Autor: Delgado, Fernando. 
 Elecciones generales. 
 La fiesta del PCE se convirtió en un mitin para la nueva izquierda  :   
 Iglesias: Se ha impuesto una prepotente forma de gobernar. 
 ABC.    09/06/1986.  Página: 20. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

ELECCIONES GENERALES

LUNES 9-6-86

La fiesta del PCE se convirtió en un mitin para la «nueva izquierda»

Iglesias: Se ha impuesto una prepotente forma de gobernar

Madrid. Fernando Delgado

El PCE cedió ayer su mitin-tiesta de la Casa de Campo de Madrid a la coalición Izquierda Unida (IU),

cuyos líderes tuvieron oportunidad de dirigirse a los simpatizantes comunistas, con críticas al resto de los

partidos de la Izquierda, la derecha y el centro. Gerardo Iglesias, al cerrar el acto político aseguró que

«quien esté en la izquierda y no apoye a Izquierda Unida, está sirviendo a los intereses de la derecha y del

Partido Socialista».

Esta dará alusión a Santiago Carrillo sirvió para destapar, una vez más, su enfrentamiento con el PCE.

Incluso Marcelino Camacho tomó la palabra para insistir, entre otras cosas, en que toda la izquierda

apoya a IU, salvo un pequeño grupo que le hace el juego a los socialistas, y que los que «tratan de dividir

a Izquierda Unida hacen el juego al Gobierno».

Hacía tanto calor ayer en el auditorio de la Casa de Campo de Madrid que el Ayuntamiento comunista de

San Femando de Henares trasladó a la fiesta del PCE un camión cisterna municipal para refrescar los

alrededores del escenario. Pese a ello, José Menese y Joaquín Sabina caldearon el ambiente con sus

interpretaciones para entregar al público en manos de los líderes de Izquierda Unida.

Gerardo Iglesias, Ramón Tamames, Marcelino Camacho y Alonso Puerta pidieron en reiteradas ocasiones

el voto para IU y, al mismo tiempo, criticaron al Gobierno socialista. Fueron más duros contra el PSOE

que contra los partidos de la derecha.

Gerardo Iglesias se refirió a una reciente intervención de Felipe González, en la que dijo: "si vuelvo a

gobernar seguiré la misma orientación que hasta aquí y el primer objetivo será el de garantizar la paz". Y

lo decía sin sonrojarse —argumentó Iglesias—, «con la desfachatez que demuestra hasta dónde ha llegado

la degradación de la política en este país. Hablan de paz quienes apuestan por la OTAN». El secretario

general del PCE volvió a citar al presidente del Gobierno para asegurar que él es el máximo responsable

de que nuestro país haya doblegado la cabeza ante los Estados Unidos.

El secretario general del PCE insistió en que el diálogo entre la Administración y los ciudadanos ha

quedado marginado, mientras se ha impuesto una forma de gobernar cada vez más prepotente, con

despacio por la sociedad, clientelismo y un pacto permanente con tos grandes poderes nacionales e

internacionales.

En otro momento de su intervención, Iglesias dijo «sí» a las iniciativas para el desarme, «como las que ha

formulado la Unión Soviética para los próximos quince años». Rechazó que se utilice el terrorismo como

pretexto para agredir a otros países.

Iglesias aseguró que «hace falta aquí y en toda Europa renovar el ideario y la estrategia de la izquierda».

Justificó así la decisión del PCE de ir al encuentro con otras fuerzas políticas.

No es el PSOE de Pablo Iglesias

Ramón Tamames se refirió al proceso de derechización del PSOE y criticó a Adolfo Suárez por no haber

tomado postura ante el referéndum de la OTAN. Dijo que los cuatro jinetes de la Moncloa son el paro, las

drogas, el armamentismo y la corrupción. «El PSOE no es ahora el partido de Pablo Iglesias -añadió-, es

el partido de Felipe Thatcher y Alfonso Reagan, que han corrompido a la UGT para convertirla en un

sindicato vertical».

 

< Volver