Autor: Acevedo, Carmen. 
 Elecciones generales. Extremadura ante las urnas. 
 Los electores de las zonas agrícolas, decisivos, una vez más, en los comicios  :   
 Es la comunidad autónoma con menos densidad de población. 
 ABC.    09/06/1986.  Página: 24. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

24/ABC

LUNES 9-6-86

ELECCIONES GENERALES

Extremadura ante las urnas

Los electores de las zonas agrícolas, decisivos, una vez más, en los comicios

Es la Comunidad autónoma con menos densidad de población

Mérida. Carmen Acevedo

Extremadura, la Comunidad con menos densidad de población, pese a su extensión, se decantó en las

últimas elecciones mayoritariamente por el PSOE; antes y aproximadamente la misma población había

dado su apoyo a la UCD. De hecho la primera Junta preautonómica estaba constituida por un Gabinete

formado por miembros de ese partido.

Los habitantes extremeños son esencialmente conservadores en sus costumbres, siendo su modelo

económico territorial la agricultura, de ella depende el asentamiento de la población, la industria y el

comercio. Hay dos ejes principales de localización industrial: uno que atraviesa de forma transversal a la

Comunidad desde Zafra a Plasencia, pasando por Almendralejo, Mérida y Cáceres, y, el otro, horizontal,

y afecta a la provincia de Badajoz, en concreto a la capital pacense, Mérida, Don Benito y Villanueva de

la Serena.

Dos partidos políticos bien definidos son, el actual líder de la política en Extremadura, e( PSOE, y el

Grupo Popular, oposición única que tienen los socialistas y que la integran personas destacadas

pertenecientes, algunas de ellas con anterioridad, al partido Unión de Centro Democrático. En el anterior

sondeo electoral las urnas decantaron en Extremadura una mayoría absoluta al partido en el Gobierno.

En concreto, de los cuatro senadores que integran la lista de la región tres son del PSOE y uno de

Coalición Popular, en lo que se refiere a Cáceres. Para esta misma provincia cinco representantes ocupan

los sillones del hemiciclo del Congreso de los Diputados, de ellos cuatro del PSOE y uno de la coalición

AP-PDP. En Badajoz los diputados para el Congreso lo componen siete personas, de ellas cinco del

partido del Gobierno y dos de la Coalición Popular. Los senadores para esta provincia lo conforman tres

personas, dos socialistas y una del Grupo Popular. Esto quizá dé idea de lo ampliamente que ganó el

partido del Gobierno en ambas provincias extremeñas en e! anterior comicio.

Aparte de estos dos partidos, uno mayoritario y el otro opositor, hay en Extremadura otros más que se

presentan a las próximas elecciones del 22 de junio, como el caso del CDS, que en las anteriores ya se

presentó, del Partido Reformista Democrático, cuyo centro neurálgico a la hora de recopilar votos es la

ciudad de Plasencia, zona de gran riqueza, tanto agrícola como industrial; los comunistas, representados

en los tres partidos al igual que en e! resto del país: La Mesa para la unidad de los comunistas, Izquierda

Unida y Unificación Comunista de España. De los tres grupos quizá tenga más popularidad entre los

extremeños la coalición Izquierda Unida, sobre todo si se tienen en cuenta que se presenta en las listas

para el Congreso el parlamentario de la Cámara extremeña José Javier Agorreta Blázquez. También con-

curren a las elecciones el partido regionalista Extremadura Unida, un partido de línea centrista liberal que

tuvo sus más y sus menos durante el pasado año perdiendo diputados en la Cámara extremeña al

producirse una escisión del partido.

Con respecto a la candidatura de la Coalición Popular, grupo que hará frente al partido del Gobierno,

quieren, según palabras del número uno de la candidatura al Congreso Luis Ramallo, «recuperar la

esperanza que el PSOE robó a los extremeños», afirmación que el actual diputado en Cortes por la

provincia pacense hizo en la presentación de candidaturas de su partido por Badajoz. Los conservadores

piensan dirigir el Gobierno de la nación basándose en los «desaciertos socialistas» y «porque es un

programa moderado y centrado, no un cúmulo de promesas, sino ideas para arreglar España». Luis

Ramatlo enfrentado con el presidente de la Junta, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, desde hace meses, dedicó

buena parte de ta presentación de los candidatos pacenses a ataques directos al grupo del Gobierno. Sobre

la campaña, los populares la orientan en base a la creación de empleo y seguridad ciudadana.

El grupo actual del Gobierno, el PSOE, el secretario general del partido, actual presidente de la Junta

extremeña, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, afirmó en la presentación de los candidatos del PSOE «aún no

hemos ganado las elecciones, pero los socialistas sabemos cómo hacerlo», afirmó también que el actual

Partido Socialista es «la única alternativa de izquierda seria y unida que se presenta a estas elecciones».

Extremadura en cifras

• Superficie en kilómetros cuadrados: 41.602.

• Habitantes: 1.064.968.

• Censo electoral: 820.748.

• Paro a diciembre de 1985 (EPA): 80.900 (27,9 por 100).

• Escaños al Congreso: 10 (pierde uno respecto a 1982).

• Escaños al Senado: 8.

• Reparto actual por partidos: PSOE: 9 diputados y 6 senadores. CP: 2 diputados y 2 senadores.

• Próximas elecciones autonómicas: En 1987.

Tema fundamental para la campaña será la política económica, con «una distribución de la renta que

afecte a las condiciones de vida de las clases más necesitadas». Afirman también que solamente con este

Gobierno y esta Administración se podrá sacar a España de la crisis.

Los candidatos socialistas han afirmado haber aprendido en estos cuatro años de Gobierno y piden otros

cuatro años más para poder consolidar «las mejoras que se han puesto en marcha». Sobre las posibles

previsiones para este partido el día de los comicios, Rodríguez Ibarra expresó su deseo de igualar a tos

anteriores del 82 e incluso «conseguir algunos diputados más».

Una de las últimas encuestas encargada por la Junta de Extremadura al Centro de investigaciones

Sociológicas (CIS) indicaba, en un apartado dirigido a realizar el voto por simpatía para unas elecciones

generales, que el PSOE ganaba cinco puntos más en referencia al 85 (las encuestas se realizaron en el mes

de febrero de este año). La Coalición Popular avanzó un punto, el CDS otro junto con el Partido

Comunista, Extremadura Unida bajó dos puntos y el Partido Reformista Democrático bajó de un punto a

cero. En ella también todos los líderes políticos extremeños mejoraron su puntuación, y se mantuvo el

orden en las primeras posiciones. Pablo Castellano volvió a ser el más valorado, seguido de Pedro

Cañada, de Extremadura Unida, Felipe Camisón, del Grupo Popular, y José Marino, actual alcalde de

Plasencia. En quinto lugar estaba Antonio Uribarri, del PDP, que había desplazado a Manuel Parejo, dipu-

tado comunista de la Asamblea extremeña y número seis de la lista en popularidad, y el séptimo Enrique

Sánchez de León, antiguo ministro en el Gobierno de UCD.

Todos los partidos en la región preparan pues sus campañas dirigidas no sólo a las grandes ciudades, sino

también, teniendo en cuenta la estructura geográfica de Extremadura, a una región extensa con pequeños

grupos de población a lo largo de su amplia geografía dedicados en su mayor parte a la agricultura.

El voto del campesino es importante, dado que de lo agrícola se abastece esencialmente Extremadura y su

industria está fundamentada en muchas ocasiones en ella. Este campesino se enfada con el Gobierno

cuando el precio del fuel se le presenta caro o no consiguen subvenciones en ciertos productos, pero ése

mismo disgunto suele desaparecer una vez aclarado el problema. Es difícil asegurar qué es lo que va a

votar el hombre de campo extremeño, alejado de los grandes núcleos.

 

< Volver