Autor: Arroyo, José Jesús. 
 Elecciones generales. Castilla y León, ante las urnas. 
 Ascensión continuada del PSOE, sólo frenada en el referéndum sobre la OTAN  :   
 Coalición Popular aspira a convertirse en la primera fuerza. 
 ABC.    06/06/1986.  Página: 30. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

30 / A B C

ELECCIONES-GENERALES

Castilla y León ante las urnas

Ascensión continuada del PSOE, sólo frenada en el referéndum sobre la OTAN

Coalición Popular aspira a convertirse en la primera fuerza

Vatladoüd. José Jesús Arroyo

La década democrática ha supuesto en Castilla y León para el PSOE una ascensión continuada, sólo

frenada durante la celebración del referéndum sobre la permanencia de España en la OTAN y, para

Coalición Popular, la consolidación como primer partido de la oposición con voluntad cierta de

convertirse en la primera fuerza política de la Comunidad autónoma.

Los partidos de centro han sufrido muy diferente evolución, que va desde ei desmoronamiento de ta UCD

a la hasta ahora escasa implantación del CDS o del PRD, que cuentan cada uno con un procurador en el

Legislativo regional. Por su parte, el PCE ha sufrido continuos altibajos que imposibilitan cualquier

previsión sobre el comportamiento de sus listas ante los próximos comicios ge-nerafes. Los partidos

regionaiistas no encuentran excesivo .eco en el electorado.

La ascensión socialista, ha sido la tónica generalizada en las nueve provincias castellano-leonesas, y se da

la circunstancia concreta de que en 1982 casi llegó a doblar, en todas ellas, el resultado obtenido en la

primera confrontación de 1977. Esta tónica ascendente se frenó en las elecciones regionales de 1983

cuando, pese a alcanzar la mayoría en las Cortes de Castilla y León, perdió 130.000 votos con respecto a

tos resultados obtenidos siete meses antes en las elecciones generales de octubre de 1982.

Esta pérdida de votos también la acusó la Coalición Popular, que en idéntico período perdió 116.000,

quizá como consecuencia del descenso en la participación, que pasó del 81,53 en 1982 al 70,26 por 100

en 1983. Las dos primeras confrontaciones electorales supusieron un duro descalabro para las fuerzas

políticas de Manuel Fraga.; Entre 1977 y 1979 tos conservadores perdieron en Castilla y León más de

40.000 votos, con importantes descensos en todas las provincias, a excepción de Soria, donde se aumentó

en un 80 por 100, y Salamanca y Valladolid, provincias cuyo electorado permaneció fiel. El despuntar de

los liberal-conservadores se produjo en 1982 al alcanzar 13 de los 35 escaños posibles, mientras el PSOE

se hizo con 18 actas de diputado. La extinta UCD con tres y Rodríguez Sahagún consiguió en Avila uno

de los dos únicos escaños nacionales del partido fundado por Suárez.

La UCD conoció un declive paulatino, que va desde erigirse en la primera fuerza política de la región en

1977 y formar el primer Gobierno provisional del régimen preautonómico a conseguir tan sólo tres

escaños (León, Soria y Zamora) en las últimas elecciones generales. El destino de sus votos es, sin

embargo, una incógnita, pues durante las municipales o autonómicas de 1983 ninguno de los llamados

partidos de «centro» se hizo con el caudal «ucedista». El PDL (hoy PRD) apenas si alcanzó un escaño

regional en Burgos y los hombres de Suárez, a excepción de las provincias de Soria y Zamora, vieron

descender su electorado de 1982 en las autonómicas y municipales de 1983, consiguiendo tan sólo dos

escaños en Avila gracias al «tirón» personal del propio ex presidente del Gobierno.

Los comunistas castellano-leoneses se enfrentan a las elecciones igual que en el resto de España,

divididos, y no resulta fácil un vaticinio de cara a los comicios del 22 de junio. Excepción hecha de nueve

alcaldes y de una cincuentena de concejales, carece el PCE de represenlatividad en Castilla y León y su

implantación electoral es variopinta habida cuenta que los 50.000 votos de 1977 se convirtieron en 65.000

en 1979, descendiendo a 30.000 en 1982, con una recuperación de casi 15.000 votos siete meses después,

al celebrarse los comicios autonómicos.

Otras formaciones políticas, cual Guadiana, aparecen y desaparecen a tenor de conveniencias electorales.

Se trata de formaciones de extrema izquierda y extrema derecha, de, escasísima implantación, y dé otras

fuerzas políticas de carácter regionalista, como el PREPAL leonés y el PANCAL, o de marcado

significado agrario, como el Partido Ruralista o el Bloque Agrario, que apenas si consiguen cierta

representación municipal en pequeñas localidades castellano-leonesas. El PANCAL

Castilla y León en cifras

• Superficie en kilómetros cuadrados: 94.147.

• Habitantes: 2.577.105.

• Censo electoral: 2.046.903.

• Paro a diciembre de 1985 (EPA): 150.200 (18,8 por 100).

• Escaños ai Congreso: 34 (pierde uno con respecto a 1982).

• Escaños al Senado: 36.

• Reparto actual por partidos: PSOE: 18 diputados y 22 senadores. CP: 12 diputados y 12 senadores.

CDS: 1 diputado. ULD: 1 diputado. Independientes: 2 senadores.

• Próximas elecciones autonómicas: En 1987.

 

< Volver