Elecciones generales. 
 Solchaga sorprende con una nueva promesa: este año los socialistas crearán empleo  :   
 Anuncia más de cien mil puestos de trabajo sólo en 1986. 
 ABC.    31/05/1986.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Solchaga sorprende con una «nueva» promesa: este año los socialistas crearán

Anuncia más de den mil puestos de trabajo sólo en 1986

San Sebastián. Agencias

El ministro de Economía anunció ayer en San Sebastián que este año «se podrán crear entre 100.000 y

150.000 nuevos puestos de trabajo, frente a los 250.000 que se perdieron de media en años anteriores». Es

la primera vez que un ministro del Gobierno o un alto dirigente socialista se atreve a ofrecer cifras

concretas de creación de empleo, después del «error de cálculo» de 1982, reconocido por Felipe

González, ai prometer 800.000. Carlos Solchaga, en una conferencia que pronunció en la capital

donostiarra para exponer el programa económico del PSOE, dijo que se ha llegado a un «punto de

inflexión», que ya se atisbó en 1985, y que configura un panorama «casi opuesto al encontrado en 1982

cuando llegamos al Gobierno». «Se empiezan a cosechar resultados gracias a que el Gobierno no ocultó

desde un principio las dificultades ni ha pospuesto las soluciones a los problemas aunque fueran

impopulares», dijo en clara referencia a medidas como la reconversión industrial. Para apoyar sus

afirmaciones de creación de empleo, desoyendo las propuestas de su partido para la campaña electoral de

no lanzar promesas concretas, Solchaga dijo que en un año, contando hasta finales del primer trimestare

de 1986, se han creado 110.000 nuevos puestos de trabajo, «lo que supone una cantidad semejante a la

oferta de población activa nueva». Solchaga no ve más que motivos para el optimismo en el actual

momento económico. «De seguir la actual baja de la inflación -afirmó-, se producirá un aumento de los

salarios reales, que se traducirá en mayor bienestar de tos españoles». La política del Gobierno, según el

ministro de Economía, ha estado presidida por la seriedad y él realismo; por ello, «no se ocultaron desde

un principio las dificultades ni se pospusieron las soluciones a los problemas, aunque fuesen

impopulares». En cuanto a la reconversión industrial, afirmó que ha sido una medida que, junto a la

rectificación de las pérdidas de empresas públicas, el control de la inflación y la mejora de la balanza de

pagos, ha permitido aprovechar ¡a buena coyuntura internacional.

 

< Volver