Autor: López Agudín, Fernando. 
 Elecciones generales. 
 Alfonso Osorio: A la hora de aplicar una política demoliberal siempre la aplican mejor los demoliberales que los socialistas  :   
 El PSOE ha aplicado con criterios socialistas la política demoliberal que está en estye momento vigente en el mundo. 
 ABC.    30/05/1986.  Página: 28-29. Páginas: 2. Párrafos: 19. 

28 / A E C

ELECCIONES GENERALES

VIERNES 30-5-86

Alfonso Osorio: «A la hora de aplicar una política demoliberal la aplican mejor los demoliberales que los

socialistas»

«El PSOE fea aplicado con criterios socialistas la política demoliberal que está en este momento vigente

en el mundo»

«Izquierda Unida puede restar, quizás, un millón de votos al Partido Socialista por la izquierda»

«La esencia de la democracia es alternancia, y e! respeto a las libertades y el Partido Socialista está

haciendo lo posible para que no haya alternancia»

«El cambio prometido por el PSOE ha sido un cambio formal para beneficiar a sus militantes más que a

todos los españoles»

Si algo caracteres políticamente a Alfonso Osorio es e! ser un hombre puente. Lo fue en ios últimos años

dei anterior régimen, continuó siéndoio durante la transición y en Unión de Centro Democrático, Hoy,

fie! a esta línea, lo es, una vez más, desde el seno de Alianza Popular y en el interior de Coalición

Popular. Tanto en el partido como en la coalición, pero sobra todo con las fuerzas afines no coaligadas,

Alfonso Osorio ejerce esta labor de mediación tan necesaria en el mundo político y de la que está tan

necesitada una arternativa liberal al actual Gobierno socialista. En este papel sobresalen sus esfuerzos por

ensanchar una coalición electoral no socialista para que pueda ser una verdadera alternativa al Gobierno

socialista. Es, desde luego, ésta una preocupación de todos los dirigentes de Alianza Popular y de

Coalición Popular, pero si hubiera que destacar a media docena de nombres por su empeño en ésta difícil

tarea figuraría el suyo sin duda alguna. Si hoy es uno de los padrinos de este ensanchamiento, más lo será

mañana porque este trabajo de ensanchar no ha culminado todavía. Quedan importantes peldaños que

recorrer.

-Por varias razones la legislatura que acaba de terminar es singular en la reciente historia de España. ¿Qué

opinión te merece a usted la primera experiencia gubernamental del Partido Socialista Obrero Español?

-Es cierto que por primera vez en España el Partido Socialista ha tenido la oportunidad de gobernar con

un Gobierno monocotor y en una legislatura que ha tenido la mayoría absoluta; es decir, ha gobernado en

las condiciones óptimas para un partido político..., no tener la posibilidad de perder ni una sola votación

en e! Parlamento y por tanto gobernar con pleno respaldo. Dicho esto podemos hacer un balance del paso

del socialismo por el poder. En política económica, el Partido Socialista ha aplicado con criterios

socialistas la política demoliberal que está en este momento vigente en el mundo, la única que puede

resolver los problemas de la crisis que padece el mundo en general y ei mundo occidental en particular y

la objeción es que a la hora de aplicar una política demoliberal siempre la aplican mejor los demoliberales

que los socialistas porque naturalmente no pueden evitar los Gobiernos socialistas su tendencia a la

intervención del Estado y su tendencia al totalitarismo. En el aspecto cultural, el Partido Socialista ha

aplicado su programa en planteamientos tales como e! que se refiere a la organización de te enseñanza,

tales como el que se refiere al uso y abuso de en muchas ocasiones de los medios públicos de emisión de

pensamiento, por ejemplo la televisión, ahí al contrario de lo que se ha hecho en Europa el Partido

Socialista ha huido de pactos y de soluciones que puedan ser definitivas, ha aplicado sectariamente su

programa sobre todo en el ámbito de la educación y ha creado una situación de tensión en la sociedad

española que naturalmente determinará que no puedan pervivir como sería de desear las soluciones por

ellos adoptadas. En el aspecto social, el Partido Socialista ha aplicado una política social restrictiva, muy

restrictiva, más típica de un Gobierno conservador que de un Gobierno socialista como consecuencia de

la situación de crisis en la que nos encontramos, y en lo que se refiere a la política exterior es cierto qué

bajo su mandato hemos entrado en el Mercado Común y bajo su mandato también hemos permanecido en

la OTAN, pero lo cierto es que esto se ha hecho en contra de las promesa electorales del Partido

Socialista como en contra de las promesas electorales del Partido Socialista se ha aplicado su política

social y su política económica. Lo que llevó a los españoles a votar al Partido Socialista en el año 1982

fue fundamentalmente una oferta de cambio y una oferta genérica de creación de 800.000 puestos de

trabajo. El Gobierno socialista ha demostrado que ha sido incapaz, no solamente de crear 800.000 puestos

de trabajo, sino que ha generado 400.000 desempleados más; por tanto, no ha satisfecho esa lógica y

necesaria aspiración de los españoles y que, por otra parte, el cambio prometido ha sido un cambio formal

para beneficiar a sus militantes más que a todos los españoles.

-Desde distintos ángulos, sean de derecha o de izquierda, se coincide en criticar o denunciar ai PSOE por

incurrir en prácticas políticas análogas al PRI mexicano. ¿Hasta qué punto es ya un hecho consolidado o

es una tendencia y, en cualquiera de las dos hipótesis, qué responsabilidades tienen también el resto de las

fuerzas políticas por no poder elaborar una alternativa o dar una respuesta a este hecho o a esta tendencia?

-Es sabido que una vieja máxima política, sino recuerdo mal de lord Acton, que decía que el poder

corrompe siempre y él poder absoluto corrompe absolutamente; naturalmente, la palabra corromper no se

aplicaba en esa ocasión en un sentido vulgar, sino en un sentido político; todo poder absoluto tiende a

perpetuarse, todo poder absoluto tiende a cercenar los derechos de la oposición y todo poder absoluto está

claramente en contra de una buena práctica democrática... Lo que sucedió en España en el año 1982 fue

que se concedió durante cuatro años un poder absoluto con un solo partido, el Partido Socialista, y eso en

términos democráticos no es bueno...; puede ser eficaz si el Gobierno es eficaz, pero desde luego coarta

las libertades, coarta gravemente las libertades y hace qué los detentadores de ese poder tiendan a

perpetuarse. Desgraciadamente muchos síntomas hay, quizá excesivos, en la actuación del Partido

Socialista que tienden a utilizar el poder para perpetuarse en el poder y la esencia de la democracia es la

alternancia y el respeto a las libertades y el Partido Socialista está haciendo lo posible para que no haya

alternancia; por .tanto, eso es preocupante, eso es grave; cuando un partido con mayorías como las

obtenidas en octubre se mantiene durante largo tiempo en e! poder, la democracia empieza a fracasar.

-Me responde a una primera parte de la pregunta, pero hay una segunda también. ¿Qué responsabilidades

tienen las fuerzas políticas de la derecha o liberales?

—Las fuerzas políticas de la derecha que han estado presentes en el Parlamento sé han opuesto durante

tres años y medio con las mejores armas que han tenido a su disposición, -a veces con acierto, a veces sin

ello, porque, naturalmente, está formada la oposición por seres humanos, pero no podían hacer mucho

más puesto que al final los resultados de las votaciones estaban predeterminados. Hay, sí, una

responsabilidad; sin embargo, en la sociedad hay mucha gente, muchos hombres de la sociedad española

que en el año 1982 votaron socialista porque pensaron que traía un aire nuevo, que ofrecía cambio en

unas promesas electorales determinadas... Naturalmente, su responsabilidad es grave en este momento

porque en sus manos está el que se termine el poder hegemónico del Partido Socialista y que se pueda

producir una alternancia en el poder; si insisten esos sectores, no socialistas, que votaron al Partido

Socialista en votar al Partido Socialista, la responsabilidad de que la hegemonía se convierta en poder

absoluto será de ellos.

-A lo largo de los últimos meses, e Incluso más tiempo atrás, desde Coalición Popular se han reiterado

diversos llamamientos a las fuerzas más o menos reformistas o centristas para que se aglutinen en la

Coalición o lograr cierto tipo de pacto. ¿Qué razón cree usted que tienen los reformistas para no sumarse

a ese llamamiento?

-Los reformistas creen que ellos hacen una oferta típica de centro y que ellos los pueden restar votos al

Partido Socialista en tanto en cuanto hay sectores, muchos sectores de la sociedad a los que he aludido

antes, que votaron al Partido Socialista en octubre del 82 que pueden ser recuperados no por la vía de

Coalición Popular, sino por la vía del reformismo. Eso en un discurso académico puede admitirse, pero en

un discurso político es discutible, por la sencilla razón de. que es incierto. Los resultados electorales están

condicionados no sólo por el deseo de los electores, sino fundamentalmente por la ley Electoral vigente y

la ley Electoral española prima a los dos primeros partidos, a las dos primeras formaciones, al partido que

sale en primer lugar y al partido que sale en segundo lugar y castiga seriamente a los que salen en tercero

y cuarto y no digamos en quinto lugar. Luego, por lo tanto, si eso es así, los votos que van a formaciones

políticas que no tienen posibilidades de obtener el primero o segundo puesto, son votos perdidos, muchos

votos para pocos diputados. Es cierto que eso es así, y la propia Coalición Popular, antes Coalición

Democrática, lo sufrió en otras épocas. En el año 1979 nosotros tuvimos sólo nueve diputados, cuando

habíamos obtenido un número suficiente de votos para obtener por un sistema proporcional puro

aproximadamente cerca de veinte, pero lo cierto es que la ley Electoral es la que es y hay que jugar con

ella y hay que contar con ella; luego, por lo tanto, las posiciones centristas, como la reformista, aunque

intelectualmente son válidas, políticamente pueden ser erróneas.

-A la izquierda del PSOE se acaba de formar una coalición unitaria reagrupando distintos grupos o

personalidades de izquierdas. A su juicio, ¿qué perspectivas, qué posibilidades puede tener esta coalición

de restar votos a un voto mayoritario PSOE? -Puede restar, quizá, un millón de votos al Partido Socialista

por la izquierda. Es una opinión, una opinión que a lo mejor se considera aventurada porque no tengo

datos suficientes como consecuencia dé encuestas serias. Se acaba de constituir esa coalición para poder

hacer esa afirmación, pero por pura intuición, por pura extrapolación, que sé que puede considerarse

incorrecta, pero que ha ocurrido con el referéndum, pienso que ese cálculo no es, no va a estar muy lejos

de la realidad.

- Pero no hay hoy cierto desánimo en coalición al existir una opinión generalizada de que el PSOE vuelve

a ganar y que las dudas están en sí con mayoría absoluta o no?

-Sinceramente creo que hay una opinión generalizada, interesada, lanzada a través de determinados

medios de comunicación y por los medios oficiales de información de que el PSOE vuelve a ganar por

mayoría absoluta. Yo no estoy en ningún caso convencido de que eso sea cierto. El electorado es mucho

más sabio que esas informaciones, y mi opinión personal es que existe un gran cansancio en el electorado

sobre la forma que ha gobernado el Partido Socialista y, por ío tanto, no estoy nada seguro de que eso sea

cierto. Tengo la convicción de que la mayoría absoluta no la va a obtener el Partido Socialista, los datos

son incontrovertibles sobre la materia y, por lo tanto, puede ser quizá el partido más votado, porque a su

derecha hay varias opciones, pero en ningún casó el partido que pueda gobernar como en el año 1982.

Esta es una opinión basada en datos ciertos.

—Sí el día 22 de junio nadie consigue la mayoría absoluta, ¿qué posibilidad de pactos o de coaliciones

gubernamentales o parlamentarias se abren desde Coalición Popular y qué otro tipo de pactos se pueden

abrir desde la izquierda para completar una mayoría que obtuviera el PSOE que no fuera absoluta?

-Es muy prematuro poder hacer ese cálculo. Pienso que los partidos y las formaciones políticas que

responden a un mismo modelo de sociedad, que responden a unos mismos principios sobre la libertad y

sobre el ejercicio de las libertades pueden y deben llegar a un entendimiento razonable. Me estoy

refiriendo a Coalición Popular y otros partidos como los regionalistas; lo creo posible porque entienden el

mismo modelo de sociedad. Veo más difícil que eso se pueda producir con el Partido Socialista y veo

también más difícil que el Partido Socialista pueda llegar a acuerdos con su izquierda radical. Los

enfrentamientos son demasiado violentos ya entre ambas formaciones para que puedan llegar a un

acuerdo. En fin, insisto, creo que es prematuro por nuestra parte, creo que tas puertas estarán abiertas

siempre de par en par a un entendimiento con nuestros afines.

-Usted cree que la unidad o el acuerdo con los afines, que es imposible conseguir antes de las elecciones,

¿es posible conseguirla después de las elecciones?

-Es razonablemente posible conseguirlo después de las elecciones. Es más, yo que me considero un

hombre profundamente autonomista, porque creo que el principio de la autonomía es algo enraizado,

aunque se crea lo contrario, más en la derecha que en la izquierda -la izquierda siempre ha sido en la

Historia de España más centralista que la derecha-, yo, insisto, que me considero profundamente

autonomista, creo con toda sinceridad que podemos ofrecer a tos partidos políticos de las Comunidades

autónomas una España más autonómica que la que pueden ofrecer tos socialistas, que siempre tenderán

hacia una férrea centralización.

Femando LÓPEZ AGUDIN

 

< Volver