Temas universitarios. 
 Un grave tema de meditación     
 
 ABC.    04/06/1964.  Página: 48. Páginas: 1. Párrafos: 20. 

ABC. JUEVES 4 DE JUNIO DE 1964, EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 48.

ABC

EDITORIAL PRENSA ESPAÑOLA

TEMAS UNIVERSITARIOS

Depósito legal: M - 13 .1958 REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN: SERRANO, 61. MADRID

APARTADO NÚMERO 63 . TELEFONO 225 17 10

UN GRAVE TEMA DE MEDITACIÓN

Aunque tenemos a mano datos abrumadores de los últimos cursos—datos que exceden del trascender

universitario al social—, no queremos utilizar más cifras que las facilitadas por el Instituto Nacional de

Estadística. Las que siguen se refieren a la Facultad de Ciencias Económicas y Comerciales y al curso de

1960-61".

El número de alumnos matriculados en las Facultades de Madrid, Barcelona y Bilbao correspondiente a

estas enseñanzas fueron:

En el primer curso, 1.889; segundo curso, 1.518; tercer curso, 919; cuarto curso, 520; quinto curso, 563.

Terminaron ese año los estudios de la carrera, 164; aprobaron la reválida de la licenciatura, 120;

alcanzaron el doctorado, 31. Frente a los 1.889 estudiantes que iniciaron esperanzadoramente su carrera

España no lanzó aquel mismo año, a través de sus tres Facultades de Madrid, Barcelona y Bilbao, más

que 120 licenciados y 31 doctores en Ciencias Económicas y Comerciales.

La línea decreciente de los alumnos de cada curso marca los hitos de un porvenir universitario tronchado

de unos estudios abandonados, de una incógnita abierta ante otros rumbos de la vida distintos a los

previstos. He aquí un breve bosquejo de diversas Facultades de k Universidad de Madrid: Facultad de

Ciencias Políticas y Económicas (Sección de Políticas):

Número de alumnos oficiales por curso (datos no oficiales correspondientes al 63-64): Primer curso, 235;

segundo, 119; tercero, 75; cuarto, 37; quinto, 24. Facultad de Ciencias Físicas.

Número de alumnos oficiales por curso:

Primer curso, carecemos de datos; segundo curso, 600; tercero, 400; cuarto, 250; quinto, 120. Facultad

de Ciencias Químicas.

Número de alumnos oficiales por curso:

Primer curso, carecemos de datos; segundo, 400; tercero, 275; cuarto, 175; quinto, 100. Tenemos sobre

la mesa datos estremecedores del porcentaje de suspensos en distintas Facultades de Madrid. Aunque la

lectura sea penosa, bien vale la pena desgranar—por su trascendencia docente, social y aun nacional—las

cifras que siguen: Facultad de Medicina.

Primer curso.—En el primer curso hay cierta asignatura que en un examen parcial correspondiente a este

año, de unos mil alumnos (cifra aproximada) han aprobado 60; el porcentaje de suspendidos fue, pues, el

94 por 100. Segundo curso.—Hay también en este curso una cierta asignatura de la que no resistimos

reproducir los datos completos correspondientes al curso 1961-62: alumnos oficiales, 944. De ellos sólo

se presentaron 683 y fueron suspendidos el 72 por 100. En septiembre se presentaron 431 y fueron

suspendidos el 89 por 100. Los alumnos libres matriculados de esta misma asignatura fueron 87; se

presentaron 12 y aprobaron tres. Los nueve suspendidos en junio se presentaron en septiembre y aprobó

uno.

El porcentaje de aprobados y suspensos varía extraordinariamente entre unas y otras asignaturas: desde el

100 por 100 de alumnos aprobados, tanto libres como oficiales, en Historia de la Medicina, hasta el 90

por 100 de suspendidos sin examen (cifra exacta, comunicada el 18 de mayo último en determinada

asignatura del cuarto de Químicas (curso actual), al 79 por 100 de suspensos en una asignatura del

segundo curso de Ciencias Físicas (curso pasado), y el 90, el 85, el 75, el 85 y el 90 por 100 (cifras

aproximadas) de suspensos en los cursos primero, segundo, tercero y cuarto de la Facultad de Ciencias

Políticas (Sección de Política) en años anteriores.

La gravedad de estas cifras nos obliga a plantearnos el siguiente dilema: ¿Son incapaces—incapaces en

tan alto grado como indican estos porcentajes—nuestros estudiantes? ¿Son capaces, pero no llegan a final

de curso con el suficiente volumen de conocimientos adquiridos como para vencer el obstáculo de los

exámenes? Desechada la primera de estas preguntas, detengámonos en la segunda, pues las causas pueden

ser muy diversas y todas deben ser estudiadas y muchas pueden ser resueltas: excesivo número de

alumnos en relación con el de profesores; ausencia de libros de texto o defectuosa calidad de los mismos;

cátedras vacantes que permanecen años sin ser cubiertas... El muy competente equipo de hombres que

trabajan a las órdenes del señor Lora Tamayo—cuyas valientes e inteligentes iniciativas han abierto al

mundo universitario un ancho margen de esperanzas—tiene una ardua labor por delante. Ardua labor en

la que no hay nada imposible de conseguir con tenacidad, arrojo e inteligencia. Y a él no le faltan. El más

grave, el más difícil quizá de los problemas a resolver, pero el más necesario de solucionar, es el del

profesorado que, por causas a veces justificadas, a veces no justificables, abandonan sus cátedras en

manos de ayudantes que no siempre gozan de competencia suficiente.

No tenemos todavía a mano datos completos de las Universidades de, Sevilla, Granada, Murcia, Valencia,

Barcelona, Zaragoza, Valladolid, Salamanca, Oviedo, La Laguna y Santiago de Compostela. Sí los

tenemos, en cambio, de algunas Facultades de la Universidad de Madrid: Facultad de Ciencias Políticas.

Catedráticos o profesores encargados que no asisten nunca a clase o cuya asistencia es muy rara, 8; que

asisten a menos de la mitad de las clases programadas, 7. Facultad de Ciencias Económicas.

Catedráticos o profesores encargados que no asisten nunca a clase o cuya asistencia es muy rara, 5; que

asisten a menos de la mitad de las clases programadas, 3. Facultad de Medicina.

Catedráticos o profesores encargados que no asisten nunca a clase o cuya asistencia es muy rara, 1; que

asisten a menos de la mitad de las clases programadas, 4. Facultad de Ciencias Químicas.

Catedráticos o profesores encargados que no asisten nunca a clase o cuya asistencia es muy rara, 2; que

asisten a menos de la mitad de las clases programadas, 2. Facultad de Ciencias Físicas.

Catedráticos o profesores encargados que no asisten nunca a clase o cuya asistencia es muy rara, 0; que

asisten a menos de la mitad de las . clases programadas, 4. , , De los porcentajes de suspensos más

arriba apuntados, ¿coinciden algunos con estas cátedras semi o totalmente abandonadas? Y si esto es así,

¿cómo puede ser "así"?

EL "TITULO" DE CATEDRÁTICO Y LA PLENA DEDICACIÓN

—Suprimir las oposiciones! ¿Es que quieren que la gente se pase la vida trabajando?

 

< Volver