Siete muertos en la jornada electoral     
 
 Ya.    11/06/1987.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Siete muertos en la jornada electoral

Un joven vocal de una de las mesas electorales instaladas en Puente Genil (Córdoba), Enrique Cosano

Arroyo, de dieciocho años, falleció tras sentirse repentinamente indispuesto durante el escrutinio. Enrique

Cosano había cumplido durante toda la jornada con su cometido de vocal y, tras el cierre del colegio

electoral, alrededor de las diez de la noche, cuando casi se terminaba ya el escrutinio se sintió

repentinamente indispuesto. Trasladado a un centro sanitario, ingresó ya cadáver. José Garica Alemán, de

setenta y seis años, suegro del alcalde de Cehegín (Murcia), falleció en su domicilio poco después de

haber votado. En Lillo del Bierzo (León), Laureano Va-llejo Leyva, de ochenta y ocho años, se sintió

indispuesto cuando votaba y fue trasladado a su casa, donde murió de un infarto de miocardio. Lucía

Irurieta Etxebeste, de cincuenta y ocho años, sufrió un ataque al corazón cuando se encontraba en su

colegio electoral de Rentería, al igual que Juan Bochaca, de setenta y cinco años, que murió en Almenar

(Lérida). Una anciana, que por su delicado esta´do de salud había decidido de antemano votar por correo,

murió también en la mañana de ayer en Jaraco (Valencia). Narcís Planas Cruanas, de cincuenta años, se

ahorcó en el garaje de su casa, en Canet de Mar (Barcelona), cuando regresaba de votar. El fallecido era

pariente lejano del alcalde de la localidad, Antón i Cruanas. El senador socialista por Burgos Octavio

Granados, de veintiocho años, sufrió la pasada madrugada un infarto de miocardio y ayer estaba internado

en la UVI. Granados ha sido el coordinador de la campaña del PSOE.

Incidencias

Un conde y sus sirvientes fueron los primeros españoles en completar su mesa electoral. La localidad

riojana de Torremon-talvo tiene inscritos sólo doce electores, el conde de Herbias, propietario del lugar, y

sus servidores. Un anciano se opuso a votar en una mesa electoral en Barcelona porque todos los

componentes de su mesa eran mujeres, lo que no le merecía confianza. Algunos electores de Hospitalet

insistieron en depositar tres papeletas de voto, como «había informado la televisión», hasta que lograron

convencerles de que en Cataluña no se elegían miembros del Parlamento autonómico. Los frailes

trapenses de la comunidad cisterciense de San Isidro, de Dueñas (Palencia), rompieron ayer su voto de

silencio para votar. Un joven de veinticinco años de edad, que sufre trastornos psíquicos, fue detenido por

romper a martillazos tres urnas en un colegio electoral de Baracal-do (Vizcaya). Juan Luis Napal,

interventor de HB, intentó impedir que los fotógrafos recogieran la votación del presidente del Gobierno

de Navarra y candidato socialista, Gabriel Urralburu. Napal, expulsado de Francia y puesto en libertad

por la Audiencia Nacional, leyó un artículo de la reglamentación electoral y pidió a los periodistas que

salieran de la sala. Mientras leía, llegó Urralburu y fue fotografiado votando.

 

< Volver