Autor: Dávila, Carlos. 
 Elecciones 87: Madrid, Sevilla y Zaragoza, las grandes derrotas del PSOE. 
 El PSOE pierde grandes capitales     
 
 Diario 16.    11/06/1987.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

ELECCIONES 87

MADRID, SEVILLA Y ZARAGOZA, LAS GRANDES DERROTAS DEL PSOE

ELECCIONES MUNICIPALES

El PSOE pierde grandes capitales

Carlos Dávila

En cuatro grandes capitales españolas: Madrid, Valencia, Sevilla, Zaragoza y Valladolid, el Partido

Socialista no tendrá mayoría suficiente para gobernar en solitario. En otra importante capital, en Bilbao,

donde los socialistas esperaban ser el partido más votado, ceden el primer puesto al PNV. Las primeras

estimaciones de Barcelona eran favorables a la mayoría absoluta del PSOE, pero las últimas noticias

discrepaban de esta impresión.

E1 Partido Socialista ha perdido la mayoría absoluta, que ostentaba desde el 83, en cinco grandes

capitales españolas. Ni siquiera en Barcelona, donde las estimaciones primeras produjeron la euforia del

actual alcalde, Pascual Maragall, el PSOE ha obtenido una mayoría que le permita gobernar en solitario.

En la capital de España, con sólo un 6,14 por 100 del censo escrutado, el PSOE conseguía sólo

veinticuatro ediles, seis menos de los que poseía hasta el momento. Alianza Popular se encontraba con

este porcentaje a, únicamente, cuatro escaños del PSOE, mientras el CDS, que rozaba el 15 por 100 de los

votos, lograba ocho puestos en el Ayuntamiento, donde, como se sabe, no tenía ni un solo representante

hasta ahora. Izquierda Unida se movía en el umbral de los tres concejales que serán, dada la evolución del

recuento, los que al final pueda conseguir. Tampoco en Sevilla, según explicaba el ministro Barrionuevo,

el resultado socialista era bueno. El PSOE de Manuel del Valle perdía seis concejales (tenía 19 y ahora

sólo tendrá 13), mientras AP que tenía 10 se ha quedado al parecer en ocho, en beneficio ambos, del

Partido Andalucista de Rojas Marcos que, de carecer de representación en el Ayuntamiento, pasa a tener

siete concejales en el municipio hispalense. Izquierda Unida gana un puesto, de dos a tres y no obtiene

ninguno el CDS. Con este resultado, Rojas Marcos se convierte en auténtico arbitro de la situación. Si el

PSOE lograra un entendimiento con Izquierda Unida sólo sumaría un concejal más que una hipotética

coalición de centro-derecha entre Alianza Popular y el Partido Andalucista. En Zaragoza, capital de una

región donde el PSOE ha tenido grandes crisis que, a la postre han influido en estos comicios, un eventual

pacto entre el Partido Aragonés Regionalista • de Hipólito Gómez de las Roces, Alianza Popular y el

CDS, bastaría para quitar al PSOE la Alcaldía, puesto que la eventual coalición tendría dieciséis

concejales, mientras los socialista, aún con un nada seguro apoyo de Izquierda Unida se quedarían en

quince. Nada menos que doce puntos en porcentaje ha perdido el PSOE en otra gran capital, Valencia

donde, además, logró 18 concejales en el 83, por sólo los 13 que sumará ahora. Unión Valenciana, que

anteriormente se presentó coaligada con AP, PDP y PL, aparece como ganadora moral de estos comicios,

puesto que logra el 19,57 por 100 de los votos y siete concejales. AP queda con uno menos y el CDS, que

no obtuvo ni un solo concejal en el 83, a partir de ahora tendrá cuatro.

El candidato a la Alcaldía de Madrid por el CDS, Agustín Rodríguez Sahagún, muestra su satisfacción de

madrugada por los resultados obtenidos por su partido, que consigue, con el 32 por 100 escrutado, ocho

concejales, mientras que ni el PSOE ni AP tienen la mayoría absoluta. También aquí un acuerdo a tres

bandas del centro derecha, sumaría escaños suficientes para lograr la Alcaldía, puesto que el PSOE sólo

puede contar con los trece suyos y los tres, tampoco seguros, de Izquierda Unida, uno menos que la

edición del hipotético pacto centroderechista. Izquierda Unida se alza en arbitro de la situación en la

camtal de hispana. Valencia. Zaragoza y Valladolid. En Bilbao, el batacazo sufrido por el PSOE ha sido

realmente importante. No sólo no ha conseguido ser el partido más votado en esta capital vasca, sino que

ha perdido nada menos que tres concejales respecto a las anteriores elecciones del 83. La campaña, la

buena campaña sin duda del candidato peneuvista Gorordo, ha in fluido poderosamente para que este

partido sólo haya descendido dos concejales con referencia a la situación anterior. Herri Batasuna gana un

concejal y los escindidos del PNV, el Eusko Alkartasuna de Carlos Garaicoechea, logran tres

representantes, los mismos que Alianza Popular, que pierde dos y Euskadiko Eskerra, que no había

obtenido ni un solo puesto y que ahora tendrá esos tres, que le convierten en un partido importante a la

hora de componer cualquier coalición. En cualquier caso, lo que parece es que Bilbao repetirá el pacto

PNV-PSOE del Gobierno vasco. Absolutamente espectacular es el fracaso del actual alcalde de

Valladolid, Tomás Rodríguez Bótanos, que se queda con doce de los dieciocho escaños municipales que

tenía, en beneficio espectacular del CDS que, de no figurar siquiera en el Ayuntamiento, se alza en pivote

sobre el que habrá que montar cualquier solución de gobierno. AP, que presentó aquí un pésimo

candidato, sólo pierde, sin embargo, un escaño, mientras Izquierda Unida ha conseguido «meter la

cabeza» con un representante que, aún en el caso de cedérselo al PSOE, no basta para que Bolaños, pueda

permanecer en el Ayuntamiento pucelano. El ministro Barríonuevo, que sustituyó a Guerra en la segunda

conferencia de Prensa expli-catoria de los resultados de las elecciones, apareció con rostro compungido

ante los periodistas. Expuso en principio los resultados globales de estos comicios y a continuación leyó,

capital a capital, los pormenores dé cada distrito. La abstencion en los comicios municipales ha sido del

30,69 por 100. EL PSOE, que ha sumado el 37,10 por 100 de los votos, ha tenido 12.014 concejales, que

suponen un auténtico desastre para el partido de Felipe González: 9.600 menos que en 1983. Alianza

Popular, que tenía, según Barríonuevo, el 21,68 por 100 de los votos, ha perdido 8.243 concejales,

mientras el CDS ganaba 1.563 e Izquierda Unida, perdía, a pesar de sus estimables resultados, 1.352

representantes en los municipios españoles.

 

< Volver