Cortes. Comenzó el dictamen de la enseñanza universitaria. 
 El bachillerato tendrá treinta y tres horas lectivas semanales     
 
 Madrid.    25/04/1970.  Páginas: 1. Párrafos: 33. 

Cortes

Comenzó el dictamen de la enseñanza universitaria

El bachillerato tendrá treinta y tres horas lectivas semanales

La Comisión de Educación de las Cortes Españolas dictaminó ayer tarde cuatro artículos del proyecto de

ley General de Educación y (mandamiento de la reforma educativa: los tres últimos de la sección

Bachillerato y el primero de la sección Educación universitaria, con lo que el número de artículos

aprobados desde que se iniciaron los debates asciende a 30.

Una vez aprobado el articulo 27 el señor Santos Eomero propugnó en el 28 que constara específicamente

en la ley la necesidad de que todo el profesorado de los centros no estatales fuera titulado, para acabar así

con el "curanderismo" en la enseñanza.

La Ponencia se mostró de acuerdo con el señor Santos, pero señaló que esa especificación correspondía

más bien al artículo 95, lo cual fue aceptado por el procurador enmendante.

Se suscitó a continuación un debate sobre el lugar en que se verificarían los exámenes de los alumnos de

centros no estatales habilitados, acerca de lo cual el texto proponía el propio centro.

La Ponencia aceptó los argumentos de algunos procuradores que opinaban que sería conveniente que

estos exámenes no se realizaran en el propio centro; pero cuando se iba a proceder a la votación pidió la

palabra el señor Lostau, quien defendió que los exámenes se celebraran en el propio centro, con lo que se

quitarían a los alumnos las molestias de traslado y la carga sicológica de rendir cuentas en un lugar

extraño.

Alumnos libres

Otro debate se originó a propósito de si se debían tener en cuenta o no los trabajos realizados por los

alumnos libres durante el año.

La Ponencia manifestó su referencia particular por estos alumnos, que significaban la posibilidad de que

alguien pudiera estudiar en su casa, gracias a los medios de comunicación que hoy se poseen.

Insistió el señor Serrats en que hoy, sobre todo en las zonas rurales, hay muchos alumnos que no tienen

otro remedio que ser "libres", lo cual debía tenerse en cuenta.

Pluralismo en a Universidad

Pidió en primer lugar la palabra el señor Escudero Rueda, quien estimó necesario que se añadiera a este

primer artículo, sobre los fines de la educación universitaria, la formación sociopolítica. Opinó que era

necesario llevar a la Universidad ina interpretación pluralista de la política en el campo del saber y que

después se establecieran los cauces de acción para ese pluralismo.

EL señor Suárez indicó, a su vez, su preocupación por el hecho de que en el texto ofrecido por la

Ponencia se señalara que era finalidad de la Universidad "preparar a los profesionales que requiere el

país". Opinó que no es éste el espíritu de la ley, sino que la Universidad debía formar a todos ios que

pudiera en lugar de limitarse a las necesidades del país.

¿ Es pluralista la sociedad?

Contestó a estos dos procuradores por la Ponencia el señor Muñoz Alonso, quien dijo que el problema

que planteaba e1 señor Escudero era de fondo, porque da por supuesto que i sociedad es pluralista. Señaló

que la Universidad debe ser el reflejo de la sociedad y que no se podía incluir lo que proponía el señor

Escudero.

Respecto a la intervención de don Fernando Suárez, dijo que el verbo requerir no significa en modo

alguno clausurar. Se trata, según, el señor Muñoz Alonso, de ampliar al límite todas las posibilidades.

En un segundo turno de oradores, el señor Escudero se mostró de acuerdo con las observaciones del señor

Muñoz Alonso, expresando que lo que él había pretendido era que de la Comisión saliera una actitud

Propuso una moción al Gobierno, que el señor Batlle Vázquez, presidente de la Comisión, estimó no

procedente.

A continuacion, el señor Suárez González señaló que la interpretación de esta ley será de conjunto y

tendrá asidero lo que se dice de "profesionales que requiera el país". Añadió que se ha atacado a la ley

desde muchos bancos. "Algunos han llegado a decir que este proyecto de ley está aJ servicio del

capitalismo del país, y como no es cierto, tenemos que demostrar a quienes le atacan que, efectivamente,

no está al servicio del capitalismo."

Felicitación

Por su parte, el doctor Lafuente Chaos propugnó una legislación especial para las enseñanzas de

Medicina, proponiendo que se facultara a esto respecto al Ministerio de Educación y Ciencia, oídas las

Facultades de Medicina de toda España.

El señor García Garrido observó que esto que se solicitaba para Medicina podrían pedirlo también las

demás Facultades, coa lo que el artículo entonces carecería de sentido.

Después de un debate en que no se llegó a ningún acuerdo, el señor Suárez González pidió al presidente

de la Comisión que levantara la misma, señalando el señor Batlle Vázquez que no procedía. Volvió a

insistir el señor Díaz Llanos, alegando que era una cuestión muy importante y no se perdía nada con

levantar la sesión, aceptando este argumento el señor Batlle.

Una vez levantada la sesión, pasadas las nueve y media de la noche, el presidente propuso la lectura de

una carta enviada por la Embajada norteamericana, en la que agradecía la deferencia que había tenido la

Comisión de Educación, al felicitar a la Embajada y, a través de ella, a los Estados Unidos, por la feliz

llegada de los astronautas de la nave "Apolo XIII".— Europa Press.

TEXTOS APROBADOS

Artículo 27

1. La acción docente en el Bachillerato deberá concebirse como una dirección del aprendizaje del

alumno y no como una enseñanza centrada exclusivamente en la explicación de la materia.

Tenderá a despertar y fomentar en el alumno la iniciativa; la originalidad y la aptitud creadora. A

estos efectos, se 1e adiestrará en técnicas de trabajo intelectual, tanto individual como en

equipo.

2. Los métodos de enseñanza serán predominante mente activos, matizados de acuerdo con el sexo,

y tenderán a la educación personalizada.

3. Loa programas de las distintas materias comprenderán un contenido básico, sus aplicaciones

prácticas y el análisis de un tema concreto, propuesta por el propio alumno, bajo la tutoría, del

profesor.

4. Los programas y orientaciones pedagógicas para el Bachillerato que no hayan sido establecidos

por el Ministerio de Educación y Ciencia necesitarán la previa aprobación del mismo, oídos los

Organismos competentes.

5. £1 trabajo escolar del alumno preceptivo, para el desarrollo total de las áreas y actividades educativas

no podrá exceder de treinta y tres horas semanales.

Artículo 28

1. En los centros estatales y en los no estatales homologados, a que se refiere el artículo 95, la va I o r a

c i ón del aprovechamiento del alumno en cada curso del Bachillerato se realizará mediante una

calificación conjunta efectuada por todos los profesores del mismo.

2. Los alumnos de dichos centros que no alcanzaren el nivel mínimo exigible en todo o en parte de

las materias que integran cada curso podrán someterse a pruebas de suficiencia en las mismas,

realizadas en el propio centro, superadas las cuales podrán pasar al curso siguiente.

3. En los centros no estatales habilitados a que se refiere el citado artículo 95 la valoración del

aprovechamiento de los alumnos se hará mediante una prueba de curso, que se verificará en la forma

que reglamentariamente se determine ante un Tribunal mixto integrado por profesores del centro y

profesores de centros estatales, teniendo en cuenta el rendimiento de los alumnos durante el curso.

4. La valoración de los alumnos de enseñanza libre se hará mediante pruebas de fin de curso que se

efectuarán en centros estatales en la forma que reglamentariamente se establezca.

5. Los alumnos que no superen las pruebas de suficiencia _ quedarán obligados a repetir el curso, pero

si las deficiencias de aprovechamiento se redujeran a una o dos materias, podrán efectuar una nueva

recuperación, en la forma que reglamentariamente se establezca.

Artículo 29

El título de bachiller se otorgará por el Ministerio de Educación y Ciencia al término de este nivel

educativo, habilitará para el acceso a la formación profesional de segundo grado y permitirá seguir el

curso de orientación universitaria.

Artículo 30

La educación universitaria tiene por finalidad:

1. Completar la formación integral de la juventud, preparar a los profesionales que requiere el

país y atender al perfeccionamiento en ejercicio de los mismos, de acuerdo con el artículo primero de

la presente ley.

2. Fomentar el progreso cultural, desarrollar la investigación en todos los niveles con libre

obietividad y formar a los científicos y educadores.

3. Contribuir al perfeccionamiento del sistema educativo nacional, así como al desarrollo social y

económico del país.

 

< Volver