Autor: Sánchez, José Antonio. 
 Elecciones generales. 
 Ramallo: La actuación pública de Rumasa ha sido el amiguismo y la pérdida de dinero  :   
 Ha supuesto el gran escándalo político de la democracia española. 
 ABC.    02/06/1986.  Página: 26. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

26/A8C

LUNES 2-6-86

ELECCIONES GENERALES

Ramallo: «La actuación pública de Rumasa ha sido el amiguismo y la pérdida de dinero»

«Ha supuesto el gran escándalo político de la democracia española»

Madrid. J. A. S.

Después de tres años largos, fue et 23 de febrero de 1983, el nombre de Luis Ramallo se ha ligado tan

Intensamente a Rumasa que es imposible mencionar al «holdíng» de la abeja sin citar al diputado

extremeño. Durante estos años, Ramallo ha sido la única voz sin miedo que ha venido denunciando lo que

él llama la «corrupción pública». «Para mí -dice-, Rumasa es el gran escándalo político de la democracia

española tanto por su coste económico -un billón de pesetas- como por su falta de moralidad pública.»

Para Luis Ramallo, la constante de la actuación pública de Rumasa ha sido el «amiguismo, el favoritismo

y la pérdida de enormes cantidades de dinero público. El Gobierno socialista -subraya- en ningún caso ha

contestado a mis acusaciones sobre la existencia de claros indicios de corrupción pública.» En el

transcurso de la entrevista concedida a ABC, Luis Ramallo habla sin pelos en la tengua y con la claridad

de! román paladino: «La gestión del grupo Rumasa mientras estuvo en poder del Estado ha sido nefasta y

el peor empresario que se pudiera encontrar no lo hubiera hecho peor. Es -dice— más fácil acertar la

Lotería Primitiva que hacerlo tan mal como lo ha hecho el Gobierno socialista.»

Para el diputado de la oposición, hoy, en el verano del 86, «suena a burla las palabras que el

vicepresidente Alfonso Guerra pronunció en un mitin en Toledo en mil novecientos ochenta y tres: "Hubo

una vez un empresario que se permitió desafiar al Gobierno. Usted no desafía a nadie. Todo lo que usted

tiene, para el país, para e! pueblo". Pues bien -añade Ramallo—, todo to que el empresario tenía para el

pueblo era un déficit patrimonial de doscientos sesenta mil millones de pesetas, según la cuenta que

unilateralmente le hizo el Gobierno socialista, u que, aunque el señor Guerra ya conocía la cifra, no la

puso de manifiesto en aquel mitin. Después, el Gobierno del PSOE, en nombre del pueblo y para que lo

pague el pueblo, elevó aquellas pérdidas a un billón. Esto es lo que los socialistas han conseguido usando

el rodillo y olvidando su ya lejana y nunca practicada lección de teoría ética.»

Democracia formal

Para Luis Ramallo. «de esta forma el PSOE nos aleja cada vez más de una convivencia democrática real y

nos sitúa de lleno en el entramado de una democracia formal, tercermundista y bananera, de la que Felipe

González se quiere erigir en sumo y perpetuo gran sacerdote, en «recuerdo de pasadas etapas de la

historia de España». Preguntado sobre las dificultades encontradas en su labor investigadora, Luis

Ramallo, candidato de la Coalición Popular por Badajoz, contesta diciendo que «a veces he sentido

inquietud, no sólo porque el Gobierno socialista acalla las críticas con la represión, sino también porque

es mucho el dinero que unos y otros han conseguido dé forma graciosa en este invento y que mis

investigaciones están poniendo al descubierto. Estoy en condiciones de afirmar -dice- que hay conexiones

entre los compradores de diferentes empresas del grupo Rumasa. Quizá -agrega-con dinero de todos los

españoles, el Gobierno socialista, consciente o inconscientemente, está formando algo peor de lo que

decía que trataba de evitar». «El Gobierno -continúa diciendo Luis Ramallo- expropió Rumasa a ciegas y

habló en aquel momento de unas pérdidas de diez mil millones, para posteriormente, en marzo de!

ochenta y tres, decir que serían de ciento sesenta mil millones. Ahora ya admiten más de seiscientos mil

millones de pesetas, cantidad que se sitúa en un billón de pesetas si se une al coste financiero que ha

tenido para el Estado, es decir, para todos los españoles. Excesivo precio -dice- para la frivolidad del

ministro Boyer y para la falta de formalidad de don Felipe González, que no sólo atentaron contra la

legalidad vigente, sino contra la más elemental norma de la lógica económica.»

En sus críticas a la actuación del Gobierno socialista, Luis Ramallo manifiesta que «la venta de las

empresas de Rumasa se ha hecho siempre por el procedimiento anormal e irregular de adjudicación

directa, lo que ha fomentado las sospechas de amiguismo y favoritismo. He demostrado en el Congreso

de los Diputados —añade— que los acuerdos de venta de empresas de Rumasa no han sido respetados a

la hora de su ejecución, dañando seriamente et erario público.»

Ventas irregulares

En este sentido, Ramatto recordó que «he denunciado públicamente que en la venta de unas importantes

bodegas de La Rioja existen dos acuerdos diferentes de Consejo de Ministros. Uno debe ser auténtico y

otro falso, pero en definitiva dos conclusiones han quedado claras: que el Estado perdió con dicha

manipulación alrededor de mil millones de pesetas y que el Gobierno engañó miserablemente al

Parlamento. Además -añade-, estas denuncias adquieren la rotundidad de la verdad a la vista de la

conducta del Gobierno socialista, que reiteradamente se ha negado a la constitución de una comisión

investigadora». A este respecto el diputado de la oposición puso de manifiesto que «en un alarde de falta

de talante democrático, el ministro Solchaga afirmó en el Congreso que una comisión de investigación es

un regalo que el PSOE no le haría a la oposición, porque ésta no se lo merecía. Con conductas como éstas

-dicelos socialistas mejorarán al PRI mexicano».

«El PSOE ha creado algo peor de lo que trataba de evitar»

Preguantado por el nombre de empresas mal gestionadas y vendidas, Luís Ramallo responde rápidamente

que Hispano-Alemana de Construcciones. «Esta sociedad -dicese adjudicó por el Consejo de Ministros a

Transworfd Construction, Inc., empresa contituida en el Estado de Delaware (USA), que es el que allí se

utiliza para la creación de compañías fantasmas. A pesar de que el Consejo dé Ministros habla de

solvencia y dimensión del grupo comprador, es necesario afirmar, si queremos servir a la verdad, que

detrás de la empresa compradora hay una opacidad total y que su capital social es de dos mil quinientas

acciones sin valor nominal. El precio de venta -dice- fue de mil millones de pesetas, a pagar en siete años.

Rumasa estatal entregó a tos compradores, en el acto de la venta, once mil sesenta y nueve millones a

fondo perdido y la tesorería de la empresa era de mil ciento catorce millones.» Según señala Ramallo, «el

patrimonio neto de Hispano-Alemana de Construcciones en el momento de la venia era superior a

diecisiete mil millones de pesetas y la empresa había dado beneficios los años anteriores a la expropiación

y los que siguieron hasta mil novecientos ochenta y cinco, año en que el Gobierno consiguió que perdiera

en seis meses mil millones de pesetas. A pesar - añade-de que al Comisión Asesora de Reprivatización

reconocía un coste para el Estado de nueve mil cuarenta y siete millones, la verdad es que el coste ha sido

de, al menos, veintitrés mil millones dé pesetas. Por lo que respecta al Banco Atlántico, considerado la

perla del «holding», hay que señalar que el 70 por 100 del Banco se vendió al Arab Banking Corporation;

un 25 por 100, al Banco Exterior de España, y un 5 por 100, al Banco Árabe Español, al precio de 5.118

millones de pesetas. «El Banco Atlántico -dice Luís Ramallo- ha ganado en tos años ochenta y cuatro y

ochenta y cinco la cantidad de cuatro mil trescientos sesenta y ocho millones, con lo que prácticamente se

ha devuelto el precio de compra.» En este sentido, el diputado aliancista señala que «lo que el pueblo

español en su mayoría desconoce, porque la Televisión de Calviño, al servicio de Felipe González, no lo

cuenta, es que el Arab Banking Corporation, al que el Gobierno socialista le regaló el Banco Atlántico es

un Banco libio y por tanto del coronel Gadafi, Es decir — añade-, que mientras Gadafi financia terroristas

o involucionistas en España, el Gobierno socialista financia al coronel libio regalándole el Banco

Atlántico" El museo de bebidas de Perico Chicote fue comprado por Ruiz-Mateos, quien formó un

patronato que accedió a presidir Enrique Tierno Galván. «Este museo -dice Ramallo- ha sido vendido por

el Gobierno al precio de cuarenta millones y, al parecer, las botellas, entre las que había grandes joyas de

colección, han sido vendidas por unidades y han emigrado en gran parte de España. Es un servicio más

dice- del PSOE a la cultura popular y al pueblo de Madrid.»

 

< Volver