Autor: Espada, Nicolás. 
 Elecciones Generales. Aragón ante las elecciones. 
 Coalición Popular y regionalistas buscan acabar con la hegemonía del PSOE  :   
 Cuneros y ex ucedistas se disputan los votos aragoneses. 
 ABC.    31/05/1986.  Página: 31. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

SÁBADO 31,5-86

ELECCIONES GENERALES

Aragón ante las elecciones

Coalición Popular y regionalistas buscan acabar con la hegemonía del PSOE

«Cuneros» y ex ucedistas se disputan los votos aragoneses

Zaragoza. N. Espada

«Cuneros», exucedistas, verdes y comunistas catalanes del PCC constituyen las características más

destacadas de las distintas listas que acuden a las elecciones. Unas candidaturas que han tenido una

composición difícil y traumática para muchos y especialmente para los tres que están dispuestos a dar la

batalla: PSOE, Coalición Popular y PAR. Junto a ellos, los antí-OTAN se quedaron a las puertas de

formar la Nueva Izquierda de Aragón, y la Mesa de Carrillo y la Izquierda Unida tuvieron sus más y sus

menos para configurar unas listas «con ¡gancho». Francisco Fernández Ordónez, del PSOE; José Ramón

Lasuén, de Coalición Popular; Luis Gamir, del PRD; Juan Antonio Bolea y José Ángel Bief, del PAR,

compartirán en estas elecciones, pese á que no hace tanto tiempo estuvieron en ef mismo barco.

Semejante presencia de ex ucetistas en el ruedo político aragonés indica que la campaña Va a estar

enfocada desde todos los sitios hacia un posible elector de centro. Dado este supuesto mensaje, los

comunistas de todos los espectros afirman que los únicos que parece qué van a dar color a los veinte días

de mítines y propaganda política van a ser ellos. El PSOE de Zaragoza tuvo el problema del cabecera de

lista. Si la mayoría del partido estaba a favor de que repitiera el del año 82, es decir, José Félix Sáenz

Lorenzo, la Ejecutiva Federal consideró conveniente, por aquello de que ño se sabía dónde meterlo,

mandar a un «cunero» como Francisco Fernández Ordóñez, ministro de Asuntos Exteriores, que ya hizo

lo mismo en el 79, pero en las filas de UCD. Ahora, siguiendo lo de la disciplina, todos están de acuerdo,

e incluso el secretario regional y presidente del Gobierno aragonés, Santiago Marracó, lo valora «muy

positivamente». En la provincia de Huesca, el nombre fue José Luis Sánchez. El hombre de Izquierda

Socialista, que hizo campaña anti-OTAN, fue el único miembro de esta corriente que no entró en las listas

pese a que la Regional, con la postura contraria de Marracó, le había dado luz verde como número uno.

Le sustituye Víctor Morían. En Teruel, el ya conocido conflicto minero tiró de la candidatura a Ramón

Hernández Espallargas, el hombre que se encerró en la mina defendiendo la postura de los trabajadores

turolenses. Como número uno se mantiene el portavoz de la Federal, Pedro Bofill, y tan sólo se deja a

Villagrasa, como número 3, en representación de ese sector socialista que defendió a ios mineros. En la

candidatura del Senado no ha entrado Isidro Guía, alcalde de Andorra, cuyos errores políticos culminaron

en el referéndum de la OTAN al abrir una urna durante las horas de la votación con la sana intención de

hacer un sondeo del voto: En la Coalición Popular, confirmada ya la separación con el PAR, también

hubo problemas. Al principio había luchas internas en Zaragoza entre los miembros de AP y el PDP por

los puestos a ocupar. Luego, ante la algarabía de casi todos, se anuncia la llegada del «cunero» Jorge

Verstrynge, y del final la desilusión. José Ramón Lasuén, un türolense de Alcañiz, llega «de centrista»,

según él mismo dijo a la Prensa. Es entonces cuando comienzan las renuncias a las candidaturas, y ahora

la lista confeccionada, con problemas incluidos y dimisiones de los puestos más bajos, «no tiene ningún

atractivo», según confesaba un hombre muy próximo a José Enrique Rodríguez Furriel, presidente

regional. El que más claró fia tenido todo ha sido el PAR. El partido regionálista presenta a todos sus

hombres clave. Si Gómez de las Roces y Zarazaga repiten en Zaragoza, en Teruel el hombre es Biel, y en

Huesca, donde menos implantación tienen, han buscado a un hombre de la talla de Bolea Foradada para

que le sirva de revulsivo. El resto de partidos han formado candidatura con «e! personal» disponible, pero

sus aspiraciones son muy escasas. La izquierda parece que seguirá como hasta ahora, aunque se

recuperará en votos, y CDS y PRD apenas tienen peso específico

 

< Volver