Autor: Jaramillo, Luis. 
 Elecciones autonómicas: Castilla y León. 
 Alianza Popular desbanca al PSOE y el CDS sube     
 
 Ya.    11/06/1987.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

CASTILLA LEON

Alianza Popular desbanca al PSOE y el CDS sube

Valladolid/Luis Jaramillo

Son cuatro años los que tiene el gobierno de la Comunidad Autónoma de Castilla y León que se

constituya el próximo mes de julio, fruto de las conversaciones que, a partir de hoy, mantengan los

partidos mayoritarios en las elecciones, para hacer gobernable Castilla y León. A lo largo de estos cuatro

años de gestión, el nuevo Gobierno tendrá que seguir haciendo frente al problema del paro, acuciante en

Castilla y León, y habrá que preparar a la Comunidad Autónoma para la recepción de las nuevas

competencias en materia de Sanidad y Educación. En este próximo período están solicitadas muchas

ayudas de la CE, con especial referencia a la operación integrada de desarrollo de las provincias de

Zamora y Salamanca, cuyo primer avance se aseguró antes de las elecciones. Con fondos de la

Comunidad Europea se generará una inversión total que superará los 130.000 millones de pesetas en

cinco años, que van a intentar sacar del subdesarrollo a las pequeñas localidades de las dos provincias

fronterizas y dotar de mejores medios las capitales

.

Habrá movilizaciones

Habrá que hacer frente al proyecto IPES, de instalación de un laboratorio de residuos radioactivos en la

localidad salmantina de Aldeadávila, y que cuenta con un enorme rechazo de todos los grupos políticos,

excepto del socialista, y de la población castellano-leonesa en general. En materia de agricultura, habrá

que intentar frenar el golpe que la agricultura ha sufrido con la entrada de España en la Comunidad

Europea. Seguramente se seguirá en la línea del fomento del cooperativismo, la potenciación de las zonas

de agricultura de montaña y la instalación de industrias de transformación y comercialización. Será esta

nueva legislatura la del comienzo del llenado del pantano de Riaño, con lo que el nuevo Gobierno tendrá

que afrontar, casi de inmediato, las nuevas protestas que se producirán.

 

< Volver