Candidatos y votantes creen que hay demasiadas elecciones. 
 La multiplicidad de urnas hace prever sorpresas en los resultados     
 
 Ya.    04/06/1987.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

8

JUEVES 4 DE JUNIO DE 1987

ELECCIONES

CHEQUEO A LA CAMPAÑA (III)

Candidatos y votantes creen que hay demasiadas elecciones

La multiplicidad de urnas hace prever sorpresas en los resultados

Madrid/YA

En estos comicios los electores tendrán que depositar su voto en dos, tres y hasta cuatro urnas diferentes,

según su comunidad autónoma de residencia. Pero este hecho no parece indicar que el sentido de ese voto

vaya a ser el mismo en cada papeleta. La distancia que va entre la elección de un alcalde y un diputado al

Parlamento Europeo y entre las diferentes culturas políticas de España podría ofrecer resultados diversos

y hasta contradictorios en cada recuento, sobre todo en los datos de partidos pequeños.

Uno de los problemas más generalizados ha sido la falta de información sobre las elecciones al

Parlamento Europeo, que se celebran en España por primera vez. El dato es especialmente significativo

en las pequeñas ciudades del sur del país, donde los electores potenciales dicen no saber con exactitud

cuál es el significado y el objetivo de esta institución supranacional. El hecho de que España ya estuviese

representada provisionalmente por los eurodiputados delegados por el Parlamento Español, sin necesidad

de celebrar elecciones, parece haber añadido una cierta confusión. La derrota del socialista español

Enrique Barón en su candidatura a la presidencia de la cámara europea, es prácticamente el único dato

generalizado sobre el Parlamento de Estrasburgo.

Tal vez por ello, los cabezas de lista de los dos principales partidos, PSOE y Alianza Popular. Fernando

Moran y Manuel Fraga, transforman sus mítines en lecciones magistrales para explicar a sus auditorios el

significado de las papaletas de color azul. Todos insisten en que en Estrasburgo los diputados se adscriben

por afinidades ideológicas y que no se trata de una representación nacional, como en el campeonato de

Europa de fútbol o los concursos de belleza. Moran, que ha sido de los más destacados en esta vocación

pedagógica, lo llama un recinto complicado.

Por el contrario, en las ciudades del norte del país, la gente muestra un mayor nivel de conocimientos

sobre la realidad europea, lo que significa que también saben que el Parlamento Europeo es, sobre todo,

una institución testimonial. El resultado parece ser un cierto desinterés por esta votación, en especial entre

los jóvenes de 25 a 35 años.

En cualquier caso, existe una coincidencia entre electores y candidatos a la hora de considerar que en

España se acude demasiadas veces a las urnas. El año pasado fueron convocadas unas elecciones

generales, un referéndum nacional y las autonómicas de Andalucía y el País Vasco. Este año, tres en una

sola fecha, y probablemente las europeas tendrán que repetirse dentro de sólo 18 meses, en los respectivos

sobres. Finalmente, los sobres deben introducirse en urnas diferentes, con sus colores correspondientes.

En Baleares y Canarias existirá una cuarta urna para las elecciones a los Consejos o Cabildos insulares y

en el País Vasco, donde no se elige ai Parlamento autónomo, hay que votar a los candidatos a las Juntas

Generales de cada provincia. Todo ello, contando con que los cabezas de serie de los mayores partidos,

Guerra, Hernández Mancha y Suárez, no presentan sus candidaturas pero si participan en la campaña.

Sin embargo, !a característica más importante de estas elecciones es que por primera vez en la historia

existen listas —las europeas— que pueden votarse en todo el país, desde los Pirineos hasta Ceuta y

Canarias, lo que no se había producido ni durante los dos períodos republicanos. La lectura de estos

resultados será naturalmente diversa, pero también muy ilustrativa acerca de la realidad política global de

España.

Comparación de resultados

Ello va a suponer, se espera, que en determinazas zonas la comparación entre los resultados de las

diferentes urnas sean sorprendentes y hasta contradictorios. Los votantes de partidos de gran

implantación, como PSOE y AP, parecen más próximos a lograr una cierta disciplina entre sus fieles, para

que éstos apoyen simultáneamente todos a sus candidatos en las diferentes urnas. Otras formaciones,

como el CDS, el PDP o Izquierda Unida, tengan una campaña orientada a captar nuevos votantes, los

obtendrán en muchos casos en áreas diversas, dependiendo del resto de la oferta local. Las

posibilidades de combinación son diversas y difícilmente comparables.

En algunos lugares, como Canarias, existe una fuerte implantación de candidaturas municipales

independientes que recibirán un alto porcentaje de los sufragios, cuyos votantes irán a su vez a las listas

de otros partidos en las autonómicas y, más aún, en las europeas. Determinadas listas, como las que

presenta Herri Batasuna, recogerán votos en ciertos enclaves puntuales de zonas donde no se puede hablar

de implantación general, y no presentan candidaturas autonómicas o muncipales. Otros candidatos, como

José María Ruíz-Mateos o Blas Pinar, que sólo figuran en papeletas azules, distorsionarán el sentido

general del voto en algunos puntos. Los resultados del antiguo propietario de RUMASA en Jerez han

despertado una ola de curiosidad. Pero al mismo tiempo se prevé una victoria arrasadora del actúal

alcalde, el popular Pedro Pacheco, del Partido Andalucista.

Participación

En cualquier caso, y esto es algo en lo que coinciden la mayoría de pronósticos, no habrá diferencias en

cuanto a la participación, es decir, que los ciudadanos que acudan a los colegios electorales depositarán

todas las papeletas. Ai menos si el mecanismo de votación funciona como se ha previsto.

Otro de los puntos de coincidencia es la crítica al elevado coste de las les. l)e acuerdo con los datos

aportados en un informe publicado por YA, los partidos habrán gastado entre 7.000 y 10.000 millones de

pesetas en la financiación de las campañas. Parte de ese dinero se cubre, naturalmente, por sus propias

arcas y aportaciones de militantes, pero el grueso corre a cargo de los presupuestos generales del Estado,

que después del recuento reintegran cantidades proporcionales al número de votos obtenidos.

Apoyo internacional

La complejidad de esta convocatoria parece haber afectado también a la solidaridad de otras formaciones

europeas, que en los demás países de la CE acuden en apoyo de las candidaturas de sus correligionarios.

En este caso, en España tan solo se han visto algunos destacados representantes del grupo arco iris como

la verde alemana Petra Kelly en la precampaña de Bandrés o la conservadora británica Tedie Elles en un

mitin de Alianza Popular. El PDP y el PNV tuvieron en Madrid poco antes del inicio de la campaña una

reunión de la ejecutiva de la Internacional Democristiana y algunos de sus dirigentes acudieron la semana

pasada a Bruselas a un encuentro del Partido popular Europeo.

 

< Volver