Autor: Frechoso, Francisco. 
 Campaña electoral: el vicepresidente contratacó ayer desde Valladolid. 
 Alfonso Guerra afirma que Ramón Tamames está "desesperado y desiquilibrado psicológicamente"     
 
 Diario 16.    04/06/1987.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Alfonso Guerra afirma que Ramón Tomantes está «desesperado y desequilibrado psicológicamente»

LA CAMPAÑA, AL DÍA

El sondeo de Diario 16, llevado a cabo por Sigma Dos, indica que el CDS es la fuerza política que más ha

progresado en la campaña electoral respecto al Parlamento Europeo, y en cuanto al Ayuntamiento de

Córdoba, el PCE, a través de IU, puede conservar la mayoría absoluta. Págs. 6 a 9

Gerardo Iglesias arremete con el PSOE y afirma que «los socialistas creían que podían engañar toda la

vida y se han equivocado.» Pag. 10

El grupo musical Metraya explica su trayectoria, su visión de los problemas y cómo fueron contratados

para tocar en los actos de Herri Batasuna. Págs. 12

Francisco Frechoso/D—16 Enviado especial

VALLADOLID.—El vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, calificó ayer a Ramón Tamames de

«psicológicamente desequilibrado», al serle requerida su opinión sobre las manifestaciones del candidato

de Izquierda Unida a la Alcaldía de Madrid, a propósito del presunto consumo de cocaína por parte del

dirigente socialista Luis Yáñez.

En un breve encuentro con los periodistas, antes de que se inciara el mitin en Valladolid, Guerra añadió

que Tamames «es un político que vive la desesperación desde hace unos años» y es «esa desesperación, al

ver que su grupo no va a avanzar, sino a retroceder, lo que le ¡leva a utilizar ese tipo de frases, que

descalifican a quien las dice».

Sobre este asunto destacó la actitud del candidato europeo de IU, Fernando Pérez Royo, «que ha

calificado de intolerable ese tipo de cosas», a la vez que condenó la postura adoptada por el secretario

general del PCE, Gerardo Iglesias, por no desmentir a Tamames. «Si no lo desmiente —añadió Guerra—

el Partido Comunista queda absolutamente invalidado para la acción política o, por lo menos, para el

diálogo con cualquier fuerza política democrática.

Durante la conversación con los periodistas, Alfonso Guerra volvió a insistir en que disponía de datos

para confirmar la operación de la CEOE que. pretende equilibrar a AP y CDS, y, con el tiempo, «llegar a

la fusión de ambos en un partido único».

Al anunciarle los periodistas que el CDS lo había desmentido, replicó: «A mí me ha parecido que lo han

hecho con la boca chica.» Se le insistió que el propio Suárez lo había hecho con rotundidad, y entonces

respondió: «Pues va a tener que desmentirlo muchas veces, porque yo tengo pruebas de que es verdad.»

Estas dos cuestiones —las afirmaciones de Tamames y la operación que, según Guerra, tiene la CEOE

para unir a AP y CDS— volvieron a surgir durante el mitin celebrado en el Polideportivo Huerta del Rey

de la capital castellana, donde se dieron cita, en torno a tres mil personas.

El número dos del PSOE mostró su preocupación por la «campaña sucia», de «indignidades que dejan en

la basura a aquellos que las pronuncian», y dijo que esto era una prueba de que tanto la derecha como la

izquierda «están a un tris de irse al monte, porque ven que no pueden ganar nunca. Tened cuidado, porque

son gente peligrosa», aseguró.

Durante el acto, tal vez uno de los más animados en los que ha participado el vicepresidente, provocó la

carcajada de los asistentes cuando anunció: «Voy a ser lo más suave que pueda, y si se me escapa algún

piropo que sea para las jóvenes bellas de Valladolid y no para esos trogloditas, que no se los merecen.»

También fue general la caracajada cuando alguien del público le pidió: «¡Dales madera!», y él respondió:

«Eso, más madera, que este es el Guerra, como decía Groucho Marx.»

Y la gente rió con lo de la pala del pescado, una anécdota que ya ha contado en algún mitin. Resulta que,

según dice, la derecha le echaba en cara, cuándo llegó al Gobierno, no saber utilizar el cubierto men-

cionado, «como si hicera falta esa pala para gobernar; otra pala les ponía en la mano yo a algunos de

ellos», apostilló ayer.

Antes que Guerra intervinieron el actual presidente de la Junta de Castilla y León, José Constantino

Nalda, y el aspirante a sucederle, Juan José Laborda. Por cierto, que Guerra les puso como ejemplo de

unidad y cohesión dentro del PSOE, y ellos representaron en público el papel, levantándose de sus sillas y

abrazándose efusivamente.

Durante el acto tomaron también la palabra el candidato europeo del PSOE, Juan Colino, y el alcalde de

Valladolid, Tomás Rodríguez Bótanos, que aspira a prolongar su mandato cuatro años más.

 

< Volver