Autor: Río López, Ángel del. 
 Sondeo electoral de Gallup para Ya ; Elecciones municipales: donde cosechan sus votos los partidos ; Mientras que el PSOE buscaría los votos de Izquierda Unida. 
 Los votos de AP y CDS podrían evitar que Barranco fuera alcalde de Madrid     
 
 Ya.    04/06/1987.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

ELECCIONES

JUEVES 4 DE JUNIO DE 1987

SONDEO ELECTORAL DE GALLUP PARA YA

ELECCIONES MUNICIPALES: DONDE COSECHAN SUS VOTOS LOS PARTIDOS

Mientras que el PSOE buscaría los votos de Izquierda Unida

Los votos de AP y CUS podrían evitar que Barranco fuera alcalde de Madrid

Madrid/Ángel del Río

Si los resultados de las enuestas coinciden con los de las rnas el próximo día 10, Alianza ´opular y CDS

tendrá la gran ´Casión de apear a los socialistas de la alcaldía de Madrid y le´ Gobierno de la Comunidad

Uitónoma madrileña. La unión le escaños AP-CDS representa • una minoría mayoritaria_capaz de decidir

quién gobierna en •cada una de las instituciones selaladas. La historia de las eleciones municipales de

1979 poría repetirse ahora. En aquella casión, la candidatura de UCD, ncabezada por José Luis Alvaez,

obtuvo el mayor número de otos, pero la alianza PSOE-PCE izo alcalde a Enrique Tierno. I 10 de junio

puede ganar Baranco, pero un pacto AP-CDS evaría a Alvarez del Manzano a Rodríguez Sahagún a la

alcaldía.

Según la encuesta de Gallup ealizada para YA, el PSOE puele perder ocho concejales en el Ayuntamiento

de la capital de España; es decir, pasaría de los SO actuales a 22 posibles, después del 10 de junio.

También perdería escaños Alianza Popuar con respecto a los concejales obtenidos por la Coalición

Popular en los comicios municipales de 1983. que fueron 23 y que podrían reducirse a 19-20. Izquierda

Unida puede mantener los concejales (4) que obtuvo el PCE en 1983, aunque el PTE-LJC, al que la

encuesta de Gallup no da representación, puede conseguir un número de votos capaz de restar un concejal

a Izquierda Unida. La Corporación municipal madrileña estará compuesta por 55 concejales, dos menos

que en 1983, como consecuencia de la disminución del censo electoral.

Según los datos de la encuesta, el PSOE perdería la mayoría absoluta en el Ayuntamiento de Madrid, lo

que daría lugar al juego del tira y afloja de los pactos poselectorales: la unión de AP y CDS, con sus

teóricos 29 concejales, superaría a la otra coalición formada por PSOE e Izquierda Unida (26 concejales),

lo que les pondría a aliancistas y centristas en situación de decidir quién sería el alcalde.

Los pactos

La interrogante surge a continuación: ¿sería posible un acuerdo AP-CDS para impedir que el alcalde de

Madrid continuara siendo socialista? En este caso, ¿quién sería el candidato de la coalición poselectoral

AP-CDS?

Los responsables de ambos partidos no quieren pronunciarse, pero ya han coincidido en algo: «No

aventuremos acontecimientos; en la noche del 10 de junio, y a la vista de los resultados, hablaremos."

Agustín Rodríguez Sahagún (CDS) está seguro de ser el próximo alcalde de Madrid, aunque no dice en

qué condiciones: «No aseguro que vayamos a ganar por mayoría absoluta, pero sí afirmo que voy a ser el

alcaide.» José María Alvarez del Manzano (AP) también tiene confianza en ser el próximo regidor de la

Villa y Corte. Cuando se le plantea si estaría dispuesto a ceder la alcaldía a Rodríguez Sahagún en un

hipotético pacto de ambos partidos, el aliancista contesta: «El alcalde será el candidato del

partido que obtenga la mayoría de los votos; por eso no es normal que el CDS, si obtiene minoría, vaya a

tener alcalde."

Hay una hipótesis que se baraja como alternativa de un posible acuerdo entre AP y CDS: Rodríguez

Sahagún sería el candidato a alcalde votado por los concejales de ambas opciones; como contrapartida, el

CDS votaría al candidato de AP en la Comunidad Autónoma, Alberto Ruiz Gallardea, para presidente del

Gobierno regional.

Los programas electorales y las propuestas de ambos partidos son coincidentes en sus puntos básicos:

frenazo al crecimiento impositivo, medidas para disminuir la inseguridad ciudadana, mejora de los

transportes públicos y accesos a Madrid, acabar con el despilfarro económico del Ayuntamiento y poner

en marcha medidas para combatir el desempleo.

Juan Barranco (PSOE) no ha querido pronunciarse sobre con cuál partido pactaría, caso de no sacar el

suyo la mayoría absoluta en el Ayuntamiento, pero sí ha dicho que su aliado natural es Izquierda Unida.

Sin embargo, Ramón Tamames, candidato de 1U, ha repetido que en ningún caso está dispuesto a apoyar

a Barranco, es más, su campaña contra los socialistas se ha recrudecido en los últimos días. Tamames es

el candidato de la coalición de izquierdas, pero en esa coalición manda el PCE, y su líder, Gerardo

Iglesias, está dispuesto a dar el apoyo incondicional a Barranco para que la izquierda siga gobernando en

el Ayuntamiento de Madrid.

 

< Volver