Las elecciones del 10 de junio: Madrid. 
 Rodríguez Sahagún sería el árbitro para el Ayuntamiento     
 
 El País.    04/06/1987.  Página: 25. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

ESPAÑA/25

MADRID

Rodríguez Sahagún sería el arbitro para el Ayuntamiento

EL PAÍS, Madrid

Las previsiones del sondeo para el Ayuntamiento de Madrid dibujan un panorama esencialmente distinto

al actual. La mayoría absoluta que Enrique Tierno consiguió en 1983, con 30 concejales de los 57 que

integraban la corporación, quedaría ahora di-fuminada al perder el PSOE la mayoría absoluta y quedarse

en 22 concejales.

Descenso de AP

A su vez, Alianza Popular experimentará también un considerable descenso, y de sus 23 concejales

quedará en 18. José María Álvarez del Manzano no parece arrastrar suficientemente como para remontar

posiciones. En ese panorama a la baja de los dos partidos principales irrumpe con enorme fuerza el

Centro Democrático y Social (CDS), de Adolfo Suárez. Agustín Rodríguez Sahagún, candidato a la

alcaldía de la capital, conseguiría 11 concejales, mientras que en la corporación municipal actual no tenía

representación, tras haber fracasado con Rosa Posada, en su intento de las municipales de 1983. Los

comunistas de Izquierda Unida parecen mantener posiciones, con cuatro concejales, los mismos que en

1983, aunque hay que advertir que en este período dos concejales comunistas se desgajaron al partido de

Santiago Carrillo. Adolfo Pastor, el hombre que encabeza la candidatura municipal de Carrillo no parece

tener posibilidades de salir elegido, por lo que la hegemonía comunista sería para el PCE de Gerardo

Iglesias, con la candidatura de IU encabezada por Ramón Tamames. A partir de esas cifras, el panorama

se presenta confuso, porque, tomando las cifras máximas que maneja el sondeo, cabe, incluso, la

posibilidad de un Ayuntamiento regido por AP y el CDS, con la izquierda en minoría. Ni siquiera en el

supuesto de que se cumpliesen estas previsiones en- sus máximos, respecto al PSOE e IU, podrían formar

mayoría en la corporación, ya que en esta ocasión, y por la disminución registrada en el censo de

población, el Ayuntamiento de Madrid pasa de tener 57 concejales a 55, por lo que la mayoría absoluta se

obtiene con 28 concejales.

Duro castigo autonómico

La peor perspectiva electoral para los socialistas se dibuja en el Parlamento de la Comunidad autónoma

de Madrid, siempre según las previsiones de la encuesta. En este terreno el CDS saltaría de O a 25

diputados y se situaría a sólo dos (27) de los que la encuesta atribuye a AP. De confirmarse esta previsión

Fernando Castedo, un político no excesivamente conocido saltaría a posiciones de privilegio. La intención

de voto probable para el CDS es del 25%, mientras que para AP se sitúa, según el sondeo en el 26,6%,

sólo punto y medio por encima de los suaris-tas. También los conservadores experimentarían un descenso

acusado en las autonómicas y pasarían de 34 escaños a 27. Una ligera variación al alza en las previsiones

podría, incluso, situar al CDS como segunda fuerza en la Comunidad madrileña. El gran hundimiento lo

experimentaría el PSOE, al bajar de 51 escaños a 35, con lo que para gobernar se le haría imprescindible

un pacto con el CDS, toda vez que los comunistas bajan de nueve escaños a siete y en ningún caso

aportarían la suma necesaria para la mayoría absoluta.

 

< Volver