardón, puso en duda que el terrorismo hubiera disminuido y acusó al Gobierno de UCD de

inoperancia en materia de orden público en los cinco últimos años. Hizo también responsable al Gabinete

de unas medidas políticas que dieron como resultado el extrañamiento de terroristas españoles a otros

países, con dinero público, «que han vuelto luego a nuestro país para cometer más asesinatos».

Para resolver el problema de las libertades y la seguridad en el País Vasco, el representante de AP-PDP

insistió en la necesidad de aplicar, en situaciones excepcionales, medidas extraordinarias —

concretamente el estado de excepción— que contempla nuestro marco constitucional. A esta postura se

opusieron frontalmente el resto de los intervinientes por considerar que es ineficaz y que se ponen en

peligro los derechos y libertades de una gran masa de la población que no comulga con el ideario etarra.

En este punto la polémica más tensa se desató entre Juan José Rosón, ministro del Interior, y el abogado

Ruiz Gallardón, de AP. Para Rosón no es justo desconocer el alto grado de eficacia desarrollada hasta

ahora por las Fuerzas de Segundad del Estado.

Tanto el profesor Jiménez de Parga, del CDS, como Carlos Sanjuán, del PSOE, y Lorenzo Hernández, del

PCE, coincidieron con el representante de UCD en rechazar la aplicación de esas medidas, que lo único

que harían —aseguraron— sería contribuir a incrementar la inseguridad ciudadana y a recortar los

derechos y libertades de un amplio espectro de la población.

D REGRESO DE TERRORISTAS

A preguntas de la viuda de un militar asesinado por ETA, Juan José Rosón, ministro del Interior, justificó

las medidas aplicadas recientemente para el regreso a España de un numeroso grupo de ex militantes de

ETA poIítico-militar (VIl Asamblea) en el sentido de que los Tribunales no han encontrado en tos su-

marios correspondientes «delitos de sangre, muertos o heridos», y de ahí la posibilidad que ahora se les

brinda de reinsertarse en la sociedad. «Puedo asegurar —apuntó el ministro— que algún etarra no podrá

volver a Esparta, pues sobre él pesan delitos que los

La mesa

JUAN JOSÉ ROSÓN PÉREZ (Becerreá, Lugo, 25-IX-32). Economista Perteneciente al Cuerpo de

Intervención Militar. Técnico en programación y producción de Radio y Televisión. En noviembre de

1976 fue nombrado gobernador civil de Madrid. Desde mayo de 1980 es ministro del Interior. Número

tres en las listas de UCD para el Congreso de los Diputados por Madrid.

MANUEL JIMÉNEZ DE PARGA (Granada, 9-IV-1929). Abogado. Catedrático de Derecho Político de

la Universidad Complutense de Madrid. Ex ministro de Trabajo y ex embajador en la Organización

Internacional de Trabajo (OIT), en Ginebra. Miembro del Comité Nacional del CDS y número uno en sus

listas para el Congreso por Alicante.

JOSÉ MARÍA RUIZ GALLARDÓN

(Madrid, 2-V-1927). Abogado. En las elecciones de 1979 no alcanzó escaño (fue cuarto en Coalición

Democrática por Madrid), número uno en las listas de la coalición AP-PDP para el Congreso por Zamora.

CARLOS SANJUÁN DE LA ROCHA (Zaragoza, 10-1-1938). Abogado. Primer secretario en la agrupa-

ción socialista malagueña. En la anterior legislatura fue secretario segundo de la Comisión de Defensa

Nacional y miembro en las Comisiones de Administración Territorial e Interior. Número dos en las listas

del PSOE para el Congreso por Málaga.

LORENZO HERNÁNDEZ JIMÉNEZ

(Moriñigo, Salamanca, 4-VII-1945). Es ingeniero técnico industrial y licenciado en Ciencias Políticas. Es

vicepresidente de la Diputación y miembro del Comité regional. Se presenta en la candidatura del PCE

como senador primero por Madrid.

Tribunales consideran motivo de enjuiciamiento. Y esos no volverán.» Rosón también insistió en que el

Gobierno no ha negociado en absoluto con la organización etarra, sino con un partido, legal y respetuoso

con las leyes, para coordinar estas medidas políticas.

Donde sí hubo unanimidad es en las fórmulas que desde Interior se ha aplicado en la lucha antiterrorista

y, concretamente, la creación del Mando Único para la Lucha Contraterrorista, cuya fórmula se está

comenzando a aplicar en otros países de Europa occidental. También se resaltó la importancia de los

servicios de información y la necesidad de utilizar los avances informáticos por parte de las Fuerzas de

Seguridad, teniendo como techo el respeto a las libertades fundamentales de los ciudadanos que establece

la Constitución.

D EL GOLPISMO

El golpismo centró también gran parte del debate. En este caso todos los intervinientes coincidieron en

condenar e! «aventurismo de algunos sectores involucionistas», aunque la polémica se desató en torno a

la reciente intervención del líder de Alianza Popular, Manuel Fraga, en la reunión de la Diputación

Permanente del Congreso de los Diputados el pasado lunes. Lorenzo Hernández, del PCE, pidió a AP que

se posicionara con toda firmeza contra el golpismo. A UCD pidió que sacara a la luz antes del 28-O toda

la trama militar y civil para asegurar al ciudadano su derecho al voto. Tanto él como los representantes

del PSOE y CDS mantuvieron que no hay aún seguridades de que el proceso electoral que culmina el

próximo día 28 pueda concluir.

En este sentido, Juan José Rosón dijo que se podía haber equivocado al detener ahora a una serie de

personas en lugar de investigar en profundidad para llegar al final de la trama. «Pero —señaló— es la

primera vez que podíamos hacernos con una serie de documentos comprometedores para los golpistas.

Tenemos el hilo —dijo— para llegar al final del ovillo.» Insistió en que había que transmitir, además,

serenidad a la sociedad, porque el miedo hace el caldo gordo a los involucionistas. «Hemos llegado a

tiempo —concluyó— para evitar una nueva fantasmada.»

El representante de AP-PDP, Ruiz Gallardón, contestó a sus interlocutores afirmando que es intolerable

que se diga que Fraga no ha condenado el golpismo. «Lo ha condenado tres veces, y no una, ante la

Diputación del Congreso. Fraga —dijo— sólo reflexionó sobre la ¡dea de cómo unos hombres pueden

faltar a su juramento a la bandera y a la patria», para insistir en que el golpismo no puede ser utilizado

como instrumento electoralista. «Sólo hay un poder —dijo—: el que emana del pueblo. Ahora bien, los

Ejércitos deben asegurar la sagrada unidad de España. De golpistas no tenemos absolutamente nada.»

Al hilo de la lucha contra la delincuencia, surgió en el debate el funcionamiento de la Administración de

Justicia, a la que todos reconocieron su falta de medios, escasamente compensada por la labor y el

sacrificio de magistrados y funcionarios. El profesor Jiménez de Parga planteó la necesidad de que la

Justicia se convierta realmente en un poder independiente y autónomo, y consideró una aberración la

existencia de un Ministerio de Justicia, cuando lo que debe existir en su opinión es un Departamento que

coordine las acciones del Gobierno con la Judicatura.

D LA GARANTÍA DE LAS LIBERTADES

Respecto a las libertades públicas y derechos fundamentales, la coincidencia fue también básica. Para el

representante del PSOE hay que desterrar la idea de que la libertad genera desorden, y la democracia,

inseguridad. En su programa se postula la defensa de todas las libertades públicas e individuales,

«removiendo los obstáculos que se oponen a ellas y desarrollando el mandato constitucional». Al

plantearse el tema de la libertad de expresión, ratificó su idea de potenciar la televisión estatal para que

llegue a todos y plantearse a quién beneficia la televisión privada.

El portavoz del PCE acusó al partido en el Gobierno de no haber resuelto los problemas surgidos en el

terreno de las libertades y planteó el «relevo en la dirección del país» como única fórmula para

profundizar en el desarrollo de los derechos fundamentales.

Juan José Rosón, por su parte, discrepó de los planteamientos de los partidos de izquierda sobre el tema

de la TV privada y mantuvo que la fórmula actual revela que no es posible una TV coherente y objetiva y

que ha provocado una ruptura del monopolio.

¿Cuáles son las fórmulas, pues, para conseguir un nivel óptimo de seguridad ciudadana y desarrollo de las

libertades más primarias? Aquí de nuevo hubo coincidencia en la mayoría de los ponentes. Para Jiménez

de Parga, del CDS, hay que transmitir a los ciudadanos una sensación psicológica de que está realmente

protegido. Para ello propuso un pacto de Estado de todas las fuerzas políticas. Lorenzo Hernández, del

PCE, hizo un llamamiento a la colaboración ciudadana y también sugirió la creación de un frente

democrático, pues, en su opinión, un partido solo no resuelve los graves problemas que tiene el país.

Para Ruiz Gallardón hay un sentimiento generalizado de que en España no se puede vivir hoy. E insistió

en la oportunidad de adoptar en País Vasco esas medidas excepcionales que devuelvan la tranquilidad al

país.

Carlos Sanjuán, del PSOE, insistió en que, además del apoyo social a las FOP, hay que relanzar las

medidas políticas, sociales y policiales, evitando la descoordinación entre los distintos Cuerpos de

Seguridad. Por último, Juan José Rosón, por UCD, propuso también una mayor rapidez y eficacia de la

Justicia, pues sin ello la seguridad es insuficiente. Se extendió en el análisis de la prevención Como

origen de numerosos actos delictivos, y propuso una mentalización social sobre el tema del orden público,

«pues el Estado solo —concluyó— no puede resolver los problemas. Lo importante contra el terrorismo y

el golpismo es lo que haga el ciudadano de a pie».

ABC

 

< Volver