Las elecciones del 10 de junio: Baleares. 
 Alianza Popular mantiene la mayoría relativa     
 
 El País.    04/06/1987.  Página: 19. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

ESPAÑA /19

BALEARES

Alianza Popular mantiene la mayoría relativa

EL PAÍS, Madrid

Alianza Popular mantendrá la presidencia del Gobierno balear, cuyo titular es el aliancista Gabriel

Caftellas. Según el sondeo, AP incrementa de 21 a 25 el número de parlamentarios regionales, mientras

que el PSOE reduce en tres diputados su presencia (de 21 a 18). Las posibilidades de Francesc Triay, el

candidato socialista, parecen alejarse de acuerdo con el sondeo, ya que sólo le sería posible acceder a la

presidencia con el respaldo de dos fuerzas políticas: la Unió Mallorquína (UM), de Jeroni Albertí, y el

Centro Democrático y Social, dos fuerzas ascendentes en el panorama balear. Unió Mallorquína pasa de

seis a 10 diputados, mientras que el CDS contará con seis escaños. Unió Mallorquína, que apoyó

temporalmente a Cañeíías durante la pasada legislatura regional, y el CDS se convierten de esta manera

en arbitros de la situación, ya que Alianza Popular precisa de cinco diputados más, además de los propios,

para obtener una mayoría absoluta que le permita gobernar sin tos sobresaltos de los pasados cuatro años.

El PSOE, en cambio, precisa de 12 diputados además de los que se integrarán en el grupo socialista.

Asimismo, el Partit Socialista de Mallorca, de orientación nacionalista, ve desaparecer sus cuatro escaños

regionales y no obtendrá representación alguna.

Pactos poselectorales

Por circunscripciones, Alianza Popular obtiene mayoría en todas ellas excepto en Formentera, donde el

único escaño en litigio queda en manos del PSOE. Baleares ha sido la única autonomía que en lugar de

suprimir la diputación heredada la ha fragmentado en tres consejos insulares: el de Mallorca, presidido

hasta ahora por Unió Mallorquína; el de Menorca, por el PSOE; y el de Ibiza-Formentera, por AP.

Los consejos insulares serán sin duda un arma negociadora entre las diferentes fuerzas políticas que puede

repercutir en los pactos para la alcaldía de Palma de Mallorca, ciudad de gran peso dentro del conjunto

balear. En el Ayuntamiento de Palma, los socialistas mantendrán su mayoría relativa, aunque AP puede

obtener el mismo número de concejales (11). El CDS, Izquierda Unida y UM se convierten también, en el

caso del gobierno de la ciudad más importante de Baleares, en arbitros de la situación. Según la encuesta,

los tres ediles que obtendría el CDS, más los dos de Unió Mallorquína y el que podría conseguir Izquierda

Unida son decisivos para qué el PSOE o los aliancistas consigan la alcaldía.

 

< Volver