Elecciones generales. 
 Duras críticas de la patronal catalana a la gestión del Gobierno socialista  :   
 Insisten en que no se ha confiado en la iniciativa privada. 
 ABC.    07/06/1986.  Página: 27. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Duras críticas de la patronal catalana a la gestión del Gobierno socialista

Insisten en que no se ha confiado en la iniciativa privada

Madrid

La Confederación Empresarial de Cataluña, que ha analizado la gestión pública ante el cambio de

legislatura, ha vertido duras críticas contra el Gobierno. Los empresarios catalanes aseguran que no se ha

confiado en la iniciativa privada y que se ha logrado que los que viven del presupuesto ya son más que los

que trabajan en el sector competitivo.

En un folleto editado recientemente, la Confederación Empresarial de Cataluña dice que resulta extraño

que durante estos cuatro años el Gobierno haya reforzado al Estado con tanta intensidad. Y en este

sentido, argumenta, entre otras cosas, que se han doblado los gastos públicos consignados en el

Presupuesto del Estado y han aumentado las pérdidas de las empresas públicas.

Insisten los empresarios Catalanes en que el crecimiento de los impuestos dobla al de la inflación, pero el

déficit y la deuda se disparan: cada familia ya debe un millón doscientas mil pesetas. En este capítulo

destinado a los impuestos argumentan que «trabajamos para el Estado cuatro meses y medio» y que el

sector público detrae cada vez más recursos al privado. Pero no tos emplea para invertir, sino para gastar.

Respecto a la criminalidad, insisten en que se ha duplicado, pero añaden que la impunidad es el peor

problema. Los empresarios catalanes recogen una manifestación hecha por tos colegios de Abogados de

Cataluña:

«Creemos Negado el momento de decir basta al espectáculo diario del que somos testigos cualificados».

También critican los empresarios el transporte público, al que califican de «gran chapuza». En cuatro

años, Iberia ha acumulado pérdidas por valaor de 58.000 millones de pesetas y RENFE, por su parte, ha

alcanzado los 203.000 millones en 1985.

En el capítulo que destinan los empresarios catalanes a la Seguridad Social, aluden a su «terrible

descontrol» con un claro ejemplo: «una cama de la Seguridad Social cuesta el 50 por 100 más que una

privada, pero eso no resuelve la mala asistencia y las colas para hospitalización». Abiertas a la

competencia dentro de la CEE, las empresas españolas tienen una gran desventaja, porque «mientras

aportan el 65 por 100 de tos ingresos de la Seguridad Social, la media europea está en •el 42,6 por 100».

La Seguridad Social, por tanto, cada vez cuesta más a tos trabajadores y a las empresas y cada vez grava

con mayor fuerza al empleo.

 

< Volver