Clavero Arevalo: en la eleboración de los estatutos de autonomía. 
 "Nadie tendrá el monopolio"     
 
 Pueblo.    04/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

ANDALUCIA

CLAVERO AREVALO: En la elaboración de los estatutos de autonomía

"NADIE TENDRÁ EL MONOPOLIO"

SEVILLA. (PUEBLO.)— "frente a la idea del Estado federal defenderemos la de un Estado unitario

compatible con amplias autonomías regionales, y personalmente me agradaría la existencia de un mapa

regional que, como en Italia, definiera las regiones españolas con flexibilidad», ha afirmado el ministro

para las Regiones, Manuel Clavero Arévalo, en el curso de una rueda informativa celebrada a última hora

de la tarde de ayer, en el Gobierno Civil de Sevilla, minutos antes de presidir la clausura de una asamblea

de la UCD en la Venta de Antequera.

«La regulación de las autonomías regionales, las transferencias de funciones del Estado a las regiones y

las negociaciones preautonómicas, son los tres sectores —dijo el señor Clavero— en los que está

trabajando, principalmente, mi Departamento." «Creo —s e ñ a 1 ó— que la autonomía regional es

totalmente compatible con la unidad de España y del Estado español. Se están determinando ahora las

materias no transferibles por el Estado a las regiones, como son la soberanía, el Ejército, la moneda, y las

relaciones internacionales, entre otras; las transferibles a nivel de legislación y ejecución regional y las

transferibles a nivel de ejecución, reteniendo el Estado la legislación y planificación."

"Nadie tendrá el monopolio de la elaboración de los estatutos de autonomía; se está configurando la

manera y el procedimiento de elaboración y su aprobación por las Cortes, Una de las alternativas que

defiendo —dijo el ministro— es la de un Senado regional, tanto en su composición por representantes de

regiones como por su materia específica regional, al ser la Cámara que regula los conflictos entre regiones

y distribuye los fondas entre las regiones.»

Por lo que se refiere a la Hacienda regional, el ministro afirmó que se nutre, fundamentalmente, de fondos

que deberán distribuirse en función de los niveles demográficos y socioeconómicos de las regiones y el de

inversiones en proporción inversa a los niveles de desarrollo de cada una. También aseguró el señor

Clavero que para estudiar el impacto que las autonomías regionales van a producir en cada uno de los

departamentos y en toda la Administración del Estado, funciona una comisión interministerial presidida

por el ministro para las Regiones e integrada por los secretarios generales técnicos de todos los

Ministerios.

El señor Clavero perfiló el tema de las preautonomías diciendo que no parte de la Constitución ni se

basan en unos estatutos autonómicos, sino en la legislación estatal, exigiendo un consensus de las fuerzas

políticas de la región y, en cierto modo, de las nacionales. «En general —añadió el señor Clavero—.

Tienden a restablecer instituciones que han tenido reciente vigencia y no hay traspaso de poder

normativo, sino tan sólo gestión de aquellos servicios sobre los que no existe duda en orden a su

transferencia. Todo tiene carácter provisional hasta la Constitución y numeramos decir que es una entrega

a cuenta de la autonomía definitiva.»

Después de resumir los procesos de preautonomía y negociaciones referidos a Cataluña, País Vasco y

Canarias, el ministro centró su atención en Andalucía, haciendo primeramente un elogio de los

parlamentarios andaluces para los que consideraba injustificadas las críticas que había oído por no

haberse constituido todavía en asamblea. «Donde hay que hacer principalmente un gran esfuerzo —

subrayó el señor Clavero— es en la defensa de Andalucía en la Constitución, es decir, que lo que la

Constitución diga sobre autonomías regionales sea conveniente para Andalucía, con objeto de evitar que

se pronuncien más las diferencias económicas y sociales que existen entre unas regiones y otras de

España."

Acompañaban al ministro el subsecretario del Departamento, señor Sánchez y Montes de Oca; el

gobernador civil, señor Fernández-Madrid, y la secretaria general de UCD en S e v i 11 a, Carmen

Llopart.

 

< Volver