Autor: Marhuenda, Francisco. 
 Elecciones generales. Cataluña ante las urnas. 
 Protagonismo socialista en las generales y victoria de CIU en las autonómicas  :   
 Fuerte desgaste de comunistas y nacionalistas radicales. 
 ABC.    07/06/1986.  Página: 28. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

28/ABC

ELECCIONES GENERALES

SÁBADO 7-6-86

Cataluña ante las urnas

Protagonismo socialista en las generales y victoria de CiU en las autonómicas

Fuerte desgaste de comunistas y nacionalistas radicales

Barcelona. Francisco Marhuenda

El votante catalán acostumbra a dividir su voto en función de fas características de cada elección.

Tradicionalmente, opta por la izquierda en las generales y municipales, y por el centro-derecha, en las

autonómicas. Sin embargo, esta vez hay qué tener en cuenta la división de los comunistas y el

protagonismo de Convergencia y Unión frente a los grupos nacionalistas radicales, lo que les ha hecho

perder peso en la política catalana.

En 1977 y 79 los socialistas ostentaron el primer puesto y todo parecía indicar que en las autonómicas del

80 esto se repetiría, la sorpresa fue la victoria de la coalición nacionalista CiU. Los nacionalistas catalanes

fueron evolucionando desde una posición en ciertos aspectos radical a la moderación que condujo a Jordi

Pujol a la victoria. No obstante, el votante catalán es de centro progresista, esquema que se repite en la

historia contemporánea del Principado.

Los socialistas catalanes, resultado de la fusión de las diversas formaciones socialistas de carácter

nacionalista con la Federación catalana del PSOE, fueron capaces de ofrecer esa línea de centro-izquierda

nacionalista que conectaba con las aspiraciones de la sociedad catalana. La extinta UCD, que en el 80

pasó a llamarse CC-UCD, fruto de una operación cuyo objetivo era hacerse el voto nacionalista que acabó

en CiU, ocupaba el segundo fugar. Le seguía Convergencia i Unió y ei PSUC, ya que en Cataluña es

donde los comunistas obtenían sus mejores resultados. En las primeras municipales la victoria fue

claramente socialista, pero con un significativo voto comunista. Se formó lo que se llamó él "Pacte del

Progres", en el que participaron PSC (PSOE), CiU, PSUC y CC-UCD, pero su duración fue corta y su

objetivo era la gobernabilidad, el cambio y la democratización de los Ayuntamientos catalanes.

El voto de la coalición de Convergencia i Unió ha tenido tres etapas, en las que ha ido superando,

progresivamente, lo que parecía su techo electoral. Los resultados antes del 80 la situaban como una

coalición que ocupaba el espacio nacionalista, que se cifraba en poco más del quince por ciento; pero por

detrás de las formaciones de ámbito estatal. En las autonómicas rompió su primer nivel electoral y Jordi

Pujol pudo formar un Gobierno

Cataluña en cifras

• Superficie en kilómetros cuadra dos: 31.895.

Habitantes: 6.714.783.

Censo electoral: 4.620.321.

Paro a diciembre de 1985 (EPA):

519.300 (22,4 por 100).

Escaños al Congreso: 47.

Escaños al Senado: 16,

Reparto actual por partidos:

PSOE: 25 diputados, 10 senadores.

CiU, 12 diputados, 5 senadores.

CP: 8 diputados.

PSUC: 1 diputado.

ERG: 1 diputado, 1 senador.

Elecciones autonómicas: 1988.

Monocolor, pero sin contar con una mayoría en la Cámara. La situación parlamentaria de tos Gobiernos

de UCD hicieron que tos votos de la minoría catalana fueran imprescindibles para su estabilidad, con lo

cual los centristas tuvieron que dar apoyo al Gobierno Pujol. . La victoria de CiU es el resultado de la

imagen y prestigio personal de Jordi Pujol, así como la credibilidad que esta coalición nacionalista genera

en los electores a la hora de optar por una opción que asuma la responsabilidad dé conducir el

autogobierno catalán.

En el 82 la victoria socialista fue aplastante y CiU mantuvo unos buenos resultados, pero muy por debajo

de los esperados. La acción de gobierno de Pujol y su Gabinete le hicieron obtener en el 84 la mayoría

absoluta en la Cámara catalana. La´gran sorpresa fue que había roto su techo electoral y absorbió los

antiguos votantes de CC-UCD, parte de los de ERC y algunos socialistas. Para estos últimos, la derrota

fue espectacular. Esto confirmaba que, en las autonómicas, los catalanes apoyaban a un partido

nacionalista.

Pérdida de votos

Todas las formaciones perdieron votos respecto al 82. Los comunistas pagaron muy cara su división

interna, pasando de tener un importante grupo parlamentario a una representación escasa y por debajo de

los populares; éstos vieron, una vez más, descender sus resultados a un tercio de tos del 82.

Está situación genera la incógnita de si esta tercera ruptura del techo electoral se consolidará y Miguel

Roca podrá superar en la circunscripción de Barcelona a su antiguo compañero de despacho, Narciso

Serra. Es poco probable que tanto populares como comunistas sean capaces de remontar la situación

electoral que vienen arrastrando. Pero es posible que quede definitivamente estable: cido un bipartidismo

imperfecto, cuya única duda sería conocer quién tendrá la primacía.

La lucha en ias cuatro circunscripciones catalanas se polariza alrededor del PSC (PSOE) y CiU en una

batalla por obtener la hegemonía. Los líderes convergentes vienen señalando que a lo largo de su historia

electoral han roto en tres ocasiones su techo y Miguel Roca ha indicado desde que se anunció la

disolución de las Cortes que la Minoría Catalana dispondría de un grupo parlamentario en el Congreso

que superaria la veintena de escaños. Los socialistas quieren mantener o mejorar los resultados del 82, y

es por ello que la lista está encabezada por uno de sus ministros mas prestigiosos, Narciso Serra, que fue

un alcalde de Barcelona que contó con gran popularidad entre ios ciudadanos, y Consejero de la

Generalidad provisional.

CIU cuenta con la ventaja de que Miguel Roca es en esta ocasión el candidato a la Presidencia del

Gobierno por el Partido Reformista, del cual es, además, su máximo impulsor. El objetivo es repetir los

resultados de las autonómicas. Los dirigentes de la coalición CiU esperan que muchos electores que en las

generales no les votaban al verlos sólo como una opción nacionalista, en esta ocasión valoren el esfuerzo

de la Operación Reformista.

El reto de la Coalición Popular es repetir los resultados del 82 o mejorarlos, que fue cuando obtuvo la

máxima cota electoral de su historia en el Principado. Los comunistas se presentan divididos en tres

opciones, aparte de las formaciones marginales de la extrema izquierda, con lo cual es difícil que alguno

de ellos obtenga los resultados que el PSUC consiguió en el 77 ó el 79.

Progresivo descenso

ERC tiene que hacer frente a un progresivo descenso de su aceptación popular desde el 80, así como a la

pérdida de presencia en el espacio nacionalista radicales de su participación en el Gobierno Pujol ya la

creación de una coalición electoral entre el PSUC y la "Entesa de els Nacionalistes de Esquerra".

Los principales problemas que han afectado a Cataluña han sido los derivados de las relaciones con el

Gobierno socialista, así como el asunto Banca Catalana, ya que ha generado un sentimiento de agresión

que supera a Jordi Pujol o Convergencia para pasar a ser considerado un ataque contra Cataluña. Una

gran parte de ciudadanos lo consideran como un agravio, a la vez que un ataque contra el presidente de la

Generalidad, con todo lo que esto implica para un pueblo sumamente sensibilizado en los aspectos auto-

nómicos. Para muchos catalanes existe una clara relación causa-efecto entre la victoria aplastante de Jordi

Pujol sobre los socialistas y la querella Banca Catalana.

Los reiterados incumplimientos de las promesas respecto al definitivo sistema de financiación

autonómica, así como el ritmo da tos traspasos y las valoraciones, han sido los problemas que han

marcado estos seis años de plena autonomía.

Cabezas de lista al Congreso

• PSOE: Narciso Serra (Barcelona), José Pau (Lérida), Luis María de Puig Olivó (Gerona) y Jaime Artich

y Balada (Tarragona).

• CP: Miguel Ángel Planas (Barcelona), José Ignacio Llorens (Lérida), Roberto Brell (Gerona) y Juan

Manuel Fabra (Tarragona).

• CiU: Miguel Boca (Barcelona), José Antonio Duran (Lérida), José López de Lerma (Gerona) y José

Gomis (Tarragona).

• ERC: Francisco Vicens (Barcelona), Juan Argiles (Tarragona), Jesús Pruja (Gerona) y Manuel Comes

(Tarragona).

• CDS: Antonio Fernández (Barcelona), Manuel de Sárraga (Lérida), Alberto Planasdemunt (Gerona) y

José María Buqueras (Tarragona).

• URC: Ramón Espasa (Barcelona), Ángel Izquierdo (Lérida), Juan Miró (Gerona) y Andrés Mayayo

(Tarragona).

 

< Volver