Autor: ;García, Juan. 
 Elecciones 87: Satisfacción de HB y de los socialistas catalanes. 
 Maragall pierde la alcaldía de Barcelona     
 
 Diario 16.    11/06/1987.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Maragall pierde lo Alcaldía de Barcelona

Pasqual Maragall, actual alcalde de Barcelona y número uno de PSC, perdió ayer la mayoría en la

Alcaldía de Barcelona, obtuvo un total de 21 concejales. Su más directo oponente, el convergente Josep

María Cullell, mejoró los anteriores resultados y obtuvo 17 concejales. AP baja de seis a tres y los

comunistas perdieron un edil. En las elecciones al Parlamento Europeo, el PSC se impone a CiU. El PSC

no perdió en Barcelona concejales. Por el contrario, Convergencia y Unión aumentó en cuatro el número

de ediles. .

Ignacio Gil y Juan García/D-16 Corresponsales

Maragall, cuando se llevaba escrutada los primeros votos, había obtenido en total 19 concejales

socialistas.

Su principal opositor, el convergente Josep María Cullell, mejoraba sensiblemente resultados anteriores,

pero la «debacle» de AP le alejaba del primer objetivo nacionalista, la alcaldía de Barcelona. CiU sube de

13 a 19, AP baja de 6 a 3. Mientras, los comunistas bajan de 3 a 2 ediles. La alegría socialista por su éxito

municipal se vio completada por la victoria de su candidatura europea. En estos comicios, también se

impone el PSC a CiU por 36 por 100 a 28. A destacar el tirón de Fraga, al que respaldaron más del 11 por

100 de los votantes catalanes, un porcentaje muy superior al que tuvo el candidato conservador al

Ayuntamiento de Barcelona. Pascual Maragall, enfundado en un traje de lino blanco, y acompañado por

el presidente y el primer secretario del PSC, Joan Reventos, y Raimon Obiols, así como por su antecesor,

el ministro de Defensa, Narcís Serra, fue vitoreado fervorosamente por decenas de seguidores que

abarrotaban un hotel habilitado para la noche electoral. Cuando Maragall se creía que tenía la mayoría

absoluta, decía: «El avance socialista (en Cataluña) es un hecho único en el panorama político español.

Nuestro triunfo se debe a que hemos ganado la confianza de las clases medias catalanistas.... Nuestra

campaña ha sido estrictamente catalana.» Maragall dedicó su victoria, entre otros, al ex presidente de la

Generalitat Josep Tarradellas y anunció su intención de vivir temporadas en diferentes barrrios

barceloneses. El responsable de la campaña electoral, Josep María Sala lanzó durísimos ataques contra el

presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, por su «intromisión en la campaña» y la instrumentalización de

su cargo institucional. Duras palabras también para TV3 por su «error» en un sondeo hecho público

minutos después del cierre de los colegios. En el resto de Cataluña, el PSC mantiene sus posiciones, con

la excepción de Tarragona, cuya capital estaba en cuestión a la hora de transmitir esta crónica.

Convergencia mejora de modo notable en todas las poblaciones a costa de AP.

 

< Volver