Autor: Cabaleiro, Alfonso. 
 Elecciones generales. Galicia ante las elecciones. 
 Coalición Popular intentará consolidarse como primera fuerza política  :   
 Los nacionalistas quieren llevar su voz al Congreso. 
 ABC.    10/06/1986.  Página: 31. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

MARTES 10-6-86

ELECCIONES GENERALES

Galicia ante las elecciones

Coalición Popular intentará consolidarse como primera fuerza política

Los «nacionalistas» quieren llevar su voz al Congreso

Santiago. A. Cabaleiro

Las elecciones de 22-J presentan en Galicia dos retos: por una parte comprobar si Coallctór Popular se

mantiene como la primera fuerza política y observar si Coalición Gallega o Esquer da Galega consiguen

una representación suficiente para hacer valer su voz «nacionalista» er el Congreso de los Diputados.

Cuarenta y tres escaños están en Juego en la Comunidad

La elaboración de las listas para el próximo 22 de junio supuso una serie de conflictos en todas las fuerzas

de centro-derecha En Coalición Popular dos ciudades se disputaron el protagonismo conflictivo. Por una

parte, Orense, donde dos militanres significativos de AP, Jaime Tejada y Carmen Lovelle, formaron un

nuevo partido, Agrupación de Electores Independientes, después de que se les apartase de la dirección del

partido en esa provincia. El verdadero enfrentamiento se debe a la negativa de Tejada a que hombres

ajenos a AP obtuviesen un buen puesto en las listas, especialmente Victorino Núñez, ex miembro de

Coalición Gallega, y fundador de centristas de Galicia, ahora en la CP.

También en La Coruña el afán de poder de María Victoria Fernández España le llevó a abandonar AP

poniendo como excusa el referéndum sobre la OTAN. Sabía que los puestos que ella apetecía iban a ser

ocupados por los hombres de Romay Beccaria -actual presidente provincial del partido- y decidió

apuntarse a Coalición Gallega que le ha ofrecido el número dos por La Coruña. En los últimos días

asistimos a continuas declaraciones galleguistas de Fernández España con constantes loas a CG, en un

ambiente esperpéntico de oportunismo político.

Los cuatro presidentes de Diputaciones gallegas ocupan puestos destacados en las listas de CP. Mariano

Rajoy es el primero en la lista al Congreso por Pontevedra. Marfany, Núñez y Cacharro Pardo figuran en

las listas al Senado, respectivamente por La Coruña, Orense y Lugo. Se barajaba en la lista de CP el

nombre de Pío Cabanillas, bien por Orense o por Pontevedra. No ha sido así, lo que ha venido lamentando

continuamente Manuel Fraga.

No fueron menos importantes los conflictos en Coalición Gallega. En Orense diversos sectores se negaron

a que figurase en las listas el secretario general de partido, José Rodríguez Peña. Y en Pontevedra el

presidente de CG, Antonio Díaz Fuentes, disolvió a la Comisión provincial intentando controlar así la

elaboración de las listas. Al fin plegó velas restituyendo dicha Co misión. En el resto ti€ los partidos la

elaboración de las listas nc constituyó especial problema y hay que destacar la formación de le Plataforma

galleguista de Izquierda Unida V» compuesta por el Parti do Comunista de Galicia (sector Iglesias), \í

Federación Progresista, el Partido Comunista Prosoviético, la Unidad Socialista Gallega, el Partido

Galleguista Histórico y ei Partido Socialista Federado.

Los partidos con más posibilidades de obtener escaños son nuevamente CP y PSOE. En principio CP

parece tener seguro el triunfo en Pontevedra y Lugo.

Son unas elecciones importantísimas para CP. No ya sólo por observar hasta dónde alcanza el techo de

Fraga, sino porque una apabullante derrota de éste podría desencadenar el definitivo acoso a Fernández

Albor, que, desde hace unos meses, viene insinuándose. En los últimos días, políticos de CG ya han

vaticinado la caída de Albor tras el 22-J, y Camilo Nogueira, el líder de EG, ya ha solicitado de Albor una

moción de confianza.

Un tercer aspecto importante de tas elecciones es comprobar si CG o EG consiguen un grupo

parlamentario. Los dos partidos se disputan el tener una voz nacionalista en Madrid, y la campaña podría

reflejar una guerra particular entre ellos, que ya ha tenido sus prolegómenos en los ataques de Nogueira a

CG.

 

< Volver