Autor: Romero, José Luis. 
 El Libro Blanco, a examen. 
 ¿Un millón de niños sin escuela?     
 
 Madrid.    17/03/1969.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

1 ¿Un millón de niños sin escuela?

Por José Luis Romero

El hecho más importante, por lo inusitado, del reciente Libro Blanco de Educación es que invita al

hombre de la calle a que envíe sus opiniones y críticas constructivas para que el esquema legislativo que

resulte contenga un epítome de esas críticas.

Quisiera aportar mi modesta "contestación" a ese esfuerzo colectivo. Dejaré a un lado los elogios para

meterme en los recovecos problemáticos, siguiendo con ello el propio ejemplo del Libro Blanco. Si el

color elegido por el Libro significa algo, menester será que entre todos pongamos en cuarentena datos e

interpretaciones, enfoques y conclusiones.

He aquí el primer fallo. Faltan apéndices estadísticos suficientes, estudios previos que habría que tener ya

realizados, y el tratamiento de los datos que en él se contienen es a veces ligero. Esta falta es tanto más

notable cuando lo que se pretende es una planificación social a largo plazo de nuestro sistema de

enseñanza.

ENSEÑANZA PRIMARIA

La afirmación de que la enseñanza primaria constituye el problema educativo más importante que tiene

planteado nuestro país, no creo que sorprenda a nadie. Pero ocurre que en los últimos años, tanto el

ministerio de Educación y Ciencia como la mayoría de los investigadores, se han interesado en mayor

medida por la enseñanza media y superior, relegando la primaria a un segundo plano (1). En el año 1967,

según cálculos basados en datos del I. N. E., existían nada menos que 655.972 niños sin escolarizar entre

seis y trece años, cifra, por otra parte, bastante superior a la dada por el Libro Blanco para el curso, 1966-

67. He aquí los datos con detalle:

Estimación basada en datos del Plan de Desarrollo

1965-06

Libro Blanco 1966-67

Estimación basada en datos del I.N.E.

1967

G r u p o s de edad (ambos inclusive). 6-13 años 6-13 años 6-13 años

Población en edad

escolar...... ... 4.534.297 4.584.972 4.624.959

Alumnos matriculados en e n s eñanza primaria. 3.260.492 3.541.474 3.380.218

Alumnos de 6-13 años matriculados en otras enseñanzas ............ 588.769 482.570 588.769

Total escolarización

6-13 años ...... 3.849.261. 4.024.044 3.968.987

Tasas de escolaridad ............ 88 % 88 % 86 %

Total niños sin escolarizar...... ... 685.036 560.928 655.972

La matrícula real de seis a catorce y más años en la escuela primaria según la "Estadística de la enseñanza

primaria curso 1966-67" del I. N. E. es de 3.380.218 y de 3.541.474 en el Libro Blanco. Además, en la

cifra del Libro Blanco parecen incluirse 66.653 niños de catorce y más años, que lógicamente no deberían

contabilizarse en la escolaridad obligatoria, pues ésta abarca de seis a trece años. Si descontamos esta

cifra del número de niños matriculados y le sumamos la diferencia entre niños matriculados y asistencia

real de niños a la escuela, que según datos basados en el I. N. E. supone un 10 por 100 de la matrícula, el

total de niños sin escolarizar sobrepasa el millón: exactamente 1.043.745.

SE AVANZO POCO

Sí problema de la enseñanza primaria, como vemos, no es, por tanto, tan halagüeño contó parece

deducirse del hecho de que tengamos una escolaridad obligatoria hasta los catorce años. Si pensamos que

en el año 1877, es decir, hace casi un siglo, había dos millones de niños sin escolarizar para los criterios

de entonces y lo comparamos con los dalos actuales, la conclusión lógica es que no parece que hayamos

´avanzado mucho. Lo del "atraso secular" no es una frase.

A pesar de todo, la situación ha supuesto una mejora en los últimos años si tenemos en cuenta que en

1958 había todavía un millón y medio de niños entre seis y trece años sin escuela. La cifra se reduce a

1.153.417 al inicio del I Plan de Desarrollo y queda, como decimos,, en 1.043.745 al final del mismo. A

este paso necesitaremos dos o tres Planes de Desarrollo para cumplir con la Ley. El Libro Blanco nos ha

señalado la urgencia de esta tarea nacional.

Pero donde el panorama es realmente alarmante es en la etapa preescolar (de dos a cinco años, ambos

inclusive), como señala el mismo Libro Blanco. Sólo uno de cada cuatro niños en ese período acude a una

institución educativa. Exactamente en el año 1967 existían 612.040 niños de cuatro y cinco años sin

escolarizar, y prácticamente toda la población, de dos y tres años, ya que sólo asistían a algún centro

educativo 18.000 niños, de un total de 1.190,000 niños en esa edad.

COSTO DE LA ESCOLARIZACIÓN

En el caso de que empezáramos a exigir escuela a los cuatro años y nos contentáramos con el modesto

objetivo de que los niños no la abandonaran hasta los trece cumplidos, tendríamos entre 1.133.000 niños y

1.655.120 que habría que proveer de aulas, bancos, libros y maestros. De entrada sólo las nuevas unidades

escolares para contener esos niños (unas 40.000, más o menos) costarían la friolera de unos 16.000

millones de pesetas (a 400.000 pesetas por unidad). Esta cifra se acerca dramáticamente a la

presupuestada anualmente para todo el ministerio y todas las enseñanzas. La pregunta es: ¿se ha pensado

realmente en 16 que costaría poner en práctica los ideales que se desprenden del Libro Blanco?

(1) Ya «n el;I Informe de F. O. E. S. S. A. se decía: "...he aquí otro dato más que se añade al hecho

fundamental de que es la escuela primaria una de las piezas que falla en nuestra maquinaria educativa."

Fundación F. O. E. S. S. A.: "Informe sociológico sobre la situación social de España" (Madrid.

Euramérica, 1966), pág. 165.

 

< Volver