Autor: Zamarro, José María. 
 Elecciones generales. 
 Roca considera que su catalanidad ya no es obstáculo en la carrera electoral  :   
 El PRD espera conseguir, con CIU, cincuenta escaños. 
 ABC.    08/06/1986.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

DOMINGO 8-6-86

ELECCIONES GENERALES

Roca considera que su catalanidad ya no es obstáculo en la carrera electoral

El PRD espera conseguir, con CiU, cincuenta escaños

Badajoz. J. M. Zamarro, enviado especial

Miguel Roca, candidato da CIU, PRD y CG a la Presidencia del Gobierno, considera, tras recorrer varias

provincias andaluzas y Extremadura que su catalanidad ha dejado de ser un elemento negativo en su

carrera electoral y que, a partir de ahora, va a ser algo de io que se dejará de hablar. En su opinión, se ha

ido produciendo un cambio de actitud en los votantes a lo largo de esta primera semana de campaña

electoral.

En los primeros días, en los que recorrió principalmente la zona de Castilla y León, detectaba una mayor

agresividad en la cuestión de su catalanidad. En Andalucía y en Extremadura Roca afirma que ha

desaparecido esa agresividad, permaneciendo únicamente como factor de curiosidad.

Este cambio de actitud en al electorado tiene contento a Roca, fundamentalmente porque en su opinión ha

obligado a modificar los ataques de sus adversarios políticos que ya no dicen que él es catalán, sino que

es un nacionalista catalán. Rodolfo Martín Villa ha llegado a decir públicamente que un nacionalista

catalán jamás podrá llegar a la Presidencia del Gobierno. Roca, en cambio, afirma, que fue Suárez quien

le dio el aval para iniciar esa carrera cuando dijo que la transición política terminaría en España cuando

un nacionalista catalán llegase a la Presidencia del Gobierno.

Las expectativas de voto de los reformistas se centran en conseguir alrededor de cincuenta diputados en el

Parlamento, incluidos tos de Convergencia y Unión, de Cataluña.

Sobre lo que ocurrirá a partir del día 22, Roca se mantiene muy cauto. «Su estrategia -afirma- no pasa por

pactos o alianzas previas, sino por el fortalecimiento del Partido Reformista.» Sin embargo, asegura que

después de las elecciones habrá movimiento en la escena política española. Entre esas expectativas de

movimiento está el papel que los democratacristianos del PDP puedan protagonizar.

Los candidatos reformistas de varias provincias por las que ha pasado Roca aseguran tener promesas del

PDP de pacto seguro con el PRD después de las elecciones. Roca no afirma nada pero nada niega.

Asegura no haber mantenido ningún contacto con el PDP, pero dice, en cualquier caso tendrían que ser

los democratacristianos tos que se definan y den el paso adelante. Roca rechaza las conspiraciones y

maniobras políticas electorales. «No quiero saber nada de elucubraciones hipotéticas y "estudios

alzaguistas". Que cada uno corra sus riesgos y se deje de jugar sobre seguro.»

 

< Volver