Autor: Palma, Luisa. 
 Elecciones generales. 
 Una nube de seguidores acompañó a Fraga y Segurado a pegar los carteles  :   
 Los verdes obligaron a CP a cambiar de escenario. 
 ABC.    31/05/1986.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

SÁBADO 31-5-86

ELECCIONES GENERALES

Una nube de seguidores acompañó a Fraga y Segurado a pegar los carteles

Los «verdes» obligaron a CP a cambiar de escenario

Madrid. Luisa Palma

En medio de una auténtica vorágine de seguidores los principales dirigentes de la Coalición Popular, con

Manuel Fraga al frente, acudieron ayer a pegar sus primeros carteles en la madrileña glorieta de Bilbao.

Tanto Fraga como el presidente del PL, José Antonio Segurado, encolaron sus «posters» con el lema

«Para salir adelante» justo en la hora cero que inicia la cuenta atrás de la contienda electoral.

La Coalición Popular tuvo que cambiar a última hora el lugar elegido para hacerlo, la esquina con

Fuencarral, ya que el grupo Alternativa Verde pegó sus carteles antes de las doce de la noche,

boicoteando así a los populares este primer gesto de campaña., Estos últimos lo hicieron en la confluencia

de Cardenal Cisneros, donde se dieron cita, además, desde José Luis Alvarez y Lina Orlas, por el PDP, a

Carlos Robles Piquer o José María Alvarez del Manzano. Los seguidores de la Coalición que irrumpieron

en la noche pertrechos de banderas, de megafonía, pegatinas y sombreros de paja con el lema «Fraga-86»

colapsaron durante más de media hora la circulación de la glorieta. Las euforias provocaron desde

pistones: incontrolados a caídas varías, incluidas las de reporteros gráficos. Minutos después Fraga se

desplazó, provisto de una escoba, al lugar donde en principio estaba prevista la «pegada de carteles», que

en estos momentos estaba ocupado por los de la Alternativa Verde y un grupo de Falange Española,

atendiendo los ruegos de la unidad móvil de Televisión Española. Su llegada provocó gritos para todos

los gustos y así, mientras unos gritaban «OTAN no, bases fuera» y «Vitoria, hermanos, nosotros no

olvidamos», otros decían «derecha no, Falange sí». Uqos y otros se vieron callados por los gritos de

«presidente, presidente» y «Fraga, Fraga» que proferían estuvo a punto de ser agredido físicamente en

algún momento.

Alzaga, en Sevilla

Por fin, tanto Fraga como Segurado, consiguieron pegar un cartel que poco después se caía por falta de

cola. El presidente del PDP, Oscar Alzaga, no estuvo junto a sus socios, ya que se desplazó a Sevilla para

cumplir allí este rito. Fraga abandonó el escenario en medio de un clamor de gritos de optimismo de sus

seguidores. Fraga, a trancas y barrancas, entre micrófonos, cámaras, gorros, banderas y persistentes

seguidores, dijo que en estas elecciones «nos jugamos mucho». «No sólo -precisó-cuatro años de futuro

político, sino quizá todo el futuro de la sociedad que discute su modelo en este momento.» La pegada de

carteles, primer acto de campaña, la valoró Fraga como un «símbolo importante». «Hay que hacer un

esfuerzo -dijo- por enfatizar este momento y decirle al pueblo español que tiene tres semanas para votar,

para reflexionar, sin dejarse distraer por el fútbol.»

 

< Volver