Autor: Palicio, Antonio. 
 Elecciones 82. Calvo-Sotelo hace campaña en Asturias. 
 "El programa del cambio es el que ofrece UCD"     
 
 ABC.    17/10/1982.  Página: 32. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Calvo-Sotelo hace campaña en Asturias

«El programa del cambio es el que ofrece UCD»

OVIEDO (Palicio, corresponsal). «No hay peligro de golpismo. Los últimos acontecimientos han

dejado bien a las claras que los servicios de información del Ejército funcionan y que los jefes

militares están en su inmensa mayoría en contra de cualquier golpe y que acatan la

Constitución y obedecen al Gobierno», señaló ayer Leopoldo Calvo-Sotelo en la capital

asturiana, con motivo de la visita que realizó a la región para apoyar la campaña electoral de su

partido.

En el curso de una rueda de Prensa anaHzó también su estancia al frente del Gobierno y dijo

que no dejaba «nada debajo de la alfombra para el Gobierno que viniera detrás», y que su

gestión había sido clara y transparente.

En relación con el fallido golpe de Estado del 27 de octubre, Calvo-Sotelo afirmó: «Aunque

Fraga con su habitual dulzura invite a comprender a los golpistas, es imposible que yo pueda

aceptar esto.» Respecto a las coaliciones después de las elecciones dijo que era muy

prematuro hablar de ello, y apuntó la necesidad de que el próximo Gobierno salido de las urnas

estuviera apoyado en una amplia mayoría.

El presidente del Gobierno criticó los programas de AP y PSOE en materia económica. De

Fraga dijo que lo que intentaba con la reducción de impuestos ya lo había intentado Reagan en

Estados Unidos y había fracasado. De los socialistas, que las promesas no se tienen en pie,

pues al incrementar el gasto económico aumentaba el paro y la inflación. Más adelante añadió

que el programa de cambio era el de UCD.

También se refirió a la candidatura de Solidaridad Española, de la que dijo «nadie se puede

sorprender que el Gobierno tome todas las medidas a su alcance para impedir que quien entró

con una pistola en la mano en el Congreso pretenda hacerlo ahora con los votos». Y añadió

«que si estuviera dentro de la legalidad vigente no dudaría en aplicar la disolución de

Solidaridad Española».

Finalmente se mostró dispuesto a un debate con Felipe González «cómo y donde quiera, pero

en el mismo debe tratarse, además de la política del Gobierno, la desarrollada por la oposición

y el programa de los socialistas».

 

< Volver