Autor: A. C.. 
 Elecciones generales. 
 Carrillo admite que es posible que se quede fuera del Parlamento tras las elecciones     
 
 ABC.    28/05/1986.  Página: 27. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

ELECCIONES GENERALES

ABC/27

Carrillo admite que es posible que se quede fuera del Parlamento tras las elecciones

Madrid. A. C.

Santiago Carrillo considera que si Iglesias hubiera aceptado su propuesta de unir a todos (os grupos

comunistas hubieran podido quitar al Partido Socialista los votos que perdieron en las anteriores

elecciones generales de 1982, objetivo imposible para la coalición Izquierda Unida, según el ahora

máximo dirigente de Unidad Comunista.

Carrillo sigue su precampaña con las habituales descalificaciones a la coalición electoral que ha

articulado su antiguo partido y con el mensaje de que Unidad Comunista, el grupo que ha creado para

comparecer a los comicios de junio, es la única opción comunista que se presenta el 22 de junio. Espera

conseguir en los comicios, según reiteró ayer en el Club Siglo XXI, cinco o seis diputados con los que

reorganizar la unión de «las familias comunistas». No obstante, reconoce que es posible que se quede sin

escaño, pero asegura que no le costaría demasiado estar fuera del Parlamento, al tratarse de un político

con la experiencia de cuarenta años de exilio. Incluso advierte que su fracaso en las urnas «retrasaría» ese

proceso de unidad. Asimismo, Carrillo sostiene la teoría de que la crisis de los partidos comunistas en ei

mundo occidental es de tipo coyuntura! y augura un gran futuro a la organizaciones políticas de este tipo,

en contra del análisis de Gerardo Iglesias, que lleva a cabo un proceso de liquidación del partido con el

proyecto de Izquierda Unida, según el ex dirigente del PCE. Para atacar a Izquierda Unida, Carrillo

recuerda con ironía el origen político de los aliados electorales del PCE: «carlistas, liberales monárquicos

y republicanos». Comentó también que «para combatir boquerones no hacen falta submarinos» para

contestar a las acusaciones que le ha dirigido Antonio Garrigues, quien el día anterior declaró que el

PSOE utiliza a Carrillo como un submarino para dividir a la izquierda en su beneficio. «Aunque haya

recibido 800 millones, Garrigues no representa natía», sentenció el veterano político comunista. Tampoco

acepta Carrillo que sus apariciones en TVE sean muchas y utilizadas en contra de ÍU. Aunque dice que

nunca se ha quejado de la presencia de iglesias en los medios de comunicación, dijo, una vez más, que

«Izquierda Unida se ha convertido en una de las devociones de ABC» y parece «su órgano de expresión».

N. de la R. Como ABC ha desenmascarado la maniobra de Carrillo al servicio del PSOE, el viejo

dirigente, escocido, nos distingue con sus invectivas. Las publicamos para información de nuestros

lectores.

 

< Volver