Elecciones 87: El vicepresidente, satisfecho por los resultados europeos. 
 Guerra: "Alguién querrá que estemos tristes por ser los primeros a 16 puntos del segundo"     
 
 Diario 16.    11/06/1987.  Páginas: 1. Párrafos: 1. 

EL VICEPRESIDENTE, SATISFECHO POR LOS RESULTADOS EUROPEOS

Guerra: «Alguien querrá que estemos tristes por ser los primeros aló puntos del segundo»

El vicepresidente Alfonso Guerra hizo ayer una valoración moderadamente positiva de los resultados

europeos, destacó que su partido tiene una diferencia sobre el segundo, Alianza Popular, de dieciséis

puntos, e ironizó al decir que «alguien pretenderá que estemos tristes por ser el primer partido a dieciséis

puntos del siguiente». Guerra aseguró que la pérdida de cuatro o cinco puntos respecto de las generales

«no es sustancialmente importante».

MADRID.—El vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, hizo anoche una valoración

moderadamente positiva de los resultados obtenidos por el PSOE en las elecciones europeas y manifestó

en tono irónico que «alguien pretenderá que estemos tristes por ser el primer partido, a dieciséis puntos

del segundo». El dirigente socialista reconoció que, respecto a las elecciones generales de junio del 86, su

partido ha perdido «cuatro puntos» —en realidad han sido cinco—, pero no lo consideró «sustancialmente

importante» y dijo que, en una buena parte, se debía «a la agitación social de los últimos meses».

El vicepresidente puso especial énfasis en subrayar las diferencia de 16 puntos entre su partido y el

segundo, Alianza Popular, y explicó que era un hecho «extraordinario, que no ocurre en ningún otro país

de Europa», Para Guerra, en resumen, los resultados europeos eran similares a los obtenidos por las

diferentes fuerzas en las elecciones generales de junio pasado. El número dos del Partido Socialista hizo

estas declaraciones cerca de las once y media de la noche, en el madrileño Palacio de Exposiciones y

Congresos, donde compareció para ofrecer los(primeros resultados oficiales de los comicios europeos.

En ese momento, en la sede socialista de la calle Ferraz, los camareros descorcharon las primeras botellas

de champán, que ofrecieron a ministros —sólo estaban Soez de Coscu-lluela y Julián García Vargas—,

miembros de la ejecutiva —casi todos—, periodistas y simpatizantes. En total, unos doscientos, que

contemplaron los primeros resultados desde una pantalla gigante instalada al efecto. La noche electoral

socialista se habia iniciado antes, en la misma sede, poco después de las ocho, cuando la Cadena

SER avanzó los datos de su sondeo sobre elecciones municipales y europeas. A esa hora; el teórico núme-

ro tres del partido, José María Benegas, calificó los resultados obtenidos por Ja lista que encabeza

Fernando Moran como «magníficos» y resaltó «la amplia victoria del PSOE en las principales capitales».

En cuanto a la pérdida de la mayoría absoluta en las prin-ciaples capitales a las que hacía referencia, dijo

que era hasta cierto punto previsible por lo exiguas que eran esas mayorías. Vaticinó, finalmente, que

estas ciudades importantes «volverán a tener alcalde socialista, quizá —dijo— con la excepción de

Córdoba». Fernando Moran acudió a la calle Ferraz, una vez que Alfonso Guerra anunció los resultados

europeos y destacó, sobre todo, la«triple victoria del pueblo, de la democracia española y del Partido

Socialista» La pérdida de escaños por parte del PSOE, respecto a las generales, la achacó Moran al

sistema de proporcionalidad corregida aplicado en estos comicios. «Si hubiera habido proporcionalidad

pura —aseguró— el voto no se habría fragmentado tanto y los resultados habrían sido idénticos a los de

junio pasado.»

 

< Volver