Autor: Lafora, Victoria. 
 Elecciones 82. El líder comunista, montado en "Josefina", llegó a Córdoba. 
 Carrillo: "Ha llegado el momento de decir no a los poderes fácticos"     
 
 Diario 16.    16/10/1982.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

El líder comunista, montado en «Josefina», llegó a Córdoba

Carrillo: «Ha llegado el momento de decir no a los poderes lácticos»

Córdoba: Victoria LAFORA, enviada especial

«Ha llegado el momento de decir no a los poderes fácticos en este país y de ponerlos en su sitio, ya que

las fuerzas democráticas unidas son un poder mayor que el de los poderes tácticos», dijo ayer Santiago

Carrillo con los restos que le quedaban de voz, tras quince días de campaña, en Córdoba.

El líder comunista había llegado a la terminal de Barajas sobre las 3,30 de la

tarde para embarcar en el pequeño reactor que le está sirviendo de vehículo en su campaña electoral. Los

usuarios del puente aéreo vieron con curiosidad pasar tras los cristales de la sala de espera al líder del

PCE que, seguido de un escaso número de periodistas, se dirigía hacia la avioneta que, por cierto, tiene

escrito en el morro el romántico nombre de «Josefina II».

Y, a bordo del «Josefina», llegamos a Córdoba con una temperatura primaveral y un líder que permaneció

durante todo el vuelo en el más absoluto mutismo, reservando su castigada garganta para el mitin en la

plaza de la Corredera.

«Rallies»

Hay que destacar en este periodo electoral del secretario general comunista el curioso procedimiento utili-

zado para trasladarle desde los aeropuertos a los hoteles. Es así: militantes del PCE se presentan en el ae-

ropuerto y con sus coches particulares hacen de «chóferes» improvisados de la comitiva. Algún periodista

se quejaba de los alardes automovilísticos de estos «chóferes», que habían corrido verdaderos «rallies»

con Santiago Carrillo a bordo.

El candidato Kindelán esperaba al pie de la avioneta y acompañó a Carrillo en su recorrido cordobés.

Como era de esperar, el alcalde comunista de Córdoba, Julio Anguila, organizó una recepción en el

Ayuntamiento a su líder antes de que diera comienzo el mitin.

Carrillo repitió en una rueda de prensa sus acusaciones contra el PSOE y volvió a sacar a relucir el fa-

moso informe sobre estrategia electoral que ha llegado a sus manos. «Felipe pasará, yo pasaré, pero los

trabajadores comunistas y socialistas tendrán que entenderse. Felipe me ha dedicado injurias que no pare-

cen adecuadas para un

hombre que está en el umbral de la Moncloa.»

También hizo mención secretario del PCE a la encuesta encargada por su partido que «ha sido hecha por

profesionales que no conocían que esta encuesta era para el Partido Comunista». La encuesta da un

ascenso de tres puntos al PCE, en relación con la inclinación de voto de hace un mes. «Con lo que —dijo

Carrillo— nos situamos muy cerca del voto de 1979.»

Según estos datos el PSOE habría sufrido un descenso pero que no haría peligrar su anunciada mayoría

absoluta; mientras UCD y el CDS se encontrarían en la situación más baja imaginable.

Con respecto a Fraga, últimamente objetivo predilecto de los dardos verbales del secretario comunista,

Carril/o dijo: «Fraga ha dicho que si hubiera ministros comunistas en el Gobierno él estaría en un campo

de concentración.

 

< Volver