Autor: Fernández-Rúa Plasencia, José María . 
 Elecciones 82. El líder centrista comenzó ayer su campaña en Andalucía. 
 Lavilla destaca en Almería la necesidad de defender la constitución     
 
 ABC.    17/10/1982.  Página: 31. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Elecciones 82

El líder centrista comenzó ayer su campaña en Andalucía

Lavilla destaca en Almería la necesidad de defender la Constitución

ALMERÍA (José María Fernández-Rúa, enviado especial). A medida que transcurre la campaña electoral,

Landelino Lavilla se siente más seguro de sí mismo. Al hacer una valoración de su presencia en

Andalucía —sin olvidar que todavía tiene que pasar por Cádiz y por Sevilla—, al líder centrista no se le

puede negar el esfuerzo personal que lleva a cabo. Reconoce los fallos de su partido, hace crítica

constructiva de Alianza Popular y de los socialistas, sin calificativos personales hacia los líderes de estas

formaciones, mientras lanza el mensaje de que el programa electoral centrista, el suyo, es el mejor para

España.

Lavilla ha vuelto a insistir aquí´, en Almería, ante un auditorio integrado por más de 3.000 personas

llegadas desde diversos puntos de la provincia, en sus conocidos planteamientos de lo que es Unión de

Centro Democrático en estos momentos y de la necesidad que tiene España de este partido. En esta

ocasión, Lavilla ha estado acompañado del titular de la cartera de Industria y candidato al Congreso por

esta provincia, Ignacio Bayón, junto con el también candidato a senador por UCD José Fernández

Alemán, y Emilio Contreras, ex gobernador civil de Avila y de Santander, y que también concurre a estos

comicios en representación del partido actualmente en el Gobierno.

Emilio Contreras ha acusado a los socialistas, al igual que el presidente de la Diputación de Almería, José

Fernández Revuelta, de practicar una política de doble rostro, y recordó al auditorio que Unión de Centro

Democrático —junto con las demás fuerzas políticas con representación parlamentaria— tuvo un papel

muy importante para traer la libertad y la democracia a España.

Ignacio Bayón, que por fin se decidió a presentarse como candidato al Congreso por Almería, pronunció

un discurso mitinero en el que utilizó como baza importante los acuerdos adoptados en el último Consejo

de Ministros y que inciden de forma muy especial en Andalucía. Bayón ha demostrado, ante un público

ferviente y deseoso de aplaudir a sus líderes, que conoce no solamente aquellos temas relacionados con su

Departamento ministerial sino que es sensible de igual forma a los planteamientos políticos que hacen

mella en el hombre de la calle. Con un tono perfectamente comprensible, Ignacio Bayón citó versos de

Machado para mezclarlos con la importancia que el agua tiene para Almería y las realidades que hasta el

momento han llevado a cabo los distintos Gobiernos de Unión de Centro Democrático. El ministro de

Industria y candidato al Congreso también ha tenido palabras para criticar las promesas de Alianza

Popular y del PSOE y afirmó que el programa político de UCD se basa en dos objetivos principales: la

consolidación de la democracia y la lucha contra el paro.

Landelino Lavilla, casi afónico, aunque realizando enormes esfuerzos por ofrecer una modulación

comprensible, se dirigió al público para, una vez más, subrayar que Unión de Centro Democrático ha

sufrido dolorosa-mente un proceso de decantación pero «se ha purificado. «Y bien idos —añadiólos que

se han marchado a otros partidos. Ningún líder de ayer, de hoy, ni de mañana podrá pensar que se puede

ir del partido y llevarse la esencia de UCD.» Se refería, aunque sin mencionarlo, al ex presidente del

Gobierno Adolfo Suárez. Estas palabras provocaron entusiasmo entre los asistentes al acto electoral.

Lavilla, que continuamente dirigía su mirada al lugar donde ocupaba un sitio su esposa, posiblemente

para adivinar en su rostro si sus palabras eran comprensibles en el auditorio, atacó, como viene ya siendo

habitual en actos precedentes, tos programas electorales del partido socialista y de Alianza Popular. El

líder centrista hizo una defensa a ultranza de la Constitución y dedicó especiales palabras para recordar

que es obligación de todos los españoles el mantenerla y respetarla en sus justos términos.

También Lavilla obtuvo un nutrido aplauso cuando se refirió a los atentados terroristas y a las intentonas

golpistas. Sus palabras fueron las siguientes: «Ni los atentados terroristas ni las intentonas golpistas,

desacreditadas en las Fuerzas Armadas, podrán sustituir la opción del pueblo español a votar libremente

el próximo día 28.»

Pero Landelino Lavilla hizo más adelante una crítica más dura que en anteriores ocasiones contra Alianza

Popular, al señalar que ha mostrado una actitud en general de recelo respecto def sistema constitucional.

Los socialistas también fueron objetivo de sus palabras cuando el líder centrista afirmó que el programa

del PSOE está maquillado por la moderación para tratar de atraerse al electorado del centro.

Antes de que comenzara el acto electoral, Lavilla celebró una rueda de Prensa con los periodistas locales,

y uno de ellos le preguntó cómo era posible querer gobernar un país con los brazos cruzados, refiriéndose

al cartel electoral que está utilizando Unión de Centro Democrático con la imagen de su presidente.

Landelino Lavilla contestó que de la misma manera que aparecen en otros carteles electorales un líder

flotando entre las nubes y el cerebro cortado de otro por exigencias de composición del propio cartel

electoral, con claras referencias, aunque sin nombrarlos, a Felipe González y a Manuel Fraga Iri-barne,

respectivamente.

Hoy, por la mañana, Landelino Lavilla se desplazará a Cádiz para asistir a otro acto electoral, y cerrará su

campaña por tierras andaluzas en Sevilla. Quizá sea esta ciudad la que más problemas le presente, ya que

tanto Felipe González como Manuel Fraga han cosechado éxitos importantes al pasar por allí. No

obstante, los organizadores del viaje del presidente de la UCD parece que no quieren que Landelino

Lavilla haga recorridos por diversas calles, y se limite únicamente a participar en un acto mitinero.

 

< Volver