Elecciones generales. 
 Pujol asegura que no tiene miedo a una posible venganza del Partido Socialista  :   
 Estamos dispuestos a aguantar muchas embestidas y golpes bajos. 
 ABC.    08/06/1986.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

ELECCIONES GENERALES

DOMINGO 8-6-86

Pujol asegura que no tiene miedo a una posible venganza del Partido Socialista

«Estamos dispuestos a aguantar muchas embestidas y golpes bajos»

Madrid. Otr

El presidente de la Generalidad de Cataluña, Jordi Pujol, ha manifestado que no tiene miedo a una posible

venganza socialista. «Ya tenemos demostrado -dijo- que estamos dispuestos, como coalición y como

personas, y con capacidad para aguantar muchas embestidas y golpes bajos. Por tanto, no me preocupa

especialmente eso, lo que tenga que venir ya vendrá y lo aguantaremos.»

Respecto al partido de Adolfo Suárez, Pujol dijo que «nosotros no vemos la formulación política en el

CDS, que se limita a afirmaciones sentimentales, y tampoco estaríamos de acuerdo en diversos aspectos

en cuanto a política exterior. Pero no quiero entrar en criticas concretas, lo que quiero decir es que ni el

CDS ni AP, a nuestro entender, y, por su-puesto, tampoco los socialistas, dan la respuesta que

corresponde al tiempo actual. Fuera de Cataluña, el PRD queremos que sea una fuerza con vocación de

Gobierno y no de bisagra ni marginalidad. Eso requiere su tiempo y no sacrificar el mensaje a pactos

electorales, a veces muy dudosos, que ponen en peligro que este programa nuestro quede consolidado

ahora como una gran propuesta de futuro. Determinados pactos, evidentemente, no lo permitirían, por lo

que preferimos seguir adelante en una línea de más largo plazo, pero seguros del triunfo, porque, repito, el

nuestro es el lenguaje moderno de Europa, Sinceramente, creemos que ese lenguaje sólo lo estamos

utilizando nosotros: lenguaje que es el siguiente: sociedad civil, fomento de la iniciativa individual y

colectiva, no mediatización del poder ni ocupación del mismo para quedarse, sino para fomentar la

iniciativa de la sociedad. Ese es nuestro mensaje, que estamos intentando aplicar en Cataluña

Pujol habló también del lenguaje crispado y descalificador utilizado en la campaña electoral. «No es la

primera vez que se utiliza ese lenguaje -dijo-. La campaña para las autonómicas de 1984, por parte

socialista, fue de un tono muy subido. De hecho, eso del "acoso y derribo" es algo que se está practicando

desde hace bastantes años. Nosotros siempre hemos procurado, y esta vez también lo procuraremos, no

dejarnos atrapar en este tipo de lenguaje. Sólo puedo asegurar que no nos dejaremos envolver en la

bronca, lo cual no quiere decir que no señalemos los incumplimientos socialistas.»

Y en este sentido puso el siguiente ejemplo: «El presidente del Gobierno, Felipe González, se

comprometió a que el problema de la financiación estaría resuelto el 31 de diciembre de 1985, y el día 27

de ese mismo mes el Consejo de Ministros dijo que ya tenía la solución y nos la comunicaría en seguida.

Pues bien, todo eso todavía no se ha cumplido. Y elto sin recurrir a tos incumplimientos clásicos, como

los puestos de trabajo, las pensiones, el incremento del dinero a los Ayuntamientos, uno de los grandes

caballos de batalla de los socialistas. Todo eso se debe decir, sin enfadarse, sin insultar a nadie, pero hay

que decirlo.

 

< Volver