El señor Rubio y García Mina acepta, en representación del Estado, el códice del Poema del Cid donado por la Fundación Juan March  :   
 Lo entregó en nombre de la citada entidad don Juan March Servera. 
 ABC.    21/12/1960.  Página: 85-87. Páginas: 3. Párrafos: 20. 

ABC. MIÉRCOLES 21 DE DICIEMBRE DE 1960. EDICIÓN DE IA MAÑANA. PAG. 85

EL SEÑOR RUBIO Y GARCÍA MINA ACEPTA, EN REPRESENTACIÓN DEL ESTADO, EL

CÓDICE DEL «POEMA DEL CID», DONADO POR LA FUNDACIÓN MARCH A ESPAÑA

LO ENTREGO EN NOMBRE DE LA CITADA ENTIDAD DON JUAN MARCH SERVERA

Minutos Después de la histórica ceremonia, eí manuscrito quedó depositado en un lugar de máxima

seguridad de la Biblioteca Nacional

Ayer, después de las cinco dé la tarde, en el palacio de D. Juan March, Núñez de Balboa, 68, se celebró

con gran solemnidad laceremonia en la que el ministro de Educación Nacional, D. Jesús Rubio y García-

Mina, aceptó, en representación del Estado español, la donación del códice del "Poema del Cid",

efectuada en nombre de l¿t Fundación March por B. Juan March Servera.

• Los miembros del Consejo de Patronato de la mencionada entidad recibieron a las ilustres

personalidades invitadas al acto: doctor Eijo Garay, director del Instituto de España; fray Justo Pérez de

Urbel, abad mitrado de la Basílica de la Santa Cruz del Valle de los Caídos; directores generales i leí

Ministerio de Educación Nacional, director general de Relaciones Culturales, director general del

Patrimonio del Estado, rector de la Universidad de Madrid, director de la Real Academia Española,

director del Instituto de Cultura Hispánica y embajadores de los países sudamericanos decano de la

Facultad de Filosofía y létras, decano del Ilustre Colegio Notarial del Madrid, académicos, autoridades y

personalidades de los círculos intelectuales «|e Madrid y otros muchos invitados.

• El manuscrito único del "Poema del Cid", al terminar ¡a histórica ceremonia qué describimos a

continuación—después de casi dos siglos en que ha sido propiedad privada—., volvió a ser propiedad

irrevocable, como patrimonio de la Biblioteca Nacional, del Estado español. El director general de

Archivos y Bibliotecas, acompañado del subdirector de la Biblioteca Nacional y del jefe de la Sección

de Manuscritos, depositaron en Calvo Soteló, 22, en un lugar de máxima seguridad, el manuscrito de

Pedro Abad minutos después de cerrado el acto por el ministros señor Rubio y García-Mina.

ANTECEDENTES DEL ACUERDO DEL CONSEJO DE PATRONATO

La solemne ceremonia; comenzó con la lectura del acta de la sesión celebrada por el Consejo de Patronato

el i de este mes, día en que adoptó el acuerdo de adquirir d, códice y donarlo al Estado español. Fue leído

por el .consejero secretario del .Consejo de Patronato, D. .Alejandro Bérgamo Llabrés. En el acta, cuyo

extracto publicamos a continuación, se explican los antecedentes del importante acuerdo del Consejo.

Dice así:

"El 3 de noviembre de 1959, el director de la Biblioteca Nacional se dirigió por escrito a la Fundación

poniendo en conocimiento de ésta que D. Roque Pidal, en nombre propio y en el dé los copropietarios del

códice del "Cantar del Mío Cid", ofrecía, en venta dicho manuscrito a la Biblioteca Nacional, por la

cantidad neta de diez millones de pesetas. Añadía que "la trascendental importancia de la oferta de éste

primer documentó de la Literatura, española, así como las condiciones que erí ella j se especifican, han

sido estudiadas, como el caso requería, con la máxima atención,: y se ha considerado que; la propuesta

ofrecía primordial interés para esta Biblioteca, como la más, importante depositaria del tesoro

bibliográfico español. "El señor ministro—sigue diciendo el director de la Biblioteca Nacional—estudió

convenientemente mi información y consideró primeramente el gran interés del proyecto, que vincularía

para siempre a la Nación la posesión de tan inestimable monumento histórico y literario..." "Autorizado

para ello por el señor ministro, me dirijo, pues, al Patronato de la Fundación ya usted, corrió su

presidente, con la finalidad de proponerle una estrecha colaboración del Ministerio con esa Entidad en la

adquisición del códice." "No es menester reiterar a usted y al Patronato la extraordinaria importancia de la

adquisición del Mss. del "Mío Cid", pero no quiero dejar de señalar el argumento de la urgencia de una

decisión en este asunto. Las continuas y tentadoras ofertas de compra del Mss. por parte de entidades

extranjeras muy solventes, si bien hasta el presente han sido patrióticamente rechazadas por sus

poseedores, amenazan continuamente con la pérdida para nuestra Nación de este monumento literario."

"Tengo la seguridad de que tanto usted como ese Patronato de la Fundación March han de prestar

atención a este; proyecto y a la petición en él incluida, por lo cual les manifiesto de antemano mi agra

decimiento y el fin, esta Biblioteca Nacional."

ABC. MIÉRCOLES 21 DE DICIEMBRE DE 1960

EDICIÓN DE LA MAÑANA. PÁG. 86

El director general de Archivos y Bibliotecas, en escrito.de fecha 31 de marzo de 1960. puso en

conocimiento de Ja Fundación las gestiones realizadas por el director de la Biblioteca Nacional pasa la

adquisición del .códice. del "Mío Cid" con destino a su Sección dé Manuscritos, y considerando que los

recursos presupuestarios de la Biblioteca Nacional, lo mismo que las disponibilidades de que pudiera

hacer uso a este efecto el propio". Ministerio de Educación, no permiten hacer frente al pago del; precio

fijado, y estimando "la extraordinaria trascendencia, dé esta adquisición; para, la cultura nacional en

general, y en particular para la gestión de Manuscritos de la Biblioteca Nacional, en esta materia una de

las más ricas de Europa", sugirió al Consejo de Patronato de la Fundación Juan March, en su condición de

director general de Archivos y Bibliotecas, la posibilidad de conceder una ayuda para satisfacer el

importe total de tan valioso códice.

El ministro de Educación Nacional, en cartas de fechas 14 de junio y 8 de noviembre de 1960, indicó al

Consejo de Patronato de la Fundación el interés dé que considerase el asunto, ya que; .con la adquisición

del códice desaparecería definitivamente el, riesgo de que el manuscrito, "joya de valor inapreciable,

pudiera, ir a parar a manosextrañas".

En su virtud, el Consejo, por unanimidad; adopta los siguientes acuerdos: "Adquirir, ¿ por precio de diez

millones de pesetas, el códice del "Poema del Mío Cid", en pleno dominio, con el fin ,de donarlo

inmediatamente, pura e irrevocablemente, al Estado español para la Biblioteca Nacional.

• - •

Facultar especialmente a los consejeros D. Juan March Ordinas, D. Juan March Servera y D. Bartolomé

March Servera para que, actuando solidariamente, otorguen las escrituras precisas para la adquisición del

referido códice y su donación al Estado español."

LA ESCRITURA DE DONACIÓN

El notario de Madrid D. Juan Martínez Ortiz autorizó después la escritura de donación. Leyó él texto del

instrumento público ¿n. d >jue, eiitre; otras cuestiones, se dice que de una parte comparece D. Juan March

Servera, y de otra D. Jesús Rubio y García Mina, ministró de Educación Nacional del Gobierno español.

Don Juan March, actúa en representación de la Fundación, y se halla, especialmente facultado para este

otorgamiento por acuerdo del Consejo de Patronato de la Fundación, y D. Jesús Rubio lo hace en

representación, del. Estado español. La donación que se va a formalizar en esta escritura ha sido

autorizada. por; orden ministerial de _fecha 17 de.diciembre. También se consigna que por escritura ante

el notario de Madrid D. Alejandro Bérgamo Llabrés la Fundación Juan March ha adquirido, por compra-

venta, de D. Carlos Pidal Bernardo, de Quirós y doña Rosario Pidal y Toro el Códice del "Poema del

Cid", por diez millones de pesetas. La escritura leída por D, Juan Martínez Ortiz, incluye las cláusulas

publicadas por ABC el pasado domingo y una tercera que dice:

-"En este acto, a mi presencia y a la de los testigos instrumentales que se relacionan en el otorgamiento,

don Juan March Servera ´entrega a don Jesús Rojo y García-Mina él códice del "Poema del Mio Cid", del

que el ministró entra en posesión para entregarlo a la Biblioteca Nacional."

FIRMAN LOS TESTIGOS "AD SOLEMNITATÉM"

Después de la lectura de la escritura de donación, firmaron el documento, además de D. Juan March y D.

Jesús Rubio, a invitación del ministro cíe Educación Nacional, los siguientes testigos "ad solemnitatem":

D. Joaquín Tena Artigas, director general de Enseñanza Primaria; D, Lorenzo Vilas López, director

general de Enseñanza Media; D. José Antonio García-Noblejas, director general cte Archivos y

Bibliotecas; D. GuiIlermo de Reyna Medina, director generál de Enseñanza ´Laboral; D. Antonio

Tena Artigas, secretario general técnico ,de Educación Nacional; D. José Navarro Latorre, comisario de

Protección Escolar y Asistencia Social; D. José Maldonado y Fernández, del Toro, subsecretario de

Educación del bien donado; D. Blas Piñar, director del Instituto de Cultura Hispánica; D. Ramón

Menéndez Pidal, director de la Real Academia española, a quien se tributó un cariñoso aplauso en el

momento de la firma; don José López Toro, subdirector de la Biblioteca Nacional y presidente de la Junta

Técnica de Archivos, Bibliotecas y Museos; .don, Segismundo Royo Villanova, rector de la Universidad

de Madrid: D, José Camón Áznar, decano de la Facultad de Filosofía y Letras: D. Eduardo López Palop,

decano del Colegio Notarial de Madrid, D. Virgilio Chaverti, embajador de Costa Rica, don Adrián

Recinos, embajador de -Guatemala ;• D. Raúl Contreras, ministro de El Salvador; señor Bunge,

encargados de Negocios (a. i.) de. Argentina, y el señor Estrada, agregado cultural de la Embajada de.

Filipinas. El notario señor Martínez Ortíz autorizó coa su firma la escritura.

ABC. MIERCOLES 21 DE DICIEMBRE DE 1960. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 87

Nacional; D. José-Miguel Ruiz Morales,, director general dé Relaciones Culturales; D. Juan Sánchez

Cortés, director general´ >íel Patrimonio del Estado, quien; además, por razón de su cargo, tomó posesión.

. La orden a ´que se alude más arriba dice, entre ctras cuestiones, que el Ministerio de Educacion Nacional

acepta la donación del códice del ´´Poema del Cid", y "expresa públicamente, a la Fundación su gratitud

por tan importante acto de generosidad, que enriquece el. .primer Centro bibliotecario cíe la nación con

tan valioso manuscrito".

PALABRAS DE DON JUAN MARCH SERVERA

Después devJi» firma´-dé la escritura de donación, D. Juan March Servera pronuncio las siguientes

palabras:

"Excelentísimo señor ministro, excelencias, señores: Cuando la Fundación fue creada, el fundador dejó

constancia en su carta constitucional de que aquélla era fruto ¿e un propósito que llevaba muchos años

madurando y que, al darle realidad, quería comenzar exponiendo los motivos que le habían impulsado a

crearla y los criterios en. que se inspiraba su voluntad.

Uno de los puntos de partida y motivo principal de la decisión dijo ser su convencimiento de que todo

hombre, dentro de sus" posibilidades y en proporción a´ sus medios, debía contribuir al bien del prójimo y

al1 mejoramiento de la vida de sus semejantes. De otra parte—añadió—sentía, "el anhelo profundo de

dejar un´ testimonio permanente de su amor a España, a la cultura patria y a la civilización cristiana".

Al referirse a los fines de la Fundación, expresó que no había querido vincularla a objetivos concretos y

menos a una obra única, porque señalarle un fin singular podía traer, entre otros, el riesgo de que, con la

variación de los tiempos, la Fundación perdiese su razón de ser ó sé anquilosara, y que por ello sería el

Consejo de Patronato quien debería seleccionar, para su realización, entre las actividades posibles,

aquellas que mejor respondiesen a las necesidades de los tiempos.

Mas dejó .constancia el fundador de que quería "señalar´ una finalidad objeto de su predilección": su

criterio de que Sa1 Fundación debía estar inspirada, en el propósito. de contribuir al conocimiento y

solución de, problemas" que. afectasen al futuro de la. Humanidad, porque el progreso y difusión .del

´saber y, dentro de I, el estudió del hombre y de la sociedad pueden contribuir muy eficazmente al

perfeccionamiento humano.

Nada de´ extraño tiene, pues, que el Consejo del Patronato, a quien el fundador encomendaba

expresamente en aquella carta constitucional la de procurar "atender a este fin, tan en consonancia con el

espíritu cristiano de la Fundación", cuando tuvo -conocimiento.-de las gestiones que la´Biblioteca

Nacional venia realizando para adquirir el inapreciable códice del Poema del Cid y de las dificultades con

que tropezaba para lograrlo, tomaste ´la decisión de adquirir su pleno dominio y donarlo a España,

incorporándolo como patrimonio de ía Biblioteca Nacional.

Por eso siento hoy la emoción que supone ser hijo del fundador, e, interpretando su pensamiento, ejecutar

el acuerdo del Patronato de la "Fundación Juan March", ofrendando a "España la más entrañable y la más

española de las joyas bibliográficas hispanas."

INTERVENCIÓN DE DON RAMÓN MENENDEZ PÍDÁL

El .director de .la Real Academia Española, D.´ Ramón Menéndez Pidal, habló después, en nombre, dijo,

de quienes, habían estudiado-el -códice de, "El Cantar del Mío Cid,´?, .Felicitó a:la -Fundación March por

la donación del manuscrito, y aludió brevemente a los sucesivos propietarios del manuscrito, desde 1779

hasta el último poseedor particular. Continuó, su docta disertación subrayando el significado del Poema y

su vaior como primer monumento de nuestra literatura, y glosó magistralmente estos, aspectos, en ñoS

que se funden, dijo, los valores nacional y;lingüístico. Se refirió después ´a Jos descubrimientos de

"cantarcillos andaluces" en 1948 y 1952, y estudió someramente su significado.- Habló de la

universalidajl del "Poema del Cid" y-consideró los estudios,de Andrés .Bello acerca del Poema, al que

ca* lineó de "acta natalicia de la literatura española, o, mejor, .dijo, de ¡a nobleza" de la literatura".

HABLA; POR ULTIMO, EL MINISTRO DE EDUCACIÓN NACIONAL

Cerró el solemne acto el ministro de Educación Nacional, D. Jesús Rubio y .García. Mina, quien expresó

en un breve discurso, en nombré del´ Gobierno español, --su gratitud y su satisfacción a la Fundación Juan

March por su inteligente .generosidad,´ .que ha permitido la incorporación al patrimonio nacional del

manuscrito. • .Dijo que en tina disposición que acababa de firmar consta, el testimonio de gratitud por

este hecho del Ministerio de Educación Nacional,´ y subrayó la función extraordinaria´.que.0realiza la

´Fundación ál servicio de 1a cultura, con "carácter´ plenamente nacional. Aludió al sentido de

"responsabilidad que precisan las minorías y determinados estamentos sociales, y añadió que la

colaboración de aquellos con el Estado no se producía, como en el caso de la ceremonia que se celebraba,

con demasiada frecuencia; Reiteró, por último, el ministro su gratitud y satisfacción por la donación del

Códice a la ´Biblioteca Nacional.

 

< Volver