El ministro don José Luis Villar Palasí, en Tribuna TV. 
 Educación y Ciencia tiene que pasar de departamento burocrático a gerencial     
 
 Nuevo Diario.    26/11/1968.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

El ministro don José Luis Villar Palasí, en «Tribuna TV»

>>Educación y Ciencia tiene que pasar de departamento burocrático a gerencial»

"Educación y Ciencia tiene que pasar de un Departamento burocrático a un departamento gerencial", ha

afirmado ayer en "Tribuna TV" el ministro don José Luis Villar Palasí. Lo más importante de sus

declaraciones, relativas a la reforma general de la enseñanza y sus conexiones con el II Plan de

Desarrollo, queda resumido de la forma siguiente:

La sociedad ha empezado a darse cuenta, al fin, de que el mejor patrimonio que puede dejarse a las

generaciones futuras es el de una cultura a la vez científica y humanista.

Este problema cuantitativo ha subrayado claramente dos puntos fundamentales:

1.° Que la estructura del mismo Ministerio tiene que sufrir una profunda transformación, porqué tiene que

pasar dé un Departamento burocrático á un Departamento gerencial.

2.° El peso de los números y de la cantidad pone de relieve los defectos de calidad del sistema educativo,

que aparecen ahora , con toda su crudeza.

ESTRUCTURA

Esta estructura,deficiente podría de un modo sintético expresarla en un doble aspecto, vertical y

horizontal En el aspecto vertical, la Enseñanza hay que concebirla como un proceso continuo educativo,

en la vida de cada hombre, pero tal como hoy está planteada la legislación sobre la misma, muestra una

configuración absolutamente discontinua.

Por de pronto, la Enseñanza Primaria, la Me-: horizontal. En el aspecto vertical, la enseñanza hay dia, la

universitaria y la profesional son objeto de diferentes leyes de. fechas, distintas, con mentalidades

divergentes, dando así la; impresión dé que cada norma ´ ha pretendido resolver su problema conforme

este problema parcial ha hecho su aparición. Esta pérdida de continuidad y de concepción unitaria del

sistema educativo es, sin duda, la causa de numerosas distorsiones: la excesiva mortalidad estudiantil, por

llamarlo así, gráficamente, a lo largo de la Enseñanza Media; la crisis del llamado curso preuniversitario y

la prueba de madurez, a cuya supresión me parece que nadie va a objetar.

Con todo, no se trata de sustituir unos planes de estudio por otros, sino de hacer que el sistema educativo

tenga su propio proceso de autocorrección, expansión y perfeccionamiento.

En el Plan de Desarrollo se´ contienen objetivos importantes para el próximo cuatrienio y se preconiza,

además, una reforma del sistema educativo, que está siendo ya objeto por. parte del Ministerio de un

´éstüdip profundo "que permita elaborar Una ley General dé la ´Educación. La enseñanza tiene: que

´concebirse ´ de un modó coordinado y conjunto, de tal modo que la formación profesional no cierre las

puertas ´a la Enseñanza Media´ y Superior, ni sea concebible como un túnel tan negro en el que no haya

otra salida que ;la profesión especializada que se enseña.

Esta situaqión pugna con cualquier sentido de justicia, en una sociedad dinámica en la que es previsible el

cambio de profesiones. Algo totalmente insólito o imprevisible hace cincuenta años. Hay que salvar el

abismo que hoy separa la formación profesional y la Enseñanza Media y Superior, técnica y,

universitaria, y no basta para, ello un complicado sistema de convalidaciones.

II –PLAN

Entiendo que la trama íntima del Plan, ,su propia filosofía, favorece, eh la medida de; lo posible y en lo

exigible al Estado, la iniciación de esta nueva marcha que nos proponemos.

En estos términos quisiera hacer la conclusión como una especie de convocatoria: la; dé trabar los cauces

de un sistema educativo que, por su flexibilidad, su polivalencia y su universalidad, permitan a la

juventud futura, sin ningún tipo de coacción, superar la, formación humana de las generaciones que les

hemos precedido y ésta es la gran tarea de todos.

 

< Volver