Autor: Palma, Luisa. 
 Elecciones generales. 
 Roca abandonó en Valencia la caravana del PRD para hacer campaña en Cataluña  :   
 Garrigues dice que no se desmoralizará por las encuestas. 
 ABC.    02/06/1986.  Página: 25. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

LUNES 2-6-86

ELECCIONES GENERALES

Roca abandonó en Valencia la caravana del PRD para hacer campaña en Cataluña

Garrigues dice que no se desmoralizará por las encuestas

Valencia. Luisa Palma, enviada especial

Los reformistas no han dejado pasar siquiera los albores de esta campaña para poner en práctica una

dualidad de Itinerarios que ayer llevó a Barcelona al candidato a la presidencia, Miguel Roca, mientras el

presidente del PRD, Antonio Garrigues, recorría Alicante. Así y todo, ya cabe destacar dos novedades: el

malestar que han supuesto para el PRD algunas encuestas, y la disposición de Roca a un pacto

poselectoral. Roca, que ha elegido Valencia como uno de sus puntos de partida, ha variado su opinión

sobre posibles entendimientos poselec-torales en el caso de que ninguna fuerza política consiga la

mayoría absoluta tras la votación del día 22. «Estamos dispuestos -ha dejado dicho en Valencia- a los

acuerdos que respeten íntegramente nuestro programa, por lo que si alguien solicita nuestro concurso sabe

que es aceptando nuestro programa. No queremos gobernar a cualquier precio.» Quizá por eso dijo a los

periodistas que «no puedo ni debo malgastar el tiempo en críticas a la opción conservadora». «Lo que me

interesa -añadió- es debatir con el presidente del Gobierno. Si ellos (Coalición Popular) se refieren a mí,

por atención les contestaré, pero tiene que ser con mucha insistencia.» Para Roca, el PRD ha aportado el

«elemento de regeneración» a la vida política. Roca cumplió con una serie de actos electorales en

Valencia, que, inevitablemente, giraron en tomo al anticatalanismo que se ejerce en sectores sociales

valencianos. Pero el líder reformista mantuvo en todo momento una hábil discreción al pronunciarse

sobre ello y no llegó en ningún momento a pillarse los dedos. «Yo no creo -dijo- en la construcción

política de los Países Catalanes; creo en la construcción de España.» Dijo que el PRD no era ningún

«caballo de troya» y que no contemplaba la figura del «cunero». «No tenemos por qué interferir en los

asuntos del partido en el área valenciana -añadió-. Somos auténticamente federalistas.» Por el momento,

Roca mantiene una dualidad en sus mensajes, que oscilan entre el nacionalismo que despliega en tierras

catalanas y el equilibrio que intenta conseguir en sus discursos dirigidos a un público no catalán. Ayer, el

candidato reformista se fue a Barcelona, mientras los numerosos periodistas que le habían seguido desde

Madrid y que forman parte de su caravana tuvieron que seguir viaje a Alicante con Antonio Garrigues.

Una de las cosas que han molestado y preocupado seriamente a los reformistas han sido los datos de

algunas encuestas publicadas estos días. «Nadie se fía de las encuestas», dijo ayer Garrigues, para quien

debería existir un «acuerdo entre las fuerzas políticas para la publicación de las encuestas» en tiempo de

campaña electoral. Para Garrigues, esta campaña sufre de tres distorsiones: el fútbol, el que no hay debate

ideológico y la manipulación de fas encuestas, cuestión que calificó de «peligro público».

 

< Volver