Autor: S. N.. 
 Elecciones generales. 
 Tráfico no ha tomado medidas contra las matrículas de las caravanas del PSOE  :   
 Aumentan las dudas sobre la legalidad de las autorizaciones. 
 ABC.    08/06/1986.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Tráfico no ha tomado medidas contra las matrículas de las caravanas del PSOE

Aumentan las dudas sobre la legalidad de las autorizaciones

Madrid. S. N.

Los vehículos que integran las caravanas electorales del Partido Socialista continúan luciendo distintivos

de matrícula especiales. Al parecer, el partido en el Gobierno ha obtenido los correspondientes permisos

en distintas delegaciones provinciales de Tráfico, si bien persiste una cierta confusión en medios oficiales

sobre la legalidad última de este tipo de autorizaciones.

Fuentes de la Guardia Civil de las caravanas electorales del Tráfico confirmaron ayer a ABC que las

caravanas de propaganda del PSOE contaban con permiso de las delegaciones provinciales de Tráfico

para utilizar placas de matrícula fuera de normas. «Es un abuso -manifestó un miembro de la Guardia Ci-

vil, pero tienen permiso.»

El pasado jueves, la encargada del gabinete de Información de la Dirección General de Tráfico, Carmen

Palmero, dijo a un redactor de ABC que «se iban a tomar medidas para impedir el uso de esas placas» y

achacó a un probable error de alguna delegación provincial la concesión de ese tipo de permisos.

En el mismo sentido se expresaron funcionarios del gabinete de Normativa de la Dirección General,

quienes consideraban que «el modelo de matrícula es único, ya que todos los vehículos deben quedar

perfectamente identificados y diferenciados».

Código de la Circulación

El Código de la Circulación establece en sus artículos 230, 231, 233 y 234 el número, disposición y

características de las placas de matrícula. La norma general, a la que no advierten excepciones

significativas, señala que en las placas de matrícula se inscribirán «tres grupos de caracteres constituidos

por la contraseña donde se matricule el vehículo; un número de cuatro cifras y una o dos letras de una

serie que comienza por la letra A y termina por la ZZ». El Código prohibe taxativamente que en las

placas de matrícula se coloquen, inscriban o pinten «adornos, signos u otros caracteres distintos de los

señalados en los apartados anteriores».

Por otra parte, la reglamentación dedicada a vehículos del Estado, lo que no es el caso de los del PSOE,

tampoco contempla una matrícula compuesta exclusivamente de letras.

Sin embargo, lo cierto es que PSOE cuentan con unas autorizaciones expedidas por las jefaturas

provinciales de Tráfico que les permiten circular en estas condiciones. Y hay más: son capaces de

gestionar la concesión de uno de estos permisos en menos de veinticuatro horas, como pone de manifiesto

lo sucedido en la provincia de Alicante.

Según informa nuestro corresponsal Vicente Pastor Chilar, la caravana electoral socialista sufrió varias

inspecciones por parte de la Policía Municipal de Alicante, que, al menos en un principio, consideró ilegal

ese tipo de matrículas. En las tres ocasiones en que fueron detenidas las caravanas, sus responsables exhi-

bieron una autorización de la Delegación de Tráfico de Madrid que, al parecer, no acababa de gustar del

todo a los agentes. Fue un sargento quien autorizó finalmente a los vehículos a seguir circulando es esas

condiciones, a pesar de que una de las autorizaciones no correspondía -según el número de bastidor -al

autocar que portaba la extraña matrícula.

 

< Volver