Autor: Herce, Antonio. 
 Elecciones 87: Satisfacción de HB y de los socialistas catalanes. 
 Notable ascenso de EA, EE y HB en las elecciones de Euskadi     
 
 Diario 16.    11/06/1987.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

ELECCIONES 87

SATISFACCIÓN DE HB

Notable ascenso de EA, EE y HB en las elecciones en Euskadi

Con los aún inciertos resultados se confirmaba a la 1 de la madrugada el avance de Eusko Alkartasuna,

Herri Batasuna y Euskadiko Eskerra, mientras el PNV resgistraba un descenso que podría llamarse

tragedia en Guipúzcoa y Navarra, y la general tendencia a la baja del Partido Socialista y Alianza Popular

tenía también su reflejo en la comunidad autónoma vasca. Euskadiko se «italianiza» y el panorama se

perfilaba en dirección hacia necesarios pactos en los principales municipios, porque el mapa se fragmenta

sin mayorías absolutas.

Antonio Herce/D-16 Corresponsal

BILBAO.—Los porcentajes, a media noche, confirmaban al PNV como fuerza más votada en el

Ayuntamiento de Bilbao, mientras EA lograba implantarse en Vitoria y San Sebastián. El segundo puesto

se lo apuntaba el PSOE en las capitales vizcaína y alavesa, mientras HB aumentaba posiciones en San

Sebastián, punto en el que precisamente tenía el PNV que afrontar su desgracia, situándose en cotas tan

bajas —dos concejales— que jamás antes pudieron ser pensadas. Era tan larga la noche electoral que

ninguna de las fuerzas políticas quería hacer valoración alguna hasta no contar con datos ciertos. Fueron

los visibles ganadores, EA y HB, quienes pasadas las 12, entrando ya la madrugada, se atrevieron a opinar

desde posiciones de triunfo. El presidente de EA Carlos Garaicoechea, valoraba satisfactoriamente tanto

e¡ escaño europeo obtenido en coalición con Ezkerra Republicana y Partido Nacionalista Galego como

los nueve concejales de Vitoria, los siete de San Sebastián, los cuatro de Bilbao y los dos de Pamplona.

«El avance en el número de votos ha sido muy relevante —dijo—, pudiéndose hablar de entre un 20 y 30

por 100 más que los obtenidos el pasado 30 de noviembre.» Las demostraciones de euforia resultaban aun

mayores entre las filas de HB, donde se daban especial importancia al hecho de haber conseguido un

tercio de los votos europeos fuera de Euskadi. Los números anunciaban a esa hora que HB se convertía en

la primera fuerza en la Diputación de Guipúzcoa, con seis concejales en el Ayuntamiento donostiarra.

También subía en Bilbao, al pasar de tres a cinco representantes; en Vitoria se apuntaban cuatro, y en

Pamplona llegaban a seis. Euskadiko Eskerra, en su línea de lenta consolidación, recogía también mayor

número de votos, aumentando sus representantes en los grandes Ayuntamientos y entrando por vez

primera en el de Pamplona. A los socialistas les cabía congratularse por su asentamiento en Álava, pero

perdían posiciones en el Ayuntamiento de Bilbao y en el de San Sebastián. Se resistieron a valorar la

situación y rondando la 1 de la madrugada, el vicesecretario general de los socialistas vascos, Juan

Manuel Eguiagaray, hablaba de prudencia, deseando que los resultados indugeran a la reflexión de HB,

una fuerza ganadora, que, en su opinión, se beneficia de la pugna nacionalista por reafirmar la identidad

nacional en base a postulados radicales. El PNV, perdedor en la comunidad vasca y en Navarra, encuentra

su única compensación en Vizcaya, donde es la primera fuerza, consiguiendo también compadecer como

más votada en el Ayuntamiento de Bilbao, a pesar de perder dos concejales. Pierde la Alcaldía de San

Sebastián y la Diputación guipuzcoana, al igual que en Álava.

 

< Volver