Autor: López Agudín, Fernando. 
   Marcelino Camacho: Detrás de la fórmula de un Gobierno estable que propone el PSOE se esconde un Gobierno totalitario de partido único  :   
 Hay un franquismo sociológico latente en la forma de operar del Gobierno socialista. 
 ABC.    08/06/1986.  Página: 34-35. Páginas: 2. Párrafos: 17. 

34/ABC

NACIONAL

DOMINGO 8-6-86

Marcelino Camacho: «Detrás de la fórmala de un Gobierno estable que propone el PSOE se esconde un

Gobierno totalitario de partido único»

«Hay un franquismo sociológico latente en la forma de operar del Gobierno socialista»

«La cúpula del PSOE no es una formación de izquierdas, sino una formación de derechas»

«El dilema real no es Felipe o Fraga, sino pluralismo con contenido o "priizacióii" del país»

«La forma en que se han proyectado las elecciones responde no solamente al intento de ganar, sino al de

totalizar»

Durante toda la legislatura socialista la critica que más ha incomodado al Gobierno era la que se efectuaba

desde la Izquierda. Con la crítica de derecha contaba de antemano y le era rentable políticamente, de cara

a su propto electorado; no se esperaba, por el contrario, el ataque desde la Izquierda, porque el PCE casi

había desaparecido en 1982 y la totalidad de! voto progresista -salvo contadas excepciones- había

apoyado al PSOE. Sin embargo, desde hora muy temprana y bajo la dirección de Marcelino Camacho, ha

ido recreándose una crítica de izquierda que concluye estos días electorales en una descalificación

rotunda del proyecto socialista. La incomodidad de este rechazo se incrementa por la personalidad

histórica del dirigente sindical.

-Por vez primera en muchas décadas existe en España un Gobierno con base social de izquierdas. Sin

embargo, un sindicato como Comisiones Obreras arremete contra él. ¿Por qué?

-Creo que nosotros no arremetemos contra ninguna base sócial de izquierdas, arremetemos contra una

política económica y social que si recogemos sus grandes rasgos se concretan en el aumento del paro de

dos millones cien mil a tres millones, que es lo que hay en la actualidad. En un país que tiene ocho

millones de pobres se ha hecho una ley que recorta las pensiones, se ha generalizado la contratación

témporal y se ha aplicado una durísima política económica. A eílo hay que unir la carrera de armamentos,

la reinstalación en la OTAN y, ahora, la aprobación cte las armas químicas..., diríamos que de ninguna o´3

las maneras corresponde a una pciiiica con base social de izquierdas. Así, pues, >o que cuccdo es que una

organización sindica! que defiende los Intereses de los trabajadores entra en contradicción con un

Gobierno que practica una política antisocial. Y es!o no lo digo yo sólo, lo ha dicho la UGT, así que no es

que nosotros arremetamos desde un ángulo ideológico contra una formación que puede competir en el

plan ideológico. No, Es que desde el plano social y económico tenemos, para defender los intereses de los

trabajadores, que enfrentarnos a la política económico-social que hace el PSOE. Me remito a unas

declaraciones que ha hecho a «Tiempo» el presidente de la Trilátera! de México, Ysamu Yamasita,

diciendo que no hay diferencias entre Felipe y Fraga. Se refiere, ciaro, a los grandes planteamientos

económicos internacionales.

Entonces, no criticamos al PSOE porque es un competidor, sino porque, teniendo en cuenta que la

práctica es el criterio de la verdad y aplicando el proverbio de que por sus hechos los conoceréis, los

hechos de este Gobierno son de una política profundamente de derechas. Es más, yo diría que el trabajo

negro de ese ajuste duro y de esa política antisocial que no se atrevió a hacer la derecha la está realizando

la cúpula del PSOE. Y no digo el Partido Socialista, ni la UGT, no, sino la cúpula del PSOE. Creo que en

este país ese es el problema...

-Desde la recuperación de ¡as libertades democráticas ha existido una cierta contradicción entre el voto

sindical y el voto político. Dicho de otro modo, son muchos los que votan a Comisiones en las elecciones

sindicales, pero votan al PSOE en las elecciones generales. ¿Cree que esto va a variar ahora a tenor del

análisis que realiza usted?

-Creo que ha variado ya en el referéndum de la OTAN. Lo hemos constatado en las asambleas de

delegados y en las asambleas de trabajadores que hemos hecho, sobre todo las de Comisiones Obreras,

que es de las que estamos hablando, que el voto de eilos hacia el «no» ha sido masivo. Es decir, en este

sentido yo estoy totalmente seguro... que, dada esta política al servicio de la gran Banca nacional,

multinacional o Fondo Monetario Internacional, al servicio, también, de esa Trilateral, a la que se honran

pertenecer hombres como Luis Solana y a la que se dan banquetes opíparos como ese del Banco de

España, los trabajadores no van a votar al PSOE. Comisiones Obreras ha tenido tocia la razón, tiene toda

!a razón al decir que la política económica y social que hace la cúpula del PSOE es una política

económica y social de derechas. El propio Nicolás Redondo dijo que era una política antisocial. No se

trata en este momento de que hayamos cambiado de voto; nosotros decimos, claro, que no hay que votar a

la derecha y lo afirmamos desde el comienzo, porque, en gran medida, en torno a la derecha se agrupa el

gran capital con el que constantemente de diferentes maneras tenemos contradicciones y muchas... a la

hora, sobre todo, de negociar el reparto de la renta nacional, que, como sabe, se reparto siempre entre

salarios y beneficios. Entonces, en este sentido, esas contradicciones que nosotros creemos que existen se

manifiestan muy claramente ahora. Pero la pregunta es: ¿en qué medida hay diferencia en la política

económica de Fraga y Felipe?. Y quien responde acertadamente es precisamente el hombre de la

Triláteral, Ysamu Yamasita, cuando dice que no hay ninguna diferencia entre Felipe y Fraga. Para

nosotros está claro que la política económica que está haciendo la cúpula del PSOE es una política de

derechas, profundamente de derechas en lo económico-social, lo ha dicho también la UGT. Si en otro

periodo podíamos situar a la cúpula del PSOE en el espectro de izquierdas, ahora no. Después de estos

casi cuatro años de Gobierno, Comisiones Obreras no ha cambiado, quien ha cambiado en ese sentido,

digamos para mal, han sido ellos. Y los resultados ahí están. Tengo en mi poder una carta del Consejo

Superior de Investigaciones Científicas en la que dice que en España se está afianzando una grave

situación, que en los decenios anteriores tendía a corregirse, y es la separación de la población en dos

grandes colectivos muy diferentes entre sí: los que viven bien y los que malviven. Aquéllos tienen buenos

ingresos, viviendas cómodas, coche y disfruían de los beneficios del mundo moderno: Universidad,

viajes, buena medicina, deportes, cultura; los que viven mal son parados, trabajadores mal pagados con

empleo inseguro, pensionistas sin otros apoyos, viven en casas sórdidas, ruinosas, en barrios incómodos,

peligrosos, con malos transportes, disponen, de pocas vacaciones, están al margen del progreso y dei

bienestar. Es una realidad que se está instalando de nuevo en nuestro país, quizá puede parecer a alguien

un enfoque exagerado, pero, repito, procede del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Por lo tanto, no hacemos demagogia barata, no hacemos tampoco anti PSOE. Cr¡rifamos a la cúpula dei

PSOE, una cúpula que se parece cada vez más al PRI mexicano.

-Acabas de hacer alusión a! modelo del PRI y desde distintos ángulos observadores de uno y otro signo

político coinciden en denunciar esta amenaza o este hecho. ¿Hasta qué punto croe que es una tondancia o

una realidad y en cualquiera cíe ¡as dos hipótesis en qué medida la importación de ese modelo priista

mexicano es viable en España?

-No creo que (os modelos se puedan copiar mecánicamente o que las experiencias se puedan exportar,

importar o extrapolar. Vengo hablando desde hace dos años de este tema, ésta es la verdad. Coincido

plenamente que cuando un grupo político consigue un poder hegemónico, es casi inevitable la tentación

de implantarse definitivamente, sea el grupo político que ssa. Pero cuando ese grupo político utiliza

excesivamente la Administración, y muy especialmente los medios de comunicación oficiales y diríamos

oficiosos, porque en este país hay canales oficiales empezando por la televisión y oficiosos que podían

extenderse a periódicos y otras cadenas de radio que no son las oficiales; cuando, decía, se hace una

utilización excesiva surge un control y dirigismo político que, a pesar de utilizar los procedimientos de un

ordenamiento democrático, se desliza hacia un planteamiento totalitario estratificado a la vida social. Es

una realidad que palpamos. ¿Cómo se manifiesta...? Vayamos por lo más próximo. Actualmente estamos

discutiendo con el ministro de Trabajo. Comisiones Obreras es un sindicato representativo y el

mayoritario. Bien, se está discutiendo sobre ios representantes que se van a enviar al Consejo Económico

Social,. Pues bien, he recibido una carta del subsecretario de Trabajo en la que dice que, al no ponerse de

acuerdo tos sindicatos, ellos nombran a los representantes. Pero ¿cómo nombran? Sencillamente: eligen a

tos de CC OO para comisiones insignificantes, y en aquellas importantes reparte por su cuenta. Si hay dos

puestos, uno se lo da a UQT y otro a STV, y Comisiones la deja de suplente. Esto es un ejemplo, una

anécdota, pero hay otras muchas. En todas ellas se manifiesta esa prepotencia, esa arrogancia.

-Fuera del marco sindical y social que describes, ¿cómo se manifiesta en et terreno político está tendencia

priísta?

-Yo no diría sólo PRI, éso es franquismo sociológico. Hay un franquismo sociológico latente en la forma

de operar en actuaciones concretas. Por ejemplo.: convocar las elecciones con los Mundiales de Fútbol. Y

o, que he estado en la cárcel; recuerdo que si tratábamos de hacer un salto, una concentración, algún acto,

teníamos que tener un cuidado enorme cuando toreaba El Cordobés o cuando había un partido de fútbol, y

había corridas de El Cordobés justo el primero de mayo, cuando podíamos hacer una manifestación. Pues

ahora convocan las elecciones cuando hay un Campeonato Mundial. De alguna manera los Campeonatos

de fútbol impiden y frenan los mítines en la calle. ¿Por qué han elegido esa fecha? Para no dar tiempo a la

izquierda a unirse e impedir a otras fuerzas de centro encontrar una solución, formar una alternativa.

Esa cúpula del PSOE que tiene cargos, esa amplia gama de cargos instalados, pues los unos tratan de

mantener y aumentar sus privilegios; los otros, de mantener y aumentar sus beneficios. Es decir, es una

alianza real eso que yo llamo oligocargocracia, hay una alianza real. Cuando se habla de gobierno estable,

¿qué se entiende por gobierno estable, qué es el último «slogan»... ¿Gobierno estable qué es? ¿Acaso el

gobierno estable es el gobierno de un partido único? Es que en otros países no hay gobiernos estables con

coaliciones? Detrás de la fórmula de un gobiemo´e´stabíe se esconde un gobierno totalitario de partido.

Recuerdo que el PRl era un partido revolucionario institucional, salió de una revolución, tenía carácter

anti-feudal y anti-imperialista, pero tos cargos se instalaron en la dirección y en colaboración con esa

oligarquía con la que se fundieron, siendo una parte más de los beneficiarios de aquella situación. Y

aunque ese modelo no se ha copiado - son situaciones a más de medio siglo una de la otra, son países de

distancia geográfica y también son distintas las fuerzas políticas-, el hecho priísta está aquí. Quiero que se

me entienda bien. Publiqué un artículo el diecinueve de noviembre de mil novecientos ochenta y dos que

se titulaba «El cambio posible y el cambio necesario», en el que alertaba sobre los peligros que podían

haber de que el país al final se viera naturalmente desorientado y diriamos descorazonado porque los que

prometieron el cambio realizaron exactamente la política contraria. Considero que en el Partido Socialista

y en UGT hay militantes de izquierdas, naturalmente. Pero la dirección no hace una política de

izquierdas; la izquierda no es ahora la cúpula de la dirección del PSOE. Esta cúpula es una formación de

derechas.

No hay sectarismo en decir, en este momento, que la política económica y la política social del PSOE es

una política en la línea del PRl. La forma en que se han proyectado las elecciones responde no solamente

al intento de ganar sino al de totalizar ¿Que coincidimos muchas personas en este análisis? Pues claro, me

parece lógico. Y esto se utiliza para descalificarnos. Para que algunos hablen de la pinza, pero la pinza ya

la hicieron ellos con Suárez...

-Ya que habla del triste papel de quienes acusan a la Izquierda de hacer una pinza con la derecha para

terminar o limitar este Gobierno, ¿cómo explica usted que ciertas personas, con su pasado, cumplan hoy

esta función?

-En el caso de Santiago Carrillo hay elementos de tipo objetivo y subjetivo para tratar de comprender que

no justificar sus actuales planteamientos de división de la izquierda al servicio del PSOE. Hay una parte

indiscutible en su vida que es válida y otra mucho menos válida en la que inciden errores y apreciaciones

subjetivas que operando en unas condiciones determinadas pueden acabar produciendo lo que estamos

presenciando estos días.

-¿En qué medida la polarización Felipe-Fraga y la controversia en torno a la personalidad de este último

político no está distorsionando y esquematizando una realidad?

-Efectivamente. Manuel Fraga cumple en este juego el papel de «coco» que sirve de coartada para

justificar la «priización» de la sociedad española. Es un falso dilema el que et PSOE presenta: o Felipe ó

el caos, o Felipe o Fraga. No. El dilema real es pluraiismo con contenido o priización del país. Ese es el

fondo de k> que se debate. Yo estoy convencido que tanto Izquierda Unida como las fuerzas de centro

podrán impedir que naufrague nuestro pluralismo en un océano «priista». España no es México, aunque

tengamos hechos que nos preocupen seriamente. Ni siquiera ese falso dilema creado por el PSOE, no en

vano fue el socialismo quien nombró a Fraga jefe de la oposición, va a impedir que se rompa este

bipartidismo.

Fernando LÓPEZ AGUDIN

 

< Volver