Autor: A. C.. 
 Elecciones autonómicas: Murcia. 
 Carlos Collado, confirmado en la presidencia  :   
 Escándalos pasados ; Clima de confianza. 
 Ya.    11/06/1987.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

ELECCIONES AUTONOMÍAS

Garlos Collado,

confirmado

en la presidencia

Murcia/A. C.

En la Comunidad murciana Carlos Co-

llado seguirá siendo presidente, al conse-

guir el PSOE mayoría absoluta, puesto

que ocupará 25 escaños en el parlamento

que se constituya tras las elecciones cele-

bradas hoy. Alianza Popular ha obtenido

16 escaño, mientras que el CDS ha conse-

guido tres, e Izquierda Unida, uno.

Escándalos pasados

La elecciones al parlamento autónomo

de la comunidad murciana se desarrolla-

ron a la sombra de los escándalos pasa-

dos, aunque no lejanos en la memoria de

los miles de votantes que ayer se acerca-

ron a los colegios electorales para parti-

cipar en la elección de la nueva cámara

regional.

Si los escándalos han estado a la orden

del día en esta Comunidad, bajo la presi-

dencia del socialista Hernández Ros,

respaldado por una amplia y consistente

mayoría parlamentaria, lo que le permitió

mantenerse hasta que en Madrid se per-

dió la confianza en él y en su efectividad,

últimamente y tras ser defenestrado el

anterior, el objetivo y la consigna ha sido

pasar inadvertidos, lo que casi se ha con-

seguido, a pesar de sucesivos conflictos

que han tenido lugar, con grave repercu-

sión ante el electorado, como ha sido el

caso de los fondos distribuidos entre los

partidos en Cartagena.

Clima de desconfianza

Esta serie de acontecimientos han pro-

vocado cierta desilusión y desconfianza

en el electorado, con Indudable merma

de votos y posibilidades para el partido

en el poder. Otro problema con el que se

encontrará el nuevo gobierno regional sa-

liente de las urnas será con la falta de una

auténtica identidad y vocación autono-

mista de esta región, que no puede pre-

sentar entre sus señas de identidad una

lengua, ni unas costumbres, ni siquiera

unas diferencias étnicas diferenciadoras,

que puedan llevarles a la consolidación

de un sentimiento regional.

La autonomía es un instrumento buro-

crático para uso y desarrollo de la región,

que podría dar sus frutos con proyectos

bien diferentes z los «iluminados» propó-

sitos del anterior presidente, Hernández

Ríos, finalmente defenestrado desde el

propio aparato del partido, cuando éste

perdió la confianza que le quedaba en él.

Ideas como el engorde artificial de lan-

gostinos, revolucionar la elaboración pi-

mentonera, construir el tren monorrail

más rápido del mundo o impulsar el de-

sarrollo del motor de agua no parece que

fueran grandes objetivos y retos pendien-

tes para esta comunidad. 

< Volver