Comenzó en Sevilla la distribución de fondos para combatir el paro  :   
 Las primeras ayudas se conceden a los municipios más afectados. 
 ABC.    04/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

ABC. JUEVES, 4 DE AGOSTO DE 1977.

COMENZO EN SEVILLA LA DISTRIBUCIÓN DE FONDOS PARA COMBATIR EL PARO

Las primeras ayudas se conceden a los municipios más afectados

Sevilla, 3. (Cifra.) Con la entrega de los primeros fondos de paro a los Municipios afectados por el

desempleo, en la provincia de Sevilla, han comenzado a ponerse en práctica las medidas adoptadas por el

Consejo de Ministros, en su ultima reunión, para combatir el paro obrero involuntario en las provincias

que integran las regiones de Andalucía, Extremadura y Canarias.

En la mañana de hoy, el gobernador ciril de Sevilla, don José Ruiz de Gordoa, ha celebrado una reunión

con autoridades provinciales, en la que se procedió a distribuir los primeros fondos a los Municipios más

afectados.

Informó a los periodistas e1 gobernador civil de Sevilla de la visita efectuada, días pasados, al ministro de

Trabajo, señor Jiménez de Parga, por los gobernadores civiles y los delegados de Trabajo de las

provincias andaluzas, canarias y extremeñas, para planificar las asignaciones destinadas a combatir el

paro obrero involuntario.

Él gobernador de Málaga, partidario de la autonomía andaluza

Málaga, 3. (Cifra.) El gobernador civil de Málaga, Enrique Riverola Pelayo, se muestra partidario de la

autonomía de Andalucía, en unas declaraciones concedidas al diario «Sol de España» y que hoy publica el

citado periódico.

Cree el entrevistado que la autonomía no solamente debe ser administrativa, sino también política, pero

sin perder nunca de vista nuestro sentido nacional y patriótico y el gran sentido de solidaridad que hace

posible el régimen autonómico.

El señor Riverola Pelayo estima que el régimen autonómico va a beneficiar profundamente a Andalucía

«porque todo lo que sea terminar con una excesiva centralización administrativa es absolutamente

necesario». Pero, además, creo que es el camino para que el andaluz tome verdadera conciencia de las

grandes posibilidades que como pueblo en sí tiene, y abandone un poco el fatalismo, que lo da en buena

medida el justificado desánimo de ver que los recursos naturales de Andalucía se evaden de esta tierra

para ir a parar a zonas que incluso han sido más privilegiadas en otros órdenes dadas las peticiones de la

última asamblea de presidentes.—Antonio GARRIDO.

 

< Volver